La plataforma No Línea Alta Tensión rechaza líneas de evacuación de dos proyectos en Zaragoza

Así está la torre de alta tensión
Así está la torre de alta tensión
La plataforma asegura que las líneas de alta tensión 400 kV asociadas a los proyectos de centrales eólicas y fotovoltaicas junto al límite de Zaragoza con Navarra supondrían la colocación de 618 torretas de 70 metros de altura y cuatro circuitos, a través de 244 km de distancia
La plataforma No Línea Alta Tensión rechaza líneas de evacuación de dos proyectos en Zaragoza

La plataforma No Línea Alta Tensión-Autopista Elektrikorik Ez ha expresado este jueves su rechazo a las líneas de alta tensión asociadas a dos proyectos de centrales eólicas y fotovoltaicas promovidos por Forestalia en Zaragoza, en el límite con Navarra.

Esta plataforma, que agrupa a ayuntamientos de Navarra, Álava, Guipúzcoa y Vizcaya, ha señalado que la remisión a los consistorios de la tramitación de los dos proyectos y su publicación en el BON, y sus líneas de evacuación asociadas, coincidiendo en el tiempo con el de la línea 400 kV Itxaso-Castejón/Muruarte de REE, "es un despropósito sin precedentes" que constituye "una grave amenaza no sólo para el medio ambiente, sino para el futuro de los municipios que atraviesa".

Así lo ha afirmado el portavoz de la plataforma, Alberto Frías, en una rueda de prensa. Allí ha asegurado que las líneas de alta tensión 400 kV asociadas a los proyectos de centrales eólicas y fotovoltaicas junto al límite de Zaragoza con Navarra supondrían la colocación de 618 torretas de 70 metros de altura y cuatro circuitos, a través de 244 km de distancia. Cuenta con un trazado que tras entrar en Navarra por Carcastillo atraviesa 32 municipios en Navarra hasta Alsasua, para después dividirse en dos, uno con destino Vitoria afectando a ocho municipios en Álava, y otro hasta Gatika atravesando siete en Guipuzcoa y 12 en Bizkaia.

Respecto de la planificación energética, la plataforma ha afirmado que "este proyecto ni viene contemplado en el período 2015-2020, ni consta en la documentación recibida que venga recogido en la pendiente de aprobación para 2021-2026". En este sentido, "la afirmación del promotor referida al hecho novedoso de que se pretende configurar por primera vez las líneas de evacuación como verdaderas líneas de transporte de titularidad privada contradice además la ley del Sector Eléctrico que otorga a REE SA la función de gestor transportista único en régimen de exclusividad".

Desde la plataforma han lamentado además que "el trazado en Navarra discurre en paralelo con el de la línea Itxaso Castejón / Muruarte, lo que no ha sido óbice para que en ninguno de los dos proyectos se analicen los efectos acumulativos y sinérgicos de ambas infraestructuras".

Ante esta situación, los ayuntamientos que forman parte de esta plataforma ya han remitido escritos a las delegaciones del Gobierno, donde además de oponerse a la autorización administrativa, solicitan la prórroga del período de alegaciones, la suspensión de la tramitación de la solicitud de Declaración de Impacto Ambiental por "deficiencias sustanciales en el Estudio de Impacto Ambiental sometido a información pública" y la ampliación de información en referencia a la planificación energética.

Según la plataforma, los nuevos proyectos de Forestalia "hacen inaceptable no ya sólo sus denominadas líneas de evacuación, en realidad auténticas redes de transporte en aparente fraude de ley, sino también la línea Itxaso-Castejón/Muruarte de REE SA, ya que la suma de afecciones multiplica sus impactos convirtiéndolos en críticos e inasumibles". Escenario que a juicio de esta plataforma "debería obligar tanto al Gobierno foral como al autonómico vasco a unirse a los municipios afectados mostrando su oposición frontal y sin ambages a estos proyectos".

"El desarrollo de las energías renovables no puede venir en ningún caso unido a la renuncia de la regulación de espacios y especies protegidas, ya que abortaría el trabajo desarrollado durante los últimos treinta años para la protección de nuestro territorio. Nos encontramos ante el intento de reinstaurar una especie de derecho de pernada sobre el territorio, ahora de carácter energético, con manto verde renovable y que se pretende financiar con los fondos públicos post-pandemia", ha añadido.

En Navarra, según la plataforma, los ayuntamientos afectados son los de Carcastillo, Cáseda, Gallipienzo, Murillo el Fruto, Ujué, Pitillas, Beire, Olite, Tafalla, Artajona, Añorbe, Enériz, Adión, Muruzábal, Uterga, Legarda, Zizur, Olza, Iza, Arakil, Irañeta, Uharte Arakil, Arruazu, Lakunda, Arbizu, Etxarri Aranatz, Bakaiku, Iturmendi, Urdiain y Alsasua.

La plataforma No Línea Alta Tensión rechaza líneas de evacuación de dos proyectos en Zaragoza
Comentarios