SOLIDARIDAD

Cómo ayudar a las familias ucranianas

Foto: Un niña, afectada por la Guerra en ucrania. Imagen por Aldeas Infantiles
Foto: Un niña, afectada por la Guerra en ucrania. Imagen por Aldeas Infantiles
En cifras, el pasado junio se estimaba que Navarra había acogido alrededor de 1.750 personas de procedencia ucraniana que ansiaban una huída urgente.
Cómo ayudar a las familias ucranianas

Desde el estallido de la guerra, el objetivo principal de los países de la Unión Europea es mantener a las familias de origen ucraniano unidas y velar por los derechos de los niños y niñas no acompañados. Llegados a este punto, toda ayuda económica es bienvenida, pero es fundamental que los canales que actúan como intermediarios sean fiables.

 

Si algo provocan los conflictos armados es una privación integral de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Un contexto bélico en el que ahondan las muertes y violaciones, así como la trata de personas y la venta de órganos en las fronteras. Ante esta tesitura, muchas familias europeas sintieron la necesidad de hacer una donación dineraria o acoger inmediatamente a miembros de la población ucraniana en sus hogares tras la irrupción de la guerra de Ucrania. En cifras, el pasado junio se estimaba que Navarra había acogido alrededor de 1.750 personas de procedencia ucraniana que ansiaban una huída urgente.

Desde Aldeas Infantiles SOS aconsejan la aportación económica como el mecanismo más directo para colaborar con ellos a nivel particular desde España. Se trata de una organización internacional privada, sin ánimo de lucro, dedicada a la ayuda a la infancia. Actualmente, está impulsando una campaña de captación de fondos para continuar atendiendo la emergencia en Ucrania y en los países donde llegan los refugiados y desplazados. En detalle, las donaciones de 25 euros se destinan a ropa de abrigo y calzado para los más pequeños; las de 50 euros, a atención psicológica a las familias; y, las de 80 euros, a un pack de ayuda básica en productos y servicios esenciales durante dos semanas. 

Para quienes se preguntan cómo pueden colaborar con la causa, en Aldeas Infantiles SOS destinan todas las donaciones íntegramente a los equipos de la organización distribuídos en los distintos países que atienden la emergencia en el terreno. Pequeñas aportaciones que marcan la diferencia a la hora de impulsar su Plan de Respuesta de Emergencia con el que ya ha atendido a miles de personas en Ucrania proporcionando ayuda humanitaria, apoyo educativo, asistencia emocional y servicios de fortalecimiento familiar. 

Consolidada en España desde 1967, tiene presencia en 138 países y su labor se centra en el desarrollo del niño hasta que se convierte en una persona autosuficiente e integrada en la sociedad. En detalle, la organización ha actuado en primera línea, atendiendo a más de 35.000 personas afectadas y acogiendo a 2.147 refugiados en distintos países europeos. Además, desde Aldeas Infantiles SOS han creado equipos móviles de atención psicosocial y programas de apoyo para familias de acogida en cinco regiones ucranianas. En concreto, tres centros sociales en Uzhgorod, Chernihiv y Dnipro; y, dos equipos móviles en Lviv y Zakarpattia. 

 

La organización trabaja en Ucrania desde hace 19 años con niños y familias en situación de vulnerabilidad y exclusión social. En estos momentos, interviene en las regiones de Kiev y Lugansk, tanto en la zona controlada  como no controlada por el Gobierno, mediante Programas de Prevención y Fortalecimiento Familiar, dirigidos a mejorar las condiciones de vida de las familias en situación de riesgo y evitar la separación de los miembros. Unas líneas de actuación definidas que permiten a la corporación actuar con rapidez y autonomía. 

Cómo ayudar a las familias ucranianas