Parlamentarios forales conocen en Ollo un proyecto piloto que valora las externalidades positivas de los bosques

Foto. Parlamento de Navarra
A la visita han acudido también la consejera de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra, Carmen Maeztu, y la jefa de Sección de Servicios para Personas con Discapacidad, Ainhoa Trebol
Parlamentarios forales conocen en Ollo un proyecto piloto que valora las externalidades positivas de los bosques

Miembros de la Comisión de Derechos Sociales y de la Comisión de Desarrollo Rural y Medio Ambiente del Parlamento de Navarra han conocido este viernes en el Valle de Ollo el proyecto Bibos 6.0, que tiene por objetivo implantar la metodología de 'baños de bosque' en Navarra. Se trata de un programa piloto que busca poner en valor las externalidades positivas de los bosques y los beneficios que aportan al bienestar humano.

A la visita han acudido también la consejera de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra, Carmen Maeztu, y la jefa de Sección de Servicios para Personas con Discapacidad, Ainhoa Trebol.

El proyecto Bibos 6.0 está formado por un equipo multidisciplinar integrado por la Asociación Forestal Navarra (Foresna), Basartea, la Cooperativa de Iniciativa Social Gure Sustraiak y la Universidad de Navarra, y tiene como objetivo evaluar la efectividad y aplicabilidad de los baños de bosque en virtud de los datos obtenidos, lo que facilitará poder replicarlo después a otras zonas de Navarra y con otros grupos de destinatarios.

Los miembros del Parlamento y del Gobierno han sido recibidos por Raúl Pilar, director de Gure Sustraiak; Juan Miguel Villarroel, de Foresna; Nati Gómez y Gregori Miaillier, de Basartea; y María Casas, de la Universidad de Navarra.

Las prácticas del baño de bosque y la terapia de bosque, tal y como ha explicado Raúl Pilar, son "formas de sumergir nuestros sentidos en la atmósfera del bosque para relajarse y disfrutar de los beneficios positivos para la salud y el bienestar". Por ello, el proyecto consiste en investigar las posibles aplicaciones de esta metodología para su replicabilidad en diferentes proyectos de prevención y mejora de la salud, tanto emocional y psíquica como física y fisiológica.

Se ha implementado hasta ahora con dos grupos de personas con discapacidad intelectual que viven en una vivienda gestionada por la granja escuela Gure Sustraiak y un tercer grupo formado por los educadores de los diferentes programas sociales de la misma.

Tal y como señalan los resultados, los baños de bosque "mejoran el bienestar social y la salud de las personas, previenen enfermedades y favorecen hábitos de vida saludables", por lo que el objetivo es que se amplíe esta metodología a diferentes públicos y territorios, dotando a Navarra de las herramientas necesarias para la implantación de los baños de bosque como una actividad complementaria a las que se realizan y disfrutan en los terrenos forestales de la Comunidad foral.

Para finalizar la visita, los miembros del Parlamento y del Gobierno han tenido la oportunidad de disfrutar en primera persona de un baño de bosque, de la mano del guía Gregori Miaillier, y conocer así el proyecto en primera persona.

Parlamentarios forales conocen en Ollo un proyecto piloto que valora las externalidades positivas de los bosques
Comentarios