Comienza el derribo del edificio más antiguo de la clínica Padre Menni en la Rotxapea

Foto: Pamplona Actual
Foto: Pamplona Actual
Este jueves se están realizando los trabajos más llamativos de las obras que han empezado hace unos días por el ala que da al Paseo de los Enamorados
Comienza el derribo del edificio más antiguo de la clínica Padre Menni en la Rotxapea

Este jueves se está procediendo al derribo de una de las partes más antiguas del antiguo edificio de la Clínica Padre Menni , en lo que supone el pistoletazo de salida de las obras para sustituir el anterior edificio por uno más moderno y espacioso (salvo el ala ampliada en 2006). 

En concreto se está derribando el  edificio que se sitúa más próximo al jardín, la cocina y un ala de la residencia de psicogeriatría.  En principio, está previsto que las obras tengan una duración total de entre dos años y medio y tres,  pero eso no significa que hasta finalizar los trabajos no se vaya a poder usar el nuevo edificio. Tras la primera fase y la debida adecuación de las instalaciones,  esa parte del edificio ya construida, la más importante del inmueble y que contará con vistas al  paseo del Arga, podría estar operativa para su uso por la Clínica.  La segunda fase de unos 14 meses comprendería la realización del brazo corto del nuevo edificio,  así como el nuevo pabellón de acceso por la avenida de Marcelo Celayeta, la cafetería y el salón  de actos / capilla. 

 

 

Según aseguraron desde la Clínica Padre Menni la futura disposición del edificio  permitirá una óptima y racional distribución de las instalaciones, lo que unido a la mejora de la  envolvente térmica (fachada ventilada, aislamiento térmico y carpintería exterior) contribuirá a  una mayor eficiencia energética. Estas soluciones se traducirán, a su vez, en un mayor confort  para el usuario. Como medidas dirigidas a fomentar el ahorro energético y la sostenibilidad, se  proyectan una instalación fotovoltaica en la cubierta, que cubrirá parte del consumo eléctrico  del centro; calefacción y enfriamiento mediante instalación de suelo radiante; ventilación  mecánica controlada, con recuperación de calor; luminarias led con control de presencia;  domótica; y control de accesos.

El nuevo edificio facilitará su trabajo, ya que las unidades de convivencia serán más pequeñas  en número de integrantes, se definirán por patologías y, por tanto, podrán coordinarse de forma  más ágil y eficaz. En este sentido, las áreas de Control y Servicios Generales para las unidades  de convivencia de cada planta se centralizarán.  

Además habrá unos nuevos vestuarios unificados para el edificio, aparte de los disponibles en el edificio Dinán.  Tendrán una superficie de 130 m2. 

Junto a ello, la residencia contará con un parking con 35 plazas y Los equipos de instalaciones del complejo se centralizarán en un único recinto cerrado, que se  ubicará en la cubierta del nuevo edificio. Una solución que reducirá al mínimo la afección visual  y acústica. SIN TRASLADOS 

La entidad no desea traslados temporales de personas usuarias ni de profesionales a otros  centros mientras duren las obras. En este sentido, el proyecto ha reubicado a las personas usuarias  afectadas en diferentes instalaciones existentes en la propia Clínica Psiquiátrica Padre Menni.  Y ha conllevado la adaptación previa de las  instalaciones afectadas conforme a los parámetros marcados por las autoridades y la reubicación temporal de las hermanas.

Comienza el derribo del edificio más antiguo de la clínica Padre Menni en la Rotxapea
Comentarios