Navarra, tercera comunidad con más personal médico por población, según un informe del Ministerio de Sanidad

La consejera de Salud, Santos Induráin; el director de Profesionales del Servicio Navarro de Salud, Pedro Ardaiz; y el jefe de la Sección de Formación del Servicio de Planificación, Evaluación y Gestión del Conocimiento, Javier Baquedano. - GOBIERNO DE NAVARRA

Salud asegura que trabaja en el Consejo Interterritorial de Recursos Humanos para paliar el déficit de profesionales que afecta a las CCAA

Navarra, tercera comunidad con más personal médico por población, según un informe del Ministerio de Sanidad

La Comunidad foral participa en la Comisión de Recursos Humanos del Consejo Interterritorial para abordar un tema clave como es el actual déficit de especialistas en Medicina, especialmente en Atención Primaria. Según el informe elaborado por un equipo técnico sobre 'Oferta-Necesidades de Especialistas Médicos 2021-2035' en el sistema sanitario público, Navarra tiene unas ratios de especialistas en global -y de Atención Primaria en particular- situadas en la franja de las tres más elevadas a nivel estatal.

En concreto, con una ratio de 381 facultativos por 100.000 habitantes, solo es superada por Asturias, mientras que en Medicina familiar y comunitaria de Atención Primaria es la tercera (106/100.00 habitantes) tras Extremadura y Aragón.

Estos datos forman parte del diagnóstico cuantitativo de partida (también incluye aspectos de género, edad, etc.) y cualitativo (paneles de expertos, entre otros) de un estudio que contiene proyecciones y previsiones para -a partir de ahí- tratar de adoptar medidas de cara a prevenir y revertir en común un déficit de profesionales, que es un hándicap importante en Navarra y en el resto de comunidades, según ha informado el Gobierno foral.

Todas ellas están abordando desde sus competencias autonómicas, pero también en clave interterritorial, esta problemática que fue compartida en la videoconferencia celebrada este miércoles en la que participaron, por parte de Navarra, la consejera de Salud, Santos Induráin, el director de Profesionales del Servicio Navarro de Salud, Pedro Ardaiz; y el jefe de la Sección de Formación del Servicio de Planificación, Evaluación y Gestión del Conocimiento, Javier Baquedano.

LA TERCERA COMUNIDAD

El informe ha sido realizado por el equipo liderado por la catedrática y especialista en Economía de la Salud, Beatriz González López-Valcárcel (Universidad de las Palmas de Gran Canaria) y fue presentado recientemente por el Ministerio. Se trata del quinto estudio realizado desde 2007 sobre la oferta y necesidad de médicos especialistas de España y es un documento referencial por su trayectoria histórica y por la profundidad y extensión de su contenido, ha detallado el Ejecutivo foral.

En la reunión de ayer, ha añadido, se profundizó en este análisis y en esbozar posibles intervenciones compartidas teniendo en cuenta que el marco temporal para lograr efectos prácticos es amplio, aunque es preciso intensificar las actuaciones.

En cuanto a sus grandes datos, al menos los desagregados por autonomías y referidos a la sanidad pública, se puede observar que Navarra es la segunda comunidad autónoma (por detrás de Asturias) en la ratio de especialistas por 100.000 habitantes (381,7). La media estatal es de 300 profesionales respecto a la población.

En el caso concreto de Medicina Familiar y Comunitaria de Atención Primaria, Navarra ocupa el tercer puesto, con 106,7 médicos de esta especialidad por 100.000 habitantes solo superado por Extremadura (125,6) y Aragón (109,4).

Navarra, desde una visión más amplia, encabeza la lista de comunidades autónomas en la ratio de especialistas por 100.000 habitantes en ocho especialidades: Aparato Digestivo, Cirugía Oral y Maxilofacial, Cirugía Ortopédica y Traumatología, Cirugía Plástica, Estética y Reparadora, Endocrinología y Nutrición, Medicina Física y Rehabilitación, Neurofisiología Clínica, y Obstetricia y Ginecología. Además, ocupa el segundo lugar en la ratio de especialistas de Anatomía Patológica, ha añadido.

MEDIDAS

El documento complementa otros elementos de diagnóstico prospectivo que maneja el SNS y sirve de base para planificar y articular diferentes líneas de trabajo que ya están en marcha, pero, ha dicho el Gobierno, requieren un tiempo de materialización para lograr el objetivo de paliar un déficit real de profesionales médicos, especialmente en Atención Primaria, que condiciona mucho la realidad de la sanidad pública.

Según el Ejecutivo, los elementos en juego son muchos y de diferentes ámbitos (condiciones laborales, puestos de difícil cobertura, modelos organizativos, marco normativo, etc.), pero entre otras cuestiones se trata de enlazar al menos cuatro eslabones de una misma cadena para disponer de nuevos profesionales incluyendo, entre otras cuestiones, incrementos de puestos o plazas efectivas en cada uno de ellos: la graduación de futuros profesionales (universidad); su formación en el sistema sanitario (MIR); su fidelización mediante contrataciones; y, finalmente, su consolidación en las plantillas (OPE).

En Navarra, el Gobierno ha señalado que se han producido novedades en todos estos niveles. En primer lugar, la UPNA ha puesto en marcha su grado público, "ampliando la oferta universitaria ya existente con una titulación que egresará en breve sus primeras graduaciones, al tiempo que ha intensificado la relación en docencia e investigación con el Hospital Universitario de Navarra".

De modo simultáneo, el departamento de Salud ha ido incrementando progresivamente la oferta de plazas de Formación Sanitaria Especializada en el SNS, que ha pasado en todas sus categorías de 104 en el curso 2018/2019, a 146 en el 2021/22, "con el esfuerzo organizativo (tutorías, etc.) e inversor que supone para dotar los puestos de las mejores condiciones posibles la realización de esta formación fundamental".

Finalmente, una vez que termina esta fase necesaria para poder trabajar como personal facultativo de Medicina, Salud ha indicado que trata de "fidelizar (o de atraer en otros casos) a la mayor parte de estos profesionales formados durante 4 o 5 años en sus propios servicios". Según los últimos datos (2021), ha detallado, más del 70% de esos MIR de Atención Primaria se quedaron a trabajar en Navarra, comunidad a la que también vinieron nuevos profesionales formados en otras autonomías.

Finalmente, la cuarta línea de actuación estratégica es la consolidación de las plantillas mediante Ofertas Públicas de Empleo. Así, ha explicado que desde 2019 se han convocado 1.369 plazas provenientes de OPE aprobadas con anterioridad, en concreto de los años 2017, 2018 y 2019. De ellas, 976 se han convocado en los dos últimos años (2020-2021), "ejercicios que han sumado en su conjunto un número de plazas equivalente a las convocadas en los diez años anteriores (de 2010 a 2019, ambos incluidos) cuando se organizaron pruebas para adjudicar un total de 974 puestos de personal funcionario sanitario".

De cara al futuro más inmediato, ha informado de que el proceso de consolidación de plantillas sanitarias tiene dos nuevas fases. La primera -a corto plazo- consistirá en convocar las 480 plazas derivadas de las OPE ordinarias ya aprobadas en 2020 y 2021 (y de estabilización del 2017), "cuyo cronograma de pruebas aún no está definido", lo mismo que el proceso de estabilización extraordinario promovido por la legislación estatal para reducir la interinidad en todas las plantillas públicas, y "que puede tener un importante impacto positivo en la estabilidad de los recursos humanos del Departamento de Salud entre 2022 y 2024", ha dicho.

Navarra, tercera comunidad con más personal médico por población, según un informe del Ministerio de Sanidad
Comentarios