Personas con fibromialgia y enfermedades afines reparten cuatro mil plantas en centros de salud de Pamplona

Foto: Concefme
Foto: Concefme
Iniciativa de AFINA para agradecer a quienes se detenían para conocer el día a día de las personas afectadas “marcado por síntomas como el dolor pero también por la incomprensión” 
Personas con fibromialgia y enfermedades afines reparten cuatro mil plantas en centros de salud de Pamplona

Personas con fibromialgia y enfermedades afines han repartido 4.000 plantas a las  puertas de distintos centros sanitarios de Pamplona como muestra de agradecimiento a quienes se detenían para conocer un poco mejor el día a día de estos pacientes, marcado por síntomas como el dolor o la fatiga pero también por otros como la incomprensión y la falta de reconocimiento.  

Impulsada por la asociación AFINA (Asociación de Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica, Sensibilidad Química Múltiple y Electrosensibilidad), la iniciativa buscaba dar a conocer estas enfermedades, “poco conocidas pero sobre todo poco reconocidas”, de boca de sus protagonistas. “Muchas veces salimos a la calle para reclamar a la sociedad mayor compromiso con las personas afectadas, mayor reconocimiento, mejor atención sanitaria… Pero hoy no era el momento de reclamar sino de ofrecer un regalo a la sociedad, en concreto una planta a quienes se han tomado la molestia de detenerse un minuto para conocernos. Porque también nosotros y nosotras podemos mejorar el día a día de las personas que nos rodean a través de un mayor conocimiento y empatía”, explica Jokin Espinazo, presidente de AFINA

En este sentido, la asociación resalta que “a síntomas como el dolor, el cansancio, los problemas de memoria… hay que añadir en muchos casos la incomprensión sobre nuestras limitaciones, con días que mas o menos podemos llevar una vida normalizada pero otros ni siquiera nos podemos levantar de la cama. Por eso, conocernos un poco mejor puede ayudar a comprendernos y conseguir entre todos y todas un mayor reconocimiento de estas enfermedades a nivel social, laboral y sanitario”. 

En concreto, se han entregado 4000 albahacas cedidas por Viveros Abaurre a las puertas del Hospital de Navarra, del Centro San Martín, del Ambulatorio Conde Oliveto y de Principe de Viana, además de entregar material informativo sobre estas enfermedades y sobre los servicios que ofrece AFINA para mejorar su calidad de vida. 

“El objetivo es trasmitir nuestros testimonios personales y hacerlo en los principales centros por los que pasamos las personas afectadas, encontrándonos con una atención sanitaria que no atiende nuestras necesidades. Está demostrado que no son patologías reumáticas ni psicológicas sino multisistémicas, pero la realidad es que todavía nos enfrentamos a una falta de reconocimiento sobre la naturaleza de estas enfermedades”, explica Espinazo. 

 La Fibromialgia es una enfermedad crónica e incapacitante caracterizada por un dolor crónico en el aparato locomotor. Se trata de una alteración del Sistema de Sensibilización Central, al igual que el Síndrome de Fatiga Crónica, un cansancio físico y mental que no cesa con el reposo, la Sensibilidad Química Múltiple, intolerancia a todo componente químico y electrosensibilidad, intolerancia frente a campos electromagneticos. Todas estas patologías alcanzan a un 3% de la población navarra, un 90% mujeres.

AFINA (Asociación de Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica, Sensibilidad Química Múltiple y Electrosensibilidad de Navarra) es una asociación sin ánimo de lucro con 24 años de funcionamiento y más de 400 personas socias, que ofrece una intervención multidisciplinar tanto a las personas afectadas como a sus familias con programas como Rehabilitación Integral Específica, Alimentación Terapéutica o Talleres de Intervención Psicológica, además de trabajar por los derechos de las personas afectadas.

 

Personas con fibromialgia y enfermedades afines reparten cuatro mil plantas en centros de salud de Pamplona
Comentarios