Casi 1000 personas ingresan al año en la Unidad de Ictus del Hospital Universitario de Navarra

Grupo de profesionales que participan en la cadena asistencial del ictus. GOBIERNO DE NAVARRA
Grupo de profesionales que participan en la cadena asistencial del ictus. GOBIERNO DE NAVARRA

Con motivo del Día Mundial del Ictus, Salud organiza este viernes distintas actividades informativas para saber detectarlo y valorar el riesgo individual de padecerlo

Casi 1000 personas ingresan al año en la Unidad de Ictus del Hospital Universitario de Navarra

El Hospital Universitario de Navarra / Nafarroako Unibertsitate Ospitalea (HUN-NUO) contabilizó entre enero y octubre de 2021, en el Registro de Ictus, un total de 758 pacientes ingresados en la Unidad de Ictus. Se trata de la primera causa de mortalidad en mujeres y segunda en varones, en la Comunidad Foral, según datos del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (2013-2017).

Además, se considera la primera causa de discapacidad adquirida en el adulto y la segunda causa de demencia.

En el marco de la celebración del Día Mundial del Ictus, y para concienciar a la población , este viernes, 29 de octubre, el Departamento de Salud ha organizado distintas actividades dirigidas a divulgar el conocimiento, la detección precoz, medidas de prevención y factores de riesgo de esta enfermedad. Estas acciones se desarrollarán entre las 9:00h y las 14:00 h. en el hall del pabellón C del HUN y no requieren inscripción previa.

El ictus es un problema de salud causado por una alteración repentina del flujo sanguíneo al cerebro, bien por obstrucción de una arteria por un trombo (ictus isquémico) o bien por ruptura de un vaso sanguíneo produciendo una hemorragia (ictus hemorrágico), lo que origina un daño cerebral, a menudo de forma permanente.

Algunos de los síntomas que pueden indicar que una persona está sufriendo un ictus consisten en la aparición de manera brusca, de desviación de comisura bucal, parálisis total o parcial u hormigueo de una parte del cuerpo, o bien la pérdida total o parcial de la visión, trastornos del habla o de la comprensión del lenguaje o dolor de cabeza brusco e intensísimo. Ante esos síntomas, aunque se presenten de manera transitoria o breve, desde el HUN insisten en que es importante acudir inmediatamente a urgencias.

Se estima que los casos aumenten un 34% en 2030

Según el estudio Ictus: Plan de actuación en Europa 2018-2030 de la European Stroke Organisation (ESO) y la Stroke Alliance For Europe (SAFE), si no se toman medidas para una mejora en la prevención y unos hábitos de vida más saludables, los casos de ictus habrán aumentado un 34% en 2030, debido al envejecimiento de la población, la mala alimentación, el estrés o el sedentarismo.

El pronóstico de estos pacientes viene determinado sobre todo por la localización y extensión de la lesión cerebral, el estado previo de la persona y la respuesta al tratamiento. El 73% de los casos corresponden a ictus isquémico y el 11% a ictus hemorrágico. Hasta el 27% del total de pacientes tratados se han beneficiado de tratamiento en la fase aguda, esta cifra representa una mejoría respecto al mismo periodo en el año 2020 (25%).

La recanalización arterial precoz es el tratamiento en fase aguda que ha demostrado, junto con los cuidados en las unidades de ictus, la mayor disminución de la morbi-mortalidad y secuelas en el ictus isquémico por oclusión arterial.

Existen dos tipos de tratamiento, el fibrinolítico intravenoso y el tratamiento endovascular. El tratamiento endovascular es el que mejores resultados ha demostrado en los ictus de mayor gravedad en los que mediante técnicas de imagen se objetiva la oclusión de un gran vaso arterial. En 2020 se beneficiaron el 8% de los pacientes que acudieron como código ictus y en 2021 el 13%.

Según explica la neuróloga de la Unidad de Ictus, Dra. Nuria Aymerich, las razones por las que han aumentado el número de pacientes tratados con terapia endovascular “se deben a una mejor activación del código ictus que permite que lleguen los y las pacientes en ventana terapéutica, un aumento de indicaciones de tratamiento según las nuevas evidencias de los ensayos clínicos y al aumento del personal de radiología intervencionista, que ha pasado de estar formado por un profesional en 2020 a un equipo de 5 profesionales formadas o en periodo de formación este año”.

