Regresa a Ucrania el tercero de los heridos tratado en la Comunidad foral

Despedida en Zizur Mayor, por parte de voluntarios de la Fundación Enfermeras de Navarra, del herido de guerra que ha pasado su convalecencia en Navarra. - COLEGIO DE ENFERMERAS DE NAVARRA

El herido, Igor, ha sido operado en dos ocasiones y ha recibido sesiones de rehabilitación que le han permitido mejorar considerablemente la movilidad de su mano

Regresa a Ucrania el tercero de los heridos tratado en la Comunidad foral

Una expedición de la Fundación Enfermeras de Navarra (FEN) acompañó este pasado fin de semana de regreso a Ucrania al tercero de los heridos de guerra que ha sido tratado en la Comunidad foral de una lesión en su mano derecha.

El herido, Igor, ha sido operado en dos ocasiones y ha recibido sesiones de rehabilitación que le han permitido mejorar considerablemente la movilidad de su mano. Llegó a Pamplona a finales de abril, junto a otros dos compatriotas que regresaron en julio, y los tres fueron intervenidos en el Hospital Universitario de Navarra.

Tanto Igor como sus compañeros han sido atendidos durante su estancia en Pamplona por personas voluntarias de la FEN, perteneciente al Colegio de Enfermeras de Navarra, que han contado con la ayuda de la asociación Berehynia, formada por personas de origen ucraniano que residen en Navarra.

Igualmente, la convalecencia en Navarra de los tres heridos ha sido posible gracias a la acogida de la familia de Teresa Garrido, que les cedió una vivienda. Precisamente, la salida de la expedición y la despedida de Igor tuvo lugar junto a dicha vivienda situada en Zizur Mayor, donde se impuso al ucraniano un pañuelo con la imagen de San Fermín.

En la expedición viajaron también Isabel Iturrioz, presidenta del Colegio; Adriana Arregui, enfermera voluntaria de la FEN; y Olena Sohor, ucraniana residente en Navarra que actuó como traductora.

VISITA AL HOGAR 'NASH DIM'

Además de acompañar al herido, las miembros de la FEN visitaron los trabajos de reforma de un antiguo edificio municipal en Kernytsya, a 30 kilómetros de Leópolis, que se está habilitando como alojamiento con el fin acoger a un centenar de mujeres y menores desplazados de las zonas ocupadas y que también albergará un campamento de fútbol para niños de la zona. Las representantes de la Fundación pudieron comprobar que ya se ha iniciado la rehabilitación del tejado del edificio.

El grupo de personas refugiadas se encuentra ahora mismo en un centro en Skole, en la zona de los Cárpatos, que no reúne las condiciones mínimas de habitabilidad y que también fue visitado por la expedición navarra.

La rehabilitación del edificio de Kernytsya y la puesta en marcha de los campamentos de fútbol forman parte del proyecto 'Nash dim' (Nuestro hogar, en ucraniano), promovido por la Fundación Enfermeras de Navarra. Con el fin de recaudar fondos para el proyecto, la Fundación organizó el pasado 6 de octubre una cena solidaria a la que acudieron doscientas personas, el aforo completo. También organizó la venta de obras cedidas por artistas ucranianos y de cascos de combate pintados por niños de Ucrania, que estuvieron expuestos en el Condestable.

EXPOSICIÓN EN TUDELA

Precisamente, parte de estas obras, así como nuevos cascos decorados que han llegado recientemente de Ucrania, serán expuestos próximamente en el Museo Muñoz Sola de Tudela.

Regresa a Ucrania el tercero de los heridos tratado en la Comunidad foral
Comentarios