Navarra es la segunda comunidad con menor tasa de discapacidad, con el 8%

Presentado el II Informe sobre la Discapacidad en Navarra

Navarra es la segunda comunidad con menor tasa de discapacidad, con el 8%

Navarra es una de las comunidades con menor tasa de discapacidad en España, con un 8%, "síntoma de la buena salud de la sociedad navarra", ha señalado la consejera de Derechos Sociales del Gobierno foral, Mari Carmen Maeztu, quien ha presentado el II Informe sobre la Discapacidad en Navarra, elaborado por el Observatorio de la Realidad Social, que también pone de manifiesto que la brecha de género se ha reducido considerablemente entre las personas cuidadoras al duplicarse la presencia de hombres respecto a 2008, pasando del 18,1% de hombres cuidadores en aquel año al 37,9% en 2021.

Estas son dos de las principales conclusiones extraídas del informe, en cuya presentación la consejera ha estado acompañada por Luis Campos, director general del Observatorio de la Realidad Social de Navarra, y Víctor Iraceburu, técnico del citado Observatorio.

Según ha manifestado Maeztu, los datos que se han presentado "son positivos y ponen en relieve la buena salud de la sociedad navarra, pero también el empeño del Gobierno de Navarra por aumentar el número de prestaciones y servicios para las personas con discapacidad, con la mirada puesta en mejorar la calidad de vida de este colectivo".

AUMENTA EL NÚMERO DE PERSONAS CON DISCAPACIDAD

Según los datos recogidos en el informe, a finales de 2021 había en Navarra un total de 35.765 personas que tenían un grado de discapacidad superior o igual al 33%, lo que supone un crecimiento del 2,8% en el número de personas con discapacidad respecto al año anterior o, dicho de otro modo, 991 personas más que en 2020.

Detalladamente, se muestra que los hombres son mayoría, siendo un 53,5% del total, el 69,5% de las personas presenta una discapacidad de tipo física, mientras que el 41,2% tiene un grado de discapacidad entre el 33% y el 44%. Así como en el informe de 2020 el grupo de edad donde más personas con discapacidad había era el de 45-64 años, en 2021 fue el de 60-79 años, con 36,6% del total. Por último, la mayor parte de las personas con discapacidad se encuentra en Pamplona y Comarca (59,5%), y el 25,9% de las personas con discapacidad tienen reconocida también la dependencia.

Además de estos datos, provenientes de los registros administrativos del Gobierno de Navarra, el informe recoge también los datos extraídos de la Encuesta de Discapacidad, Autonomía personal y Situaciones de Dependencia (EDAD) realizada por el Instituto Nacional de Estadística, una encuesta que no se realizaba desde 2008.

Uno de los aspectos más destacables de la EDAD es la comparativa que realiza de la tasa de discapacidad resultante por las diferentes autonomías, en la que se observa que Navarra es una de las comunidades con menor tasa de España. Concretamente, con un 8% sobre el total de la población, es la segunda comunidad que menos tasa de discapacidad tiene, por debajo de las Islas Baleares. La tasa media en España es del 9,7%.

Por otro lado, dentro del colectivo de personas con discapacidad, más de la mitad de la población (51,4%) declaró más de una discapacidad, frente al 48,6%, con solo una, y 2 de cada 10 personas (19,7%) valoraron su estado de salud como muy malo o malo.

En cuanto a los tipos de discapacidad, la EDAD recoge que los problemas de movilidad son el tipo más habitual de discapacidad (53,9%), seguido de dificultades en relación a la vida doméstica (44,1%). En relación a esto, más de un tercio (36,1%) de los hogares con discapacidad declararon presencia de barreras y 3 de cada 4 personas reciben algún tipo de ayuda en su día a día.

Otro dato llamativo que recoge la EDAD es el relativo a las personas cuidadoras, donde destaca el fuerte incremento de la presencia de los hombres en los 12 años transcurridos entre 2008 -año en que se realizó la anterior EDAD- y 2020. En Navarra, la presencia masculina creció casi 20 puntos porcentuales (del 18,1% al 37,9%). Dicho de otro modo, en 2020, 4 de cada 10 personas cuidadoras ya eran hombres, reduciéndose así la brecha de género existente en este ámbito de los cuidados.

