Condenado a dos años de prisión por un delito de odio tras una ciberinvestigación de la Policía Nacional en Navarra

Foto: Investigadores del Cuerpo Nacional de Policía
Foto: Investigadores del Cuerpo Nacional de Policía

La condena se produjo gracias al seguimiento que la Policía Nacional realiza en el ciberespacio con el objetivo de detectar cualquier tipo de amenaza

Condenado a dos años de prisión por un delito de odio tras una ciberinvestigación de la Policía Nacional en Navarra

La Audiencia Provincial de Navarra ha condenado en conformidad a un hombre, residente en Navarra, a dos años de prisión y cuatro meses de multa por la comisión de un delito de discurso de odio, tipificado en el artículo 510 del Código Penal. Este tipo penal sanciona ataques que suelen ser habituales en redes sociales como la incitación, directa o indirecta, al odio, hostilidad, discriminación o violencia contra un grupo o persona, por motivos racistas o antisemitas, por ideología, religión, creencias, situación familiar, etnia, raza o nación, su sexo, orientación o identidad sexual, por razones de género, enfermedad o discapacidad. 

La condena se produjo consecuencia del seguimiento que la Policía Nacional realiza en el ciberespacio con el objetivo de detectar cualquier tipo de amenaza o actividad delictiva.

Los hechos por los que la Brigada Provincial de Información de la Jefatura Superior de Policía de Navarra comenzó la monitorización de las actividades que esta persona efectuaba en redes sociales, consistían en la realización de llamamientos recurrentes a la Guerra Santa contra el Estado de Israel. También exaltando las acciones de los grupos terroristas Hamas y Brigadas de Ezzeldine al Qasam y celebrando los atentados que se cometían en el país e incitando al odio contra los judíos. 

Para la Policía Nacional es una prioridad la modernización de los métodos de ciberinvestigación, especialmente por el compromiso de erradicar los discursos de odio en los que este cuerpo policial “ha sido pionero para combatirlos, en una sociedad democrática y moderna como es la española, por lo que las redes sociales han dejado de ser un espacio impune para diseminar y propagar el odio”.

Condenado a dos años de prisión por un delito de odio tras una ciberinvestigación de la Policía Nacional en Navarra
Comentarios