El Ayuntamiento de Pamplona se presentará como acusación popular contra los detenidos por las agresiones en la calle Curia

El alcalde de Pamplona Enrique Maya
El alcalde de Pamplona Enrique Maya
Enrique Maya hace un balance "muy bueno" y con "muy buen ambiente" exceptuando los altercados de la procesión
El Ayuntamiento de Pamplona se presentará como acusación popular contra los detenidos por las agresiones en la calle Curia

El Ayuntamiento de Pamplona se presentará como acusación popular en la causa que se instruya contra los detenidos por las agresiones que se produjeron en la calle Curia durante la procesión de San Fermín, el pasado 7 de julio.

Así lo ha indicado el alcalde de la ciudad, Enrique Maya, que ha señalado que "ya es cuestión de trabajar el asunto con los abogados municipales pero nosotros queremos cubrir de alguna manera esa posibilidad de que el propio Ayuntamiento se persone, porque fue una agresión contra la corporación municipal y agentes de policía, y queremos estar ahí y personarnos".

La juez decretó ayer martes el ingreso en prisión provisional sin fianza para el detenido como presunto responsable de propinar un puñetazo en la cara a un policía municipal durante estos altercados, al que le imputa un presunto delito de desórdenes públicos, atentado a la autoridad, delito de odio y lesiones. Otros cuatro detenidos, investigados por delitos de odio, desórdenes públicos y atentado a agente de la autoridad, han quedado en libertad con la obligación de comparecer semanalmente en el juzgado.

En declaraciones a los medios de comunicación, Maya ha indicado que "lo que quería es que se pusieran a disposición judicial y ya que decidan los jueces lo que tengan que decidir, yo ahí no voy a valorar si está bien o está mal".

Se ha mostrado "satisfecho del trabajo de los cuerpos y fuerzas de seguridad, especialmente Policía Municipal, que han conseguido identificar a los agresores y ponerlos a disposición judicial". "Ya veremos en qué ha acabado todo pero inicialmente, por lo que ha dicho la juez, parece que, sobre todo la agresión al policía con rotura de nariz, lo ha considerado algo grave", ha añadido.

A falta de un día para el final de los Sanfermines, Enrique Maya ha hecho un balance "muy bueno" de las fiestas de San Fermín de este año, exceptuando, precisamente, el episodio de la calle Curia que "fue tremendo". "Evidentemente hay que analizar todo más despacio, pero la percepción es muy buena. Los espacios festivos están funcionando, hay muy buen ambiente, sobre todo estos días, a partir del domingo, con menos gente", ha valorado.

El Ayuntamiento de Pamplona se presentará como acusación popular contra los detenidos por las agresiones en la calle Curia
Comentarios