Policías y enfermeras se unen para mejorar la coordinación en las actuaciones de emergencia

Foto: Un momento de la jornada
Foto: Un momento de la jornada
A lo largo de la jornada se trataron temas tan relevantes como el atentado contra agentes de la autoridad 
Policías y enfermeras se unen para mejorar la coordinación en las actuaciones de emergencia

Este jueves se celebraron las primeras Jornadas de Seguridad y Emergencias de Navarra, organizadas por el Sindicato de Policía Foral de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF/SPF, y por la sección de enfermería de SEMES Navarra (Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias).

Ante la ausencia de formación conjunta y viendo la necesidad de mejorar la comunicación y la coordinación del personal de enfermería y policial en las numerosas intervenciones en las que participan conjuntamente,  nació este evento, que ha suscitado un gran interés entre el sector policial y sanitario, consiguiendo rozar el lleno del auditorio. 

El evento, que tuvo lugar en la Casa de Cultura María de Maeztu de Artica, contó con la colaboración del Colegio Oficial de Enfermería de Navarra y el ayuntamiento de Berrioplano, así como con el patrocinio de bodegas Otazu. 

A lo largo de la Jornada se trataron temas tan relevantes como el atentado contra agentes de la autoridad. Dentro del ámbito policial está muy interiorizada la denuncia ante una agresión  o falta de respeto, no siendo así en el sector sanitario, donde se asume y da como bueno el recibir insultos, faltas de respeto o agresiones. 

Para compartir información de primera mano se contó con la participación de  abogados penalistas. Entre las conclusiones de esta mesa está la propuesta de que el personal sanitario pueda denunciar estos hechos con su número de colegiado en vez de su nombre y apellidos, ya que como dice el código penal, estos hechos se producen en el ejercicio de sus funciones profesionales y con motivo de éstas. 

Otro de los puntos que se trataron fueron los actores intervinientes ante una urgencia sanitaria y la cadena de supervivencia: En esta segunda mesa estuvieron representados profesionales de cada uno de los  equipos de intervención ante una urgencia médica. La Policía Municipal como primer interviniente, enfermera de ASVA (Ambulancia Soporte Vital Avanzado) como parte del equipo sanitario extrahospitalario, y otra enfermera como parte del equipo sanitario hospitalario. A través de un caso de IAM, se ha trabajado la cadena de supervivencia y como gracias a la coordinación y formación de los equipos, se ha aumentado exponencialmente la supervivencia y la calidad de vida de los supervivientes. 

Sobre la intervención con pacientes violentos o agitados, una realidad que cada día está más patente, desde Policía Foral se han explicado los protocolos de actuación ante estos casos, realizando una pequeña práctica y mostrando el material empleado en estos casos. Se ha explicado como el material utilizado  protege a policías y a paciente, y como es necesario contar con un mínimo de policías en este tipo de intervenciones, ya que sólo así se puede minimizar el riesgo de lesiones en la persona sobre la que se interviene, así como en el propio equipo de policías intervinientes. 

Por otro lado, una enfermera de ambulancia de soporte vital avanzado ha expuesto las causas principales que pueden desencadenar un brote violento en una persona; el manejo de la contención verbal, farmacológica y física; la función y responsabilidad de cada uno de los intervinientes ante una persona con un brote violento, partiendo de la necesidad de presencia policial previa a la intervención de los profesionales sanitarios de extrahospitalaria. 

Para finalizar se hizo una exposición del trabajo de Policía Municipal de Pamplona en el ámbito sanitario como primeros intervinientes y la figura del interlocutor sanitario de Policía Foral, explicando la evolución de la labor sanitaria de la policía como primer interviniente, gracias a la introducción de los desfibriladores en los vehículos patrulla, la formación en el manejo de DESA, control de hemorragia, etc. y la aprobación del Decreto Foral 6/2019 en la que ya se habla de los primeros intervinientes. Está ponencia ha mostrado la adaptación constante de estos profesionales a las necesidades y nuevas realidades a las que se enfrentan en su día  a día.

Por parte de Policía Foral se ha explicado la figura del “interlocutor sanitario” y su aportación a la mejora en la comunicación entre Policía Foral y personal sanitario del Hospital Universitario de Navarra, la mejora en la atención en situaciones disruptivas, y su importante labor de registro y denuncia de las cada vez más frecuentes agresiones o faltas de respeto que sufre el personal sanitario, destacando la necesidad de este registro para poder seguir trabajando para reducir su preocupante número.

Foto: Panorámica de la sala durante el evento
Foto: Panorámica de la sala durante el evento

Policías y enfermeras se unen para mejorar la coordinación en las actuaciones de emergencia
Comentarios