El parking disuasorio junto a Cardenal Ilundáin acogerá la mayor instalación fotovoltaica de la ciudad

Foto: Aparcamiento disuasorio junto a Cardenal Ilundáin
Foto: Aparcamiento disuasorio junto a Cardenal Ilundáin
Los al menos 700 kW de la instalación supondrán más potencia que todas las instalaciones juntas colocadas hasta ahora en edificios municipales 
 
El parking disuasorio junto a Cardenal Ilundáin acogerá la mayor instalación fotovoltaica de la ciudad

El aparcamiento disuasorio ubicado en una parcela municipal junto al CPEIP Cardenal Ilundáin en Rochapea se va a convertir en la mayor instalación solar fotovoltaica de la ciudad. Albergará una instalación de al menos 700 kW, a través de paneles solares colocados en estructuras a modo de pérgolas, que servirán también como cubierta de las plazas de aparcamiento. La Junta de Gobierno Local ha aprobado esta mañana la licitación de la concesión administrativa para un plazo de 20 años, que incluye la reurbanización del aparcamiento y la ejecución y gestión de la instalación solar fotovoltaica.

 

El concejal delegado de Proyectos Estratégicos, Movilidad y Sostenibilidad, Fermín Alonso, ha presentado esta mañana esta actuación, enmarcada en la Estrategia Go Green Pamplona contra el cambio climático. Los al menos 700 kW previstos (que podría rondar los 1.000 kW según la solución propuesta por los concursantes en la licitación) suponen superar en una sola instalación los 541,40 kW de potencia que acumulan a día de hoy todas las instalaciones ubicadas en inmuebles municipales. Hasta ahora, la de mayor potencia era la de la cubierta de la, estación de autobuses con algo más de 100 kW. Nada que ver con los 2 kW de la primera instalación solar fotovoltaica colocada en 2001 en la CPEIP San Juan de la Cadena.

Esta del aparcamiento anexo al CPEIP Cardenal Ilundáin es una de las actuaciones anunciadas por el Ayuntamiento de Pamplona que multiplicará por ocho la potencia acumulada por las instalaciones fotovoltaicas municipales de autoconsumo en los próximos años. Junto a actuaciones proyectadas en seis edificios municipales, en el futuro polideportivo de Buztintxuri y en el proyecto Open Lab en Rochapea se logrará pasar de una potencia de 541,40 kW a los 4.300 kW una vez que se desarrollen todas ellas. Estos proyectos, cuando estén ejecutados, generarán un ahorro en la compra de energía superior a un millón de euros.

Sobre el pliego de condiciones de la concesión

El pliego regula el suministro e instalación de la planta o plantas de producción de energía solar fotovoltaica; la estructura que soportará los paneles fotovoltaicos que, con un sistema de marquesinas o pérgolas, permitirá además estacionar los vehículos a cubierto; la urbanización de la parcela; los requisitos mínimos de gestión y explotación de la instalación fotovoltaicas, los requisitos mínimos del proyecto técnico y de las obras, suministros e instalaciones recogidos en él; y los requisitos de la puesta en servicio de las instalaciones. La empresa adjudicataria será la responsable de la redacción de los proyectos técnicos, desarrollo de trámites con las administraciones competentes y demás requerimientos para una correcta implantación y legalización de todos los elementos, instalaciones y sistemas afectos a esta concesión.

La instalación fotovoltaica deberá estar integrada en la cubierta de las marquesinas o pérgolas y contemplar todos los elementos necesarios para su funcionamiento y para el cumplimiento de la normativa, como los elementos fotovoltaicos, la conexión a la red de distribución eléctrica, cuadros eléctricos, contadores de energía, protecciones, licencias… La concesionaria gestionará la venta de la energía generada en la instalación fotovoltaica, en cualquier tipología regulada en el mercado (autoconsumo, venta a mercado, servicios al sistema eléctrico…). Esa venta deberá cumplir todos los requisitos legales vigentes y futuros.

Apuesta por una concesión administrativa a 20 años

El Ayuntamiento de Pamplona ha apostado por la fórmula de la concesión administrativa de esa parcela ante el reto de aumentar la generación distribuida de energía renovable en la ciudad, que provoque un menor número de emisiones y redunde en la mejora de la calidad de vida de la ciudadanía.

Para detallar la solución deseada para esta instalación fotovoltaica y definir los requerimientos técnicos se han realizado una consulta preliminar de mercado con siete empresas del sector, que manifestaron su interés en participar en la licitación propuesta inicialmente. También se han mantenido reuniones con la empresa propietaria de la red de distribución eléctrica en Pamplona, Iberdrola Distribución Eléctrica, para definir las condiciones técnicas de la acometida a la red.

El pliego establece un canon mínimo anual de 2.000 euros y una parte variable que será valorada en el proceso de licitación, con las correspondientes fórmulas establecidas para su cálculo y actualización y dentro de los plazos establecidos. Una vez transcurridos los 20 años de plazo de concesión administrativa, la instalación revertiría al Ayuntamiento de Pamplona.

Un mínimo de 200 plazas cubiertas bajo las pérgolas y puntos de recarga eléctrica

La parcela limita con el término municipal de Ansoáin, la avenida de Marcelo Celayeta, la travesía de Tomás de Burgui y la calle Ostoki, junto al CPEIP Cardenal Ilundáin. Actualmente, se emplea como aparcamiento disuasorio en la modalidad, que se implantó de forma pionera el pasado mes de diciembre, de estacionamiento gratuito las primeras 24 horas. El pliego incluye el suministro y la instalación de un sistema de marquesinas que sirvan como estructura portante de la instalación solar fotovoltaica.

Además, esa estructura actuará como cubierta de un mínimo de 200 plazas del aparcamiento y un máximo de la superficie completa de la parcela. Dentro de la reurbanización y ordenación de la parcela, se establece que las plazas de aparcamiento se dispongan, preferentemente, en forma de batería, pudiendo no obstante adoptar cualquier otra configuración si así lo hubiera propuesto y justificado en su oferta la entidad concesionaria. Si la cubrición afectara también a los carriles de circulación interiores del parking, las dimensiones finales deberán ser acordes con los estándares técnicos y la normativa vigente. Asimismo, se deberán instalar un mínimo de 5 puntos de recarga de vehículo eléctrico.

El aparcamiento cuenta con una superficie de 5.500 metros cuadrados (la superficie de la parcela es de 6.850 metros cuadrados, ya que existe también una zona ajardinada que no es objeto de la concesión). El mínimo de plazas que se deben contabilizar tras la reurbanización será de 220, con al menos 200 bajo las marquesinas de los módulos fotovoltaicos. Esos trabajos de adecuación del aparcamiento incluyen aspectos relacionados con el afirmado y pavimentación de las zonas, abastecimientos, alumbrado, señalización u otros.

El parking disuasorio junto a Cardenal Ilundáin acogerá la mayor instalación fotovoltaica de la ciudad
Comentarios