PLENO DEL PARLAMENTO DE NAVARRA

El Parlamento foral aprueba 4,2 millones de euros para compensar a los municipios por el gasto energético

Foto: El portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz, durante el debate en el Parlamento
Foto: El portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz, durante el debate en el Parlamento

Las transferencias a los ayuntamientos se repartirán proporcionalmente en función del volumen de población y tendrán un carácter incondicionado y no finalista

El Parlamento foral aprueba 4,2 millones de euros para compensar a los municipios por el gasto energético

El pleno del Parlamento de Navarra ha aprobado este jueves destinar 4,2 millones de euros a las entidades locales de la Comunidad foral para compensarles por el incremento de los precios de los suministros energéticos, fundamentalmente gas y luz. Esta medida se ha introducido en una ley enviada por el Gobierno al Parlamento para conceder un crédito extraordinario con el objetivo de financiar las necesidades de varios departamentos del Ejecutivo foral. Todos los grupos han dado su apoyo al proyecto, salvo Navarra Suma, que se ha abstenido.

La inclusión de estos 4,2 millones de euros se ha hecho por medio de una enmienda pactada conjuntamente por PSN, Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra, enmienda que ha posibilitado además que EH Bildu se haya abstenido en la convalidación del decreto de medidas anticrisis presentado por el Gobierno foral, facilitando así su aprobación.

Las transferencias a los ayuntamientos se repartirán proporcionalmente en función del volumen de población y tendrán un carácter incondicionado y no finalista.

Los abonos oscilarán entre los 3.900 euros que percibirán los municipios menores de 100 habitantes (2.340 si son municipios compuestos) y los 309.537 que recibirá Pamplona. Entre medio, Tudela ingresará 82.868, Barañain 44.034 y Egüés 39.469. Las subvenciones a los concejos, por su parte, fluctuarán entre los 2.730 y los 9.750 euros. Todo ello se financiará con cargo al remanente del fondo de financiación de las entidades locales.

El objetivo inicial del proyecto de ley era atender las necesidades de gastos que habían detectado los departamentos de Cohesión Territorial; Ordenación del Territorio, Vivienda, Paisaje y Proyectos Estratégicos; Desarrollo Rural y Medio Ambiente, y Políticas Migratorias y Justicia, necesidades para los que no existía una partida presupuestaria adecuada. El valor total del crédito extraordinario para estas necesidades es de 549.112.

Las partidas más importantes de este crédito extraordinario irán destinadas a la Comunidad de Regantes Arga-Aragón de Peralta, para la reconstrucción del río Caracol, (130.000 euros); a la Asociación Ekoalde, que agrupa a productores y elaboradores de alimentos ecológicos de Navarra, para actuaciones relacionadas con la estructuración de este sector (110.000); a la rehabilitación de la Casa Concejo de Villanueva de Arce (80.000 euros) y a diversas actuaciones en la travesía de Lekunberri (80.000).

Las cantidades restantes se dirigen al Ayuntamiento de Roncal, para el arreglo del camino escolar (25.000); al Ayuntamiento de Castejón, para el asfaltado de calles (35.112); al Ayuntamiento de Estella, para la redacción del proyecto de la pasarela Chantona (20.000); y al Ayuntamiento de Sangüesa, para financiar los gastos de la reclamación judicial por la inmatriculación de la iglesia (25.000).

El resto se dedicará al asfaltado de las calles de Zozaia (20.000) y a obras en el camino Gamioko Borda de Ziga (24.000), ambos en el término municipal de Baztan, y a un convenio con la Asociación Festa-Los de Bronce (12.000 euros).

En contra del proyecto de ley, la parlamentaria de Navarra Suma Yolanda Ibáñez, ha afirmado que "lo que iba a ser un cambio entre partidas" con el objetivo original del proyecto "ha sido un cambio de cromos por el que Bildu da paso al decreto -con medidas frente a la crisis- y el Gobierno da migajas a los ayuntamientos, y además las migajas no son del pan del Gobierno, sino del pan de los ayuntamientos". "Esto es lo que se ve del acuerdo, y lo que no se ve es la suelta de presos", ha asegurado.

La parlamentaria del PSN Inma Jurío ha criticado a Navarra Suma por no respaldar el proyecto y ha destacado que se establece un reparto de dinero para los ayuntamientos, en compensación por el incremento de gasto energético, siguiendo el criterio de población que cada uno de ellos tiene, y ha asegurado que el Gobierno foral, "con el dinero que hay, intenta mejorar la vida de todos los ciudadanos de la Comunidad".

Por parte de Geroa Bai, Mikel Asiáin ha afirmado que la ley recoge "meros cambios entre partidas", ya que las nuevas necesidades se financian con otras partidas contenidas inicialmente en los Presupuestos y no van a suponer un incremento de gasto, y además ha destacado que se atienden los efectos de la crisis energética en los ayuntamientos.

En la misma línea, el parlamentario de EH Bildu Adolfo Araiz ha afirmado que se ha producido un "incremento desmesurado de costes y hay multitud de ejemplos de alcaldes que han tenido que adoptar medidas extraordinarias, como restricción de uso del alumbrado". "Probablemente este proyecto no sirva para paliar el cien por cien, pero esto es como agua de mayo para muchas entidades locales", ha defendido.

Por parte de Podemos, Ainhoa Aznárez ha asegurado que este proyecto busca "poner remedio a la situación sobrevenida que tenemos todos y ha sido mejorado sustancialmente con las enmiendas incluidas al proyecto". "Estamos dando un salvavidas, pequeño o grande, a muchas entidades locales", ha señalado.

La portavoz de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón, ha afirmado que el proyecto "está absolutamente justificado por el incremento del coste de suministros de materiales y para cubrir las necesidades más perentorias en los proyectos, que tiene que afrontar el incremento de los precios".


 

El Parlamento foral aprueba 4,2 millones de euros para compensar a los municipios por el gasto energético