La Guardia Civil interviene una tortuga “Boba”, un caparazón de tortuga y la piel de una serpiente Boa

Foto: GC
Foto: GC
Los restos de estos reptiles, en peligro de extinción, se encontraban naturalizados, en un almacén destinado a la venta de piezas de antigüedad a través de internet 
La Guardia Civil interviene una tortuga “Boba”, un caparazón de tortuga y la piel de una serpiente Boa

La Guardia Civil de Navarra ha intervenido una tortuga “Boba”, un caparazón de tortuga “Carey” y la piel de una serpiente Boa “constrictor” los cuales se encontraban naturalizados.

Los agentes se encontraban supervisando el desalojo de un almacén destinado a la venta de piezas de antigüedad a través de internet, cuando entre parte del mobiliario se localizaron los restos de estos reptiles, tres especímenes de los cuales el propietario carecía de documentación para las mismas.

Los especímenes hallados están incluidos en los listados recogidos en los Apéndices del Convenio Internacional de Especies Protegidas de Fauna y Flora Silvestre (Cites). El fin de este convenio y en especial de su Apéndice I es velar para que el comercio internacional de especies no constituya una amenaza para la supervivencia de las especies, en especial aquellas en mayor grado de peligro de  extinción.

Por estos hechos se han levantado las preceptivas actas de denuncia por la comisión de infracciones a la Ley Orgánica 12/1995 en materia de contrabando y se han intervenido los especímenes para que la Autoridad científica sea quien identifique y valore los reptiles incautados.

La Guardia Civil interviene una tortuga “Boba”, un caparazón de tortuga y la piel de una serpiente Boa
Comentarios