Navarra registró en 2020 un 19,6% más de fallecimientos que el año anterior y se redujo la esperanza de vida

El 18% del total de fallecimientos se debió a muertes asociadas a Covid-19

Navarra registró en 2020 un 19,6% más de fallecimientos que el año anterior y se redujo la esperanza de vida

Navarra registró en 2020 el fallecimiento de 6.662 personas, un 19,6% más que el año anterior. Las muertes debidas al Covid-19 o sospechosas de ser por Covid-19 representaron el 18% del total de los fallecimientos, según datos del Instituto de Estadística de Navarra.

En números absolutos se registraron 1.094 defunciones más en 2020. El 50,2% de los decesos correspondieron a varones (3.345) y el 49,8% restante a mujeres (3.317).

La tasa bruta de mortalidad se situó en 10,1 defunciones por cada 1.000 habitantes, un punto y seis décimas superior a la registrada el
año anterior.

La esperanza de vida al nacimiento alcanzó en los hombres los 81,4 años y en las mujeres se situó en 86,3 años, lo que implica una
pérdida respecto al año anterior de 0,37 años en el caso de los hombres y de 0,45 años en el de las mujeres.

Además, de acuerdo a las condiciones de mortalidad de 2020, una persona que alcanzara los 65 años en 2020 esperaría vivir, de media,
19,5 años más si es hombre y 23,4 más si es mujer, implicando una pérdida de 0,42 años en el caso de los hombres y de 0,37 en el de
las mujeres respecto al año anterior.

Las principales causas de muerte durante el año 2020, clasificadas por grandes grupos de enfermedades, fueron los tumores (23,9%) y las enfermedades del sistema circulatorio (21,4%).

Las enfermedades infecciosas, que incluyen Covid-19 identificado o sospecha de Covid-19, fueron la tercera causa de muerte (18,5% del total). El 81,2% de las defunciones de este grupo correspondió a Covid-19 identificado y el 14,5% a la sospecha de Covid-19.

En total, en el año 2020 hubo 1.002 fallecimientos cuya causa de muerte fue Covid-19 identificado y 179 personas murieron con sospecha de Covid-19 por tener síntomas compatibles con la enfermedad. Estas dos causas de muerte relacionada con el Covid-19 fueron incorporadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) a la Clasificación
Internacional de Enfermedades (CIE-10) en marzo de 2020.

La variación del número de fallecimientos por Covid-19 presentó distinta tendencia a lo largo del año 2020. Durante los meses de enero y febrero no se certificó ninguna muerte por Covid-19. La mayoría de las defunciones ocurrieron durante los meses de marzo y abril, representando el 57,7% del total de defunciones por esta causa.

Fallecieron 572 hombres y 609 mujeres. Los decesos se concentraron en edades avanzadas. El 92,6% de los fallecidos por Covid-19 tenía 70 o más años.

Volviendo a los datos generales de fallecimientos, en el caso de los hombres, si se compara el año 2020 con el periodo 2017-2019, los descensos más significativos se dan en las muertes por tumores y por enfermedades del sistema circulatorio, decesos que descienden 4,7 y 4,4 puntos, respectivamente. Por el contrario, destaca el aumento de 16,6 puntos de las muertes por enfermedades infecciosas y parasitarias.

En las mujeres, descienden las muertes causadas por enfermedades del sistema circulatorio, 6 puntos menos que en el periodo anterior, y por enfermedades del sistema respiratorio, 3,7 puntos menos. El aumento más significativo se da en las muertes debidas a enfermedades infecciosas y parasitarias (18 puntos).

En la última década, los tumores y las enfermedades del sistema circulatorio son las dos primeras causas de defunción, tanto en hombres como en mujeres. En el caso de los hombres, los tumores son responsables de 302,3 defunciones por cada 100.000 habitantes y las enfermedades del sistema circulatorio han causado la muerte de 218,3 de cada 100.000 hombres. Para las mujeres, también ocupan el primer lugar los tumores con 160,5 decesos por 100.000 mujeres y las enfermedades del sistema circulatorio, el segundo con 139,8 decesos por cada 100.000 mujeres.

El tercer grupo con mayor incidencia en las causas de mortalidad para ambos sexos es el de enfermedades infecciosas y parasitarias, con una tasa de 193,4 defunciones por cada 100.000 hombres, mientras que entre las mujeres esta cifra se sitúa en 124,6 decesos por 100.000 personas.

Las enfermedades del sistema respiratorio ocupan el cuarto lugar entre las de mayor incidencia en el caso de los hombres y el quinto para las mujeres. La tasa de mortalidad en los hombres por este motivo es 2,6 veces mayor que la de las mujeres, con tasas de 99,3 y 38,8 muertes por cada 100.000 hombres y mujeres respectivamente.

La tasa de mortalidad por enfermedades del sistema circulatorio en hombres presenta un descenso de 19,7 puntos en el año 2020 con respecto al periodo anterior (2017- 2019) y en el caso de las mujeres, las enfermedades del sistema respiratorio descienden 16,8 puntos. Cabe destacar el ascenso de las defunciones debidas a enfermedades infecciosas y parasitarias tanto en hombres como en mujeres, 182,7 y 116,6 puntos, respectivamente.

Aunque las principales causas de muerte son las mismas para hombres y mujeres, las tasas masculinas son más altas. Las causas con mayor sobremortalidad masculina fueron las enfermedades del sistema respiratorio con una relación de 2,6 muertes de hombres por cada mujer fallecida por dicha causa y los síntomas, signos y hallazgos anormales clínicos y de laboratorio con una relación de 2,4 muertes de hombres por cada mujer.

A nivel más detallado, el Covid-19, del grupo de enfermedades infecciosas, fue la causa de muerte más frecuente en el año 2020. Por detrás se situaron las enfermedades cerebrovasculares con 336 defunciones y el alzhéimer con 320.

En las principales causas de muerte por edad, cinco de cada diez menores de 15 años fallece debido a lo que se denomina "resto de causas". Dentro de éstas destacan los decesos por afecciones originadas en el periodo perinatal y malformaciones congénitas y anomalías cromosómicas.

Las causas principales de defunción entre la población de 15 a 39 años son las causas externas de mortalidad que agrupan el 46,2% de las defunciones. Este porcentaje se eleva al 52,8% en el caso de los jóvenes varones y se reduce al 31,3% en el caso de las mujeres.

Casi la mitad de los fallecimientos del año 2020 de las personas que tienen entre 40 y 64 años es por tumores, en concreto el 48,8%, porcentaje que se eleva al 58,5% en el caso de las mujeres y se reduce al 43,4% en los varones.

En las personas mayores de 64 años, las principales causas de muerte se deben a enfermedades del sistema circulatorio (el 22,3%) y a tumores (el 21%). En el caso de los hombres de 65 o más años la principal causa de muerte son los tumores (25,8%) mientras que para las mujeres de estas edades son las enfermedades del sistema circulatorio (23,6%).

Los centros hospitalarios (50,3% del total) son el lugar en el que se producen principalmente las defunciones, pero respecto a años anteriores, en 2020 aumentó el número de fallecidos en residencias socio-sanitarias pasando de representar el 13,5% de las defunciones en el año 2019 al 16,4% en 2020.

 

Navarra registró en 2020 un 19,6% más de fallecimientos que el año anterior y se redujo la esperanza de vida
Comentarios