Covite registra 282 actos de apoyo a ETA en 2021, 53 en Navarra

Afirman que el número de 'ongi etorris' "es el más bajo de los últimos cuatro años", un total de 5 en todo el país

Covite registra 282 actos de apoyo a ETA en 2021, 53 en Navarra

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) ha documentado un total de 282 actos de apoyo a ETA a lo largo de 2021 en su Observatorio de la Radicalización, un espacio en la web del colectivo en el que se registran "todos los actos relacionados con la radicalización violenta en el ámbito del terrorismo de ETA". Del total de los actos realizados, 53 han tenido lugar en Navarra, 97 en Guipúzcoa, 94 en Vizcaya, 20 en Álava, 5 en Cataluña, 1 en Madrid, y 12 en el País Vasco francés.

Según ha trasladado el colectivo en una nota de prensa, el número de actos de "apoyo explícito a ETA y a sus terroristas" ha aumentado un 46% con respecto a 2020, año en que registró un total de 193 actos de apoyo a ETA.

EL NÚMERO "MÁS BAJO" DE 'ONGI ETORRIS' DESDE 2016

"No obstante, Covite se felicita de que el número de 'ongi etorris' a presos de ETA documentados haya sido el más bajo desde que empezaron con el observatorio de radicalización, a finales de 2016, habiendo registrado solo 5 'ongi etorris' a lo largo de 2021", han subrayado.

El colectivo ha atribuido esta "notable disminución de los 'ongi etorris'" a su "labor constante de documentación y denuncia pública de este tipo de actos humillantes e indignos, que ha dado como resultado el rechazo de la mayoría de la sociedad vasca, navarra y española a los 'ongi etorris', así como la condena de la mayoría de las instituciones y fuerzas políticas a los mismos, exceptuando a EH Bildu".

Desde Covite han asegurado "que incluso antes de la declaración que el EPPK formuló el 30 de noviembre renunciando a hacer más 'ongi etorris' públicos, la izquierda abertzale ya no tenía más remedio, desde hacía tiempo, que realizar este tipo de actos prácticamente en la clandestinidad".

En palabras de la presidenta de Covite, Consuelo Ordóñez, aunque no hayan "conseguido ganar la batalla judicial, han "ganado la batalla social, que es incluso más importante". "Hemos logrado que la izquierda abertzale esté totalmente sola en la defensa de los 'ongi etorris', sin la comprensión ni la defensa de ningún otro sector social y político. Han recibido tanta presión que no les ha quedado otro remedio que renunciar a hacerlos en público, como aseguró el EPPK el pasado 30 de noviembre", ha añadido.

No obstante, Covite ha advertido de que "todavía hay sectores en la izquierda abertzale que se resisten a dejar de honrar públicamente a los asesinos de ETA", razón por la que el Colectivo "seguirá documentando y denunciando todos los 'ongi etorris' que se produzcan en 2022, si se producen, por mucho que Otegi diga que esos actos no tienen nada que ver con la izquierda abertzale, lo cual es mentira, puesto que nunca han condenado la celebración de este tipo de actos y hasta hace bien poco los publicitaban e incluso organizaban".

Respecto a la tipología del resto de actos de apoyo a ETA registrados en el Observatorio de Radicalización en 2021, 158 han sido de aparición de pintadas y pancartas de ensalzamiento explícito a ETA y a sus presos; 59 han sido de manifestaciones en las que se ha reclamado la amnistía -que no el acercamiento a cárceles vascas- de los etarras presos; 25 de homenajes públicos a etarras muertos; 5 fiestas populares celebradas específicamente para enaltecer a ETA u hostigar a la Guardia Civil, como el 'Ospa eguna' en Alsasua, el 'tiro al facha' en Etxarri Aranatz o el 'Gudari eguna'; y los 30 actos restantes se han encuadrado en la categoría de 'Otros', ya que no han podido clasificarse en ninguna de las categorías anteriores.

Un ejemplo de "otros actos" serían las "cenas navideñas en la vía pública con fotos de etarras presos", para "simbolizar que no pueden cenar con sus familiares en Nochebuena por estar presos".

El tipo de acto "que más ha aumentado" con respecto a 2020 ha sido el de la aparición de pintadas y pancartas "que ensalzan a ETA y a sus presos", concretamente un 93% con respecto a 2020, año en que se registraron 82.

Covite ha advertido de que, "pese a la buena noticia de la práctica erradicación de los 'ongi etorris', la defensa y legitimación pública del terrorismo etarra en las calles de Euskadi y de Navarra no está lejos de desaparecer, ni mucho menos".

En este sentido, el colectivo "ha lamentado que pese a que el fenómeno de la radicalización violenta ultranacionalista en el País Vasco y en Navarra no disminuye, las instituciones continúan sin tratar este asunto con la seriedad y la urgencia que merece".

Ordóñez ha recriminado a las autoridades que los esfuerzos de prevención de radicalización, incluido el Plan Nacional de Prevención, "se hayan centrado durante todos estos años en el yihadismo y hayan ignorado el principal foco de radicalización que teníamos y tenemos en España, que es el ultranacionalismo vasco existente en Euskadi y Navarra". "Las políticas públicas de desradicalización y de prevención de la radicalización violenta abertzale brillan por su ausencia", ha indicado.

Covite también ha subrayado que, "pese a que los 'ongi etorris' (sin duda los actos más humillantes para las víctimas) hayan disminuido notablemente, eso no significa que la izquierda abertzale haya condenado su pasado de complicidad con ETA y haya realizado el recorrido ético necesario para contribuir a la consolidación de la paz y la convivencia en libertad en Euskadi y Navarra".

"EH Bildu habrá podido renunciar a realizar más 'ongi etorris' públicos, pero lo ha hecho sin condenarlos y sin haber renunciado a continuar con la transmisión del odio hacia todo aquel que no comparta el pensamiento fanático de la izquierda abertzale. Si han dejado de hacerlos es porque no les ha quedado otro remedio por la presión social y política que han recibido, no porque hayan hecho una reflexión ética al respecto", han manifestado desde Covite.

En este sentido, el Colectivo ha censurado que "el culto al terrorista siga siendo el pan de cada día en nuestras calles en forma de pintadas, pancartas, manifestaciones y fiestas populares debido a la inacción de las instituciones y a la pasividad de la Justicia".

Consuelo Ordóñez ha recordado que "las calles y los espacios públicos en Euskadi y Navarra siempre han sido un escaparate de las reivindicaciones de la izquierda abertzale, y todavía hoy lo son".

"Centenares de jóvenes están creciendo con la idea de que los etarras son héroes. Reivindicar la amnistía para quienes están en la cárcel por crímenes gravísimos podrá ser legal, pero es un claro síntoma de anormalidad moral y democrática. ¿Acaso vemos en Francia a cientos de personas en las calles pidiendo la excarcelación de terroristas yihadistas?", ha planteado Ordóñez.

Para Covite, "quienes más han contribuido a esta radicalización violenta son los líderes de la izquierda abertzale, que llaman 'presos políticos' a los asesinos de nuestros familiares y 'refugiados políticos' a los etarras prófugos de la justicia". "No nos vamos a acostumbrar nunca a estas provocaciones de los portavoces de la izquierda abertzale", han concluido.

Covite registra 282 actos de apoyo a ETA en 2021, 53 en Navarra