La Plaza Consistorial volverá a ser epicentro de las fiestas con la despedida de la comparsa y el Pobre de Mí

Foto: José Ángel Ayerra
Foto: José Ángel Ayerra

La Corporación municipal saldrá en cuerpo de ciudad por tercera vez estas fiestas para participar en la Octava de San Fermín

La Plaza Consistorial volverá a ser epicentro de las fiestas con la despedida de la comparsa y el Pobre de Mí

Las fiestas de San Fermín finalizan mañana jueves. Último día de fiestas con citas tradicionales como la Octava de San Fermín, la despedida de la comparsa de Gigantes y Cabezudos o el Pobre de Mí y con otros eventos que se están consolidando como la kalejira de las culturas. El 14 de julio será el día también para aprovechar los últimos coletazos de los espacios infantiles de Menudas Fiestas, Juego Rejuego o Sport Kids, las últimas carreras con el torico de fuego o los últimos conciertos y bailes. 

Tras el último encierro de fiestas que protagonizarán los toros de Miura, tiempo para la comparsa de Gigantes y Cabezudos que saldrá, como todos los días, a las 9.30 horas. Desde el Palacio de Ezpeleta en la calle Mayor se dirigirán a la Plaza Consistorial, donde se unirán al desfile de la Octava. Acompañarán en cuerpo de ciudad a la Corporación municipal, a partir de las 10.45 horas. A las 11 horas, se oficiará la función religiosa en la capilla de San Fermín.

Las Octavas, incluida la de San Fermín, tienen su origen en el sínodo diocesano de Pamplona, convocado por el obispo Miguel Périz de Legaria en 1301. Aunque la festividad de San Fermín era antigua, a partir de este sínodo se hizo obligatoria y se añadió la Octava. La primera referencia de la participación del Ayuntamiento data de julio de 1689. Próximas las fiestas, la ciudad se encontraba de luto por la muerte en febrero de la reina María Luisa de Orleáns, esposa de Carlos II el Hechizado. En esa situación era obligada la suspensión de toros, fuegos y danzas. La corporación acordó, en la sesión del 5 de julio, dedicar el ahorro económico de los actos suspendidos a mejorar el culto al Patrono, estableciendo una Octava con misa cantada y sermón y encareciendo a futuras corporaciones a mantener la nueva solemnidad.

Tras la misa, la Corporación municipal retornará al Ayuntamiento de Pamplona, acompañada, entre otras, por La Pamplonesa, la comparsa de Gigantes y Cabezudos o los dantzaris municipales. Ya en la Plaza Consistorial la comparsa dedicará varios bailes a la ciudad ante la mirada de las autoridades desde los balcones del Ayuntamiento y de la ciudadanía que se reunirá en la propia plaza. A continuación, tendrá lugar la despedida de los Gigantes y Cabezudos, que dirán adiós a los niños y niñas tras nueve intensos días y tras casi tres años de ausencia en Sanfermines.

Kalejira de las culturas

Otra de las citas ya asentadas en la tradición sanferminera para el último día de fiestas en la ‘kalejira de las culturas’. La diversidad cultural de Pamplona y de los Sanfermines se hace más presente que nunca en un espectáculo colorido y folklórico en el que participan decenas de grupos y entidades de la ciudad provenientes de diferentes orígenes geográficos y culturas. La kalejira partirá en torno a las 18 horas desde la confluencia de la calle Descalzos con San Lorenzo y recorrerá diferentes calles del Casco Antiguo hasta llegar a la Plaza del Castillo en torno a las 20.30 horas.

Entre las 20.30 horas y las 21 horas, cerrarán los espacios infantiles de Sport Kids, Juego Rejuego y Menudas Fiestas, que desde el pasado 6 de julio ofertan actividades para diferentes edades, atracciones, ocio sostenible y un acercamiento a más de una docena de prácticas deportivas. A las 21.45 horas, el torico de fuego saldrá por última vez desde la cuesta de Santo Domingo para forzar bonitas carreras de ida y vuelta por la Plaza Consistorial hasta la calle Nueva.

Pobre de Mí

Y a las doce de la noche, tras la quema de la última colección de fuegos artificiales una hora antes, llegará el final de las fiestas en la Plaza Consistorial. Pamplona entonará el ‘Pobre de Mí’ y se desanudará el pañuelico rojo después de nueve días de Sanfermines. La Plaza Consistorial y otros puntos de la ciudad se llenará de velas encendidas para despedir al santo, en una medianoche emotiva donde se cantará al unísono el tradicional ‘Pobre de mí, pobre de mí, que se han acabado las fiestas de San Fermín’.

Será entonces cuando desde el balcón de la Casa Consistorial, el alcalde de Pamplona anunciará el final de los Sanfermines 2022 e invitará a la ciudadanía a esperar un año para los siguiente con el ‘Ya falta menos’ para los Sanfermines 2023. Una traca en la plaza de los Burgos y la repetición de los cánticos del ‘Pobre de Mí’ y ‘Ya falta menos’ cerrarán las fiestas de San Fermín de este año.

La Plaza Consistorial volverá a ser epicentro de las fiestas con la despedida de la comparsa y el Pobre de Mí
Comentarios