Un toro siembra el pánico en Lodosa: los agentes de la Policía Foral tuvieron que aplicar un torniquete a un herido

Foto: Policía Foral
Foto: Policía Foral

Los policías colaboraban con las asistencias que estabilizaban a otro herido cuando  tuvieron que atender a un corneado

Un toro siembra el pánico en Lodosa: los agentes de la Policía Foral tuvieron que aplicar un torniquete a un herido

Agentes de seguridad ciudadana de la Policía Foral adscritos a la comisaría de Estella-Lizarra, atendieron el pasado lunes a un herido por asta de toro en el encierro que se celebraba en la  localidad de Lodosa. Los agentes recibieron un aviso por el que se les solicitaban colaboración con  las asistencias sanitarias que estaban atendiendo a un herido por asta de toro.  

Mientras se daba cobertura a la ambulancia despejando la zona de personas con el fin de facilitar las labores a los sanitarios, los policías escucharon gritos que provenían de la plaza de toros que  alertaban de que otra persona había sido corneada y se encontraba malherida. Los agentes  localizaron a un herido siendo atendido por una mujer que estaba taponando una herida por asta de  toro en el muslo. Los policías, viendo la urgencia de la situación y sabiendo que los recursos  sanitarios estaban atendiendo a otro herido, utilizaron el material de control de sangrado que  disponían, un torniquete y un rollo de venda con agente hemostático.  

Con la autorización del personal de Cruz Roja, los policías le realizaron un torniquete al herido, que  resultó ser el director de lidia del festejo taurino, conocido como “Venturita”. Posteriormente, un  sanitario utilizó el rollo de vendaje hemostático y con la llegada de más personal estabilizaron al  herido para su traslado al hospital. 

 

 

Un toro siembra el pánico en Lodosa: los agentes de la Policía Foral tuvieron que aplicar un torniquete a un herido
Comentarios