Salud, preparado para el aumento de los virus respiratorios y el descenso de las temperaturas en Navarra

Foto: exterior del Hospital Universitario de Navarra
Foto: exterior del Hospital Universitario de Navarra
Hoy 1 de diciembre finaliza oficialmente la campaña de vacunación de gripe y COVID, aunque la vacuna puede seguir solicitándose en el centro de salud
Salud, preparado para el aumento de los virus respiratorios y el descenso de las temperaturas en Navarra

Con la llegada del mes de diciembre y el descenso de las temperaturas, comienza a aumentar el número de infecciones por virus respiratorios en Navarra, en particular entre la población en edad pediátrica y grupos vulnerables. Para ello, desde el Departamento de Salud se han puesto en marcha diferentes planes y acciones que permiten a los centros sanitarios estar preparados para atender el aumento de pacientes registrado.

De acuerdo a los datos publicados en el último informe de Vigilancia Epidemiológica realizado por el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra de la semana del 20 al 26 de noviembre, se registraron un número alto número de consultas por infección respiratoria aguda en Atención Primaria. La tasa se situó en 714 casos por 100.000 habitantes, de las cuales, el 25 por 100.000 correspondieron a síndrome gripal y el 25 por 100.000 a COVID. Además, se registró un aumento del virus respiratorio sincitial, Rhinovirus, adenovirus y virus parainfluenza. En este sentido, se solicita a la población un uso responsable de los servicios de Urgencias.

En la campaña de vacunación de gripe y COVID la cobertura provisional alcanzada es del 60 y del 51%, respectivamente, en el grupo de 60 años o más

Planes de contingencia, preparados

Este aumento de virus respiratorios ya está teniendo sus primeras consecuencias en el Servicio Navarro de Salud – Osasunbidea, tanto en los hospitales como en Atención Primaria, en especial, entre la población en edad pediátrica cuya afluencia a urgencias y consultas ha aumentado en las últimas dos semanas. Por ello, Atención Primaria, el Hospital Universitario de Navarra de Pamplona, el Hospital Reina Sofía de Tudela y el Hospital García Orcoyen de Estella ya tienen preparados los planes de contingencia invernal. Planes que no han tenido que ser activados todavía, a excepción del plan invernal en Pediatría del HUN.

Estos planes conllevan el refuerzo de personal, sobre todo en urgencias hospitalarias y extrahospitalarias, y el incremento de recursos disponibles para atenciones, en el caso de los hospitales, camas de ingreso en determinadas unidades.

El Hospital Universitario de Navarra (HUN) ya inició la semana pasada el refuerzo de personal en Urgencias Pediátricas, donde se están alcanzando cifras de 180 atenciones por día. Este plan conlleva el refuerzo de la disponibilidad de profesionales para atender a los pacientes en Urgencias y en Hospitalización. También se incrementa la disponibilidad de 39 a 43 camas en la 4ª planta del Maternal y las camas concertadas con la Clínica Universitaria de Navarra (UCIP e ingreso) en caso de ser necesarias.

Desde Salud se solicita a la población responsabilidad para el uso de las Urgencias. Las atenciones más banales pueden demorarse, ya que en las urgencias de los hospitales navarros se clasifica a los pacientes de acuerdo al criterio clínico de urgencia de la atención, y, además, pueden impedir atender correctamente las patologías tiempo-dependientes (como un ictus, un infarto o un politraumatismo, entre otras muchas).

También se recomienda a todos las personas usuarias y pacientes que acudan a cualquier centro sanitario con sintomatología respiratoria que usen mascarilla para las estancias comunes, en particular, salas de espera.

Campaña de vacunación COVID y gripe

Hoy día 1 de diciembre finaliza la campaña de vacunación frente a gripe y COVID que comenzó a mediados del mes de octubre, dos de las enfermedades con más incidencia en temporada de frío. Este año incluía como novedad la vacunación de gripe para los menores entre 6 y 59 meses.

Hasta el 29 de noviembre, se ha registrado la administración de 140.406 dosis de vacuna antigripal. La cobertura en el grupo de mayores de 60 años asciende al 60%; en el grupo de mayores de 65, al 67%, y en el grupo de mayores de 75%, al 75%. En el caso de la población menor de 5 años, el porcentaje de cobertura de la vacuna de gripe es de un 11,97%. Por su parte, la vacuna del COVID alcanza una cobertura del 52% del grupo de mayores de 60 años, del 59% del grupo de mayores de 65 y del 67% del grupo de mayores de 75 años.

A pesar de haber finalizado la campaña, desde Salud se ha enviado SMS a la población de 60 años o más que no ha recibido ninguna de las dos vacunas y se anima a todos aquellos que formen parte de los grupos de riesgo que soliciten cita en Atención Primaria para vacunarse. Desde el Departamento de Salud se recuerda que la vacunación es fundamental para reducir la morbimortalidad por gripe y COVID-19, sobre todo, de los grupos de personas más vulnerables ya que aumenta la efectividad de la prevención del desarrollo de las formas más graves de ambas enfermedades.

Plan de Frío en Navarra

Por su parte, el Ministerio de Sanidad ha aprobado el Plan Nacional de actuaciones preventivas por bajas temperaturas 2023-2024, que se activa hoy día 1 de diciembre y estará vigente hasta el próximo 31 de marzo. Se trata de un Plan incluido en el marco del Plan Estratégico de Salud y Medio Ambiente (PESMA) que tiene como objetivo reducir el impacto sobre la salud de la población asociado a las bajas temperaturas y a nivel foral se ejecuta desde el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra.

El Plan Nacional de actuaciones preventivas por bajas temperaturas describe que el frio intenso afecta negativamente a la salud, tanto de forma directa como indirecta. Este Plan establece acciones para la prevención y el control, estructuradas en varios niveles de actuación según el riesgo alcanzado como consecuencia de descenso de las temperaturas. En todo caso, los efectos de las bajas temperaturas no suelen ocurrir de una forma tan aguda y repentina como en el caso de las temperaturas elevadas, el plan señala que el frío es un factor de riesgo ambiental que debe ser tenido en cuenta y que sus impactos en salud pueden ser incluso superiores a los del calor extremo.

La temperatura umbral establecida para Navarra dentro del Plan es de -3.7ºC, siendo la estación de referencia el aeropuerto de Noain. El Plan establece tres niveles de alerta, y la asignación de los mismos se realiza desde el Ministerio de Sanidad con una metodología específica tomando de referencia la predicción de temperatura mínima a tres días.

Para evitar las situaciones de riesgo más frecuentes asociadas al frio, es conveniente proteger a las personas más vulnerables como son las personas sin hogar y las que sufren pobreza o bajo estatus económico, en especial cuando esta se manifiesta en la forma de pobreza energética, así como los inmigrantes en situación de precariedad; las personas que trabajan al aire libre; las personas mayores; las personas con ciertas enfermedades crónicas; mujeres gestantes; recién nacidos y lactantes; personas que toman medicamentos que pueden potenciar los síntomas ligados al frío; personas con movilidad reducida, desnutridas, con agotamiento físico o casos de intoxicación etílica; o las que practican deportes al aire libre.

Para ello, todas las áreas involucradas del Gobierno de Navarra están trabajando en sus respectivos programas y planes de actuación para combatir las consecuencias del frío. Además, en los próximos días se convocará el comité con los departamentos y entidades implicadas como en campañas anteriores para la coordinación de las acciones a desarrollar en esta temporada.