Begoña Alfaro García: “Se ha interiorizado la idea de la Transición como algo idílico, pero sabemos que no fue así”

Foto: Ricardo Feliú, Nacho Blanes y Begoña Alfaro
Foto: Ricardo Feliú, Nacho Blanes y Begoña Alfaro

∙Podemos Ahal Dugu Navarra ha organizado la presentación del libro “El Espíritu de Embajadores” de Nacho Blanes. 

 

 

Begoña Alfaro García: “Se ha interiorizado la idea de la Transición como algo idílico, pero sabemos que no fue así”

Begoña Alfaro García, coordinadora de Podemos Ahal Dugu Navarra, ha presentado el encuentro en la Sala Calderería “en la línea de otras actividades que estamos organizando. Nuestro partido debe estar en las calles, y eso pasa por escuchar, debatir, charlar y por reunir nos en espacios tan agradables como el de hoy. Para crecer tenemos claro que debemos dejar que nuestra fuerza se nutra de inteligencia colectiva, propuestas e inquietudes de todas las personas quieran acercarse”. 

El libro de Nacho Blanes “El espíritu de embajadores” según Alfaro “no es tanto una novela sobre la Transición, sino una crítica al relato que se nos ha transmitido, sobre todo a personas como yo, por ejemplo, que nacimos con Franco ya muerto. Así, en el imaginario colectivo se ha interiorizado la idea de la Transición como algo idílico. Pero sabemos que no fue así. Fue un periodo en el que hubo muchísima violencia”. 

Tras la introducción de Begoña Alfaro, el autor Nacho Blanes ha explicado su punto de vista: “Hay que poner los puntos sobre las íes en el relato histórico de la Transición. Debemos romper el discurso oficial. Los que hemos nacido a partir de la década de los 70 nos hemos criado más con un discurso oficial que con la memoria histórica colectiva. Y esto es lo que intento reconstruir con esta novela”. 

Blanes afirma que muchas personas no conocen lo que pasó realmente hasta que se interesan activamente por el tema. Y “una vez te pones a leer o investigar, ves que lo que te han contado no se corresponde con lo que realmente pasó”. La novela de Blanes incluye y describe esos momentos políticos importantes de la Transición, pero “haciéndolo de forma entretenida, contando la verdad que no conocíamos la mayoría e intentando que quien vivió en esos días se sienta reconocido en la cultura y ambiente de la novela”. 

En este sentido, el autor del Espíritu de Embajadores cree que “es importante que nos quitemos la losa que tenemos de la Transición, porque mientras siga siendo idílica y modélica, cualquier intento de cambiar la actualidad que tenemos en España, va ser muy frustrante. ¿Cómo vamos a mejorar lo perfecto? Pero es mentira. La Transición no fue perfecta. Tuvo sus aciertos pero también sus errores. Y debemos conocerlo para mejorar como país y como personas”. 

Por su parte, el sociólogo Ricardo Feliú ha destacado que en la Transición Española “se firmó un pacto del olvido, algo que quizás era necesario en esos momentos, pero que continuó a lo largo del tiempo. De esta manera, cuando se construye el mito de la transición, en la década de los 90 del pasado siglo, del olvido se pasó a la desmemoria intencionada”. 

A la hora de analizar críticamente lo que fue la Transición desde el presente, Feliú considera que “hay que dar cuenta de las consecuencias en ámbitos tan diferentes como la cultura, la política, las instituciones o las redes de poder económico, en tanto que no hubo un proceso de ruptura con el Franquismo, En muchos casos, lo que se produjo fue una reubicación de parte no pequeña de sus élites en el nuevo régimen político” ha concluido.  

Begoña Alfaro García: “Se ha interiorizado la idea de la Transición como algo idílico, pero sabemos que no fue así”