CASO 'PEGASUS'

Remírez señala que el Gobierno Foral no ha analizado sus móviles por posible espionaje

"Seguimos en conversaciones para coordinar esfuerzos en esta línea, siguiendo los consejos que marquen los expertos", ha señalado, tras remarcar que "no es cuestión solo de capacidad técnica, que se tiene para hacer ese trabajo, sino también de coordinarse con la Administración General del Estado"

Remírez señala que el Gobierno Foral no ha analizado sus móviles por posible espionaje

El portavoz del Gobierno de Navarra, Javier Remírez, ha afirmado que el Ejecutivo foral no ha realizado análisis de sus dispositivos móviles para comprobar si han sido víctimas de espionaje aunque "no se descarta ninguna actuación", después de que los teléfonos del presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, y la ministra de Defensa, Margarita Robles, hayan sido infectados con el programa Pegasus.

En todo caso, Javier Remírez ha señalado que no consta que ningún alto cargo del Gobierno de Navarra haya trasladado que tiene sospechas de que haya sufrido espionaje de su teléfono móvil.

Remírez, que realizaba estas declaraciones a preguntas de los medios en la rueda de prensa posterior a la sesión de Gobierno, ha apuntado que esta es una cuestión "muy sensible" que "afecta al conjunto de la seguridad nacional" y que se encuentran en contacto con la Administración General del Estado para coordinar actuaciones al respecto.

"Seguimos en conversaciones para coordinar esfuerzos en esta línea, siguiendo los consejos que marquen los expertos", ha señalado, tras remarcar que "no es cuestión solo de capacidad técnica, que se tiene para hacer ese trabajo, sino también de coordinarse con la Administración General del Estado".

En respuesta a si han explorado los dispositivos para detectar si efectivamente se ha producido algún espionaje, ha señalado que "hasta ahora" no han explorado esa situación pero que "no se descarta ninguna actuación", siempre "de la mano de los expertos".

Remírez señala que el Gobierno Foral no ha analizado sus móviles por posible espionaje