Asimismo, la encuesta refleja que el 36,5% de las personas cuidadoras se encarga de su hijo con discapacidad; el 26,6% lo hacen de su cónyuge o pareja; el 12,9% cuida de otro familiar y el 11,2% se encarga de su padre o madre.

CRECEN LAS VALORACIONES

En 2021, se realizaron un total de 5.015 valoraciones de discapacidad, lo que supone un aumento del 14% respecto a las valoraciones realizadas en 2020 (4.400) y un incremento exponencial del 54,4% respecto a 2015, cuando se realizaron un total de 3.248 valoraciones. El plazo medio de valoración de discapacidad también vio reducido en 2021 hasta el mínimo de todo el periodo comprendido entre 2015 y 2021, siendo de 4,7 meses de media, medio mes menos de espera que en 2020 y 2,3 meses menos que en 2016.

Por otro lado, el conjunto de prestaciones y servicios que reciben las personas con discapacidad en Navarra se ha visto fortalecido y ampliado, creciendo un 4,19% de 2020 (19.417) a 2021 (20.232) y un 19,2% respecto a 2015 (16.965).

Respecto a las prestaciones, la principal ayuda es la destinada a la atención residencial de las personas con enfermedad mental. Desde 2015, ha sido la prestación más numerosa al superar en cinco de los últimos siete años el 50% del total de las prestaciones. En 2021, supuso el 55,5% del total. La segunda es la prestación para la atención residencial destinada a las personas con discapacidad, que en 2021 supuso el 33,3% del total de las prestaciones.

DISMINUYE LA POBREZA EN LA DISCAPACIDAD

Por segundo año consecutivo, el informe calcula las tasas de pobreza para las personas con discapacidad y las compara con las del resto de la población en Navarra, tomando como referencia los datos de 2020. Así, uno de los aspectos más llamativos es la reducción de las situaciones de pobreza relativa y severa entre el colectivo de personas con discapacidad en comparación con 2019, una consecuencia debida a la efectividad de los sistemas de protección social que consiguen mitigar la pobreza.

Concretamente, el porcentaje de personas en situación de pobreza relativa ha disminuido en 2020 (18,4%) respecto a 2019 (20,5%), y lo mismo ha ocurrido con el número de personas en situación de pobreza severa: 6,7% en 2020 frente al 9% en 2019, añade el estudio.

De igual manera, también se muestra una situación menos gravosa para este colectivo en comparación con la población sin discapacidad, entre la cual un 21,6% se encontraba en 2020 en situación de pobreza relativa y un 11,7% en situación de pobreza severa.

ACTIVAS LABORALMENTE

La principal dificultad ante el empleo entre la población con discapacidad se encuentra en su situación frente a la inactividad laboral. Según los últimos datos, correspondientes a 2020, únicamente tres de cada 10 personas con discapacidad en Navarra estaban ocupadas o recibían la prestación por desempleo. Por otra parte, solo un 8,1% de la población inactiva lo era por tener reconocida una incapacidad permanente.

El informe muestra cómo a lo largo de los últimos años el porcentaje de la población activa con discapacidad ha estado por debajo del 40%. De hecho, el de 2020 fue el porcentaje menor de los últimos años, un dato en el que tiene una consecuencia directa el impacto de la pandemia de COVID-19 en el empleo.

La consejera Maeztu ha destacado "la buena marcha del desarrollo del Plan de Discapacidad" y ha puesto en valor la aprobación de la Ley Foral de Atención a las Personas con Discapacidad y Garantía de sus Derechos, "un gran hito de esta legislatura". "Tras un amplísimo proceso de participación social, va a ser la primera ley integral en Navarra, y una ley pionera en el conjunto de España, que viene a reforzar los derechos de los miles de personas con discapacidad y sus familias", ha concluido.

Navarra es la segunda comunidad con menor tasa de discapacidad, con el 8%
Comentarios