En Navarra hay 25.000 viviendas vacías y más de 350 desahucios al año, según denuncia un sindicato

Foto: un momento de la rueda de prensa ofrecida por ELA
Foto: un momento de la rueda de prensa ofrecida por ELA
En Navarra hay 25.000 viviendas vacías y más de 350 desahucios al año, según denuncia un sindicato

Un informe elaborado por el Gabinete de Estudios de ELA 'El problema de la vivienda en Hego Euskal Herria: diagnóstico y alternativas' presentado hoy por Aitor Murgia, autor y miembro del Gabinete de Estudios, y Saioa Urriza, responsable comarcal, deja en evidencia la grave situación de la vivienda en Navarra y detalla las propuestas del sindicato en este ámbito.

En Navarra hay decenas miles de personas, sobre todo mujeres, jóvenes y personas que no pueden acceder a una vivienda, ya que la vivienda es concebida como un elemento de especulación y no como un bien de necesidad. En la rueda de prensa ofrecida hoy por ELA se ha presentado el informe donde además del diagnóstico de la situación de la vivienda en Navarra, se detallan las propuestas del Sindicato en este tema.

Aitor Murgia, por su parte, ha destacado la carestía tanto de la vivienda de alquiler como la de la que está en venta. Mientras que la renta media de alquiler se encuentra en torno a 1.000 euros en Pamplona, el precio de la vivienda en compraventa es superior a los 1.500 euros por metro cuadrado en todo Navarra. “El colectivo que más está sufriendo estos altos precios es el de los jóvenes, donde la edad media de emancipación ha superado los 30 años”. “Después de la crisis del 2008 las condiciones de financiación por parte de los bancos se han endurecido y la necesidad de ahorra en un contexto de precariedad laboral expulsa a muchas personas de poder comprar una casa”. Además, para Murgia,“es inadmisible que haya en nuestro territorio más de 25.000 viviendas vacías y más de 350 deshaucios al año”. 

Entre las cuestiones abordadas en el documento se encuentra también la turistificación, que además de encarecer los alquileres, está desplazando a los residentes de sus barrios, así como los efectos aún más graves que tienen que soportar las mujeres, la situación de las personas sin hogar o la discriminación a la que en muchas ocasiones se ven sometidas las personas migrantes.

Ante esta realidad, Saioa Urriza ha señalado que las propuestas de ELA pasan por “garantizar por ley el derecho subjetivo a la vivienda, impulsar el alquiler frente al modelo de compra-venta, la limitación de los precios del alquiler, obligar a destinar las viviendas desocupadas a alquiler, paralizar los desahucios, la limitación y control de las viviendas turísticas y aumentar el gasto público en vivienda al 2% del PIB, ya que Navarra está a la cola europea en dotaciones presupuestarias para vivienda: mientras que la media europea es del 0,6% del PIB, aquí se destina el 0,29%. En definitiva, entender la vivienda como un bien social y no como un bien especulativo”. Además, Urriza ha presentado la campaña que el sindicato ha puesto en marcha sobre la problemática de la vivienda, tema central en ELA.

 

En Navarra hay 25.000 viviendas vacías y más de 350 desahucios al año, según denuncia un sindicato