En la última década se han producido grandes avances que posibilitan una atención individualizada, integral, multidisciplinar y coordinada de esta patología. En este sentido, el ictus requiere una atención ultra rápida y coordinada dentro de una cadena asistencial en la que intervienen muchos profesionales de los servicios de Urgencias-Emergencias Extrahopitalarias, Urgencias Hospitalarias, Neurología, Radiología y Neurorradiología Intervencionista.

El HUN, centro de referencia

A nivel regional, el HUN es el centro de referencia para el tratamiento endovascular del ictus en los hospitales de Navarra. A él son trasladados también algunos pacientes de la Comunidad de La Rioja y aquellos que se derivan desde Hospital Reina Sofía de Tudela (HRST) y son atendidos desde el HUN por el neurólogo de guardia mediante teleictus.

Navarra cuenta con un protocolo de actuación consensuado conocido como Código Ictus. Dentro de la Estrategia de Urgencias Tiempo-Dependientes priorizada en el Plan de Salud de Navarra 2014-2020, existe un Grupo de Trabajo Código Ictus en el que se ha redactado el Documento Código Ictus, protocolizando la cadena de asistencia multidisciplinar. Como novedades, en la última actualización realizada este año se han incluido: los indicadores de calidad que se pueden calcular gracias a la presencia del Registro Ictus Navarra, el protocolo de ampliación de ventana terapéutica de 6-24h en casos seleccionados, el traslado directo al angiógrafo en pacientes que provienen de otros hospitales y el protocolo del Código Ictus Pediátrico.

Además, el HUN, a través de un equipo liderado por profesionales de la Dirección de Cuidados y adherido al programa de Centros Comprometidos con la Excelencia en Cuidados de Enfermería, ha implementado la guía de buenas prácticas de “valoración del ictus mediante atención continuad”, recibiendo la acreditación internacional Best Practice Spotlight Organizations (BPSO) que reconoce su labor. 

Mejoras en la atención

Durante el año 2020 se realizaron mejoras en las instalaciones del HUN y se aumentó, tanto el número de camas en la Unidad de Ictus de 6 a 8, como el personal de enfermería y auxiliares de enfermería que las atienden. Las nuevas camas se encuentran ubicadas en habitaciones individuales por lo que ha sido posible ingresar de forma aislada a pacientes que durante la pandemia, además de un ictus agudo, eran positivos en la prueba de COVID-19 que se hace como screening previo al ingreso. Las personas interesadas pueden consultar la Guía para pacientes de la Unidad de ictus del HUN.

La inmediatez e intensidad con la que se inicie el proceso de rehabilitación también mejora el pronóstico. El proceso de neurorrehabilitación comienza ya en el ingreso en la Unidad de Ictus, por parte del Servicio de Rehabilitación. En las lesiones moderadas o graves, la mayor parte de la recuperación se experimenta en los tres primeros meses tras el ictus, de ahí la importancia de la intervención en esta fase.

A nivel nacional, durante el año 2020 se ha procedido a actualizar la Estrategia Nacional de Ictus, que se inició en el año 2009 con el objetivo de disminuir la incidencia y morbimortalidad de los pacientes con ictus. La actualización se engloba dentro del Plan de Acción Europeo de Ictus 2018-2030 que tiene como uno de sus objetivos elaborar planes nacionales que integren toda la cadena de atención al ictus, desde la prevención primaria hasta la vida después del ictus.

Profesionales del HUN y también del centro de investigación biomédica Navarrabiomed han participado, junto con otras regiones de España y el Sur de Europa en el proyecto europeo ICTUSnet, iniciativa de cooperación transfronteriza dentro del programa europeo INTERREG SUDOE. Desde este proyecto, en colaboración con las asociaciones de pacientes (ADACEN), se ha establecido una Hoja de Ruta con los pasos que deben seguir las autoridades sanitarias locales para una buena atención al Ictus. Esta Hoja de Ruta se presentará próximamente en ADACEN a la Comisión de Salud del Parlamento de Navarra.

Asimismo, desde esta red se presentará el Día del Ictus la campaña: #CuidaLoQueMásTeImporta, que se prolongará hasta mediados del año 2022 para sensibilizar alrededor de la prevención, detección y superación del ictus.

Casi 1000 personas ingresan al año en la Unidad de Ictus del Hospital Universitario de Navarra
Comentarios