El tajo de Tapicería del Ayuntamiento realiza una treintena de sillones para los apartamentos tutelados

Foto: Participantes del tajo de tapiceria, con una butaca
Foto: Participantes del tajo de tapiceria, con una butaca

Las siete personas que aprenden y trabajan en los locales de Monasterio de Fitero tienen seis meses por delante para mejorar su empleabilidad

El tajo de Tapicería del Ayuntamiento realiza una treintena de sillones para los apartamentos tutelados

33 sillones recién retapizados para los apartamentos tutelados del Ayuntamiento de Pamplona y más de 100 cortinas y un gran telón confeccionados con destino al IES Plaza de la Cruz. Son parte de los trabajos realizados en las últimas semanas por las siete personas que trabajan en el tajo de Tapicería de Empleo Social del Consistorio. Las han realizado las 6 mujeres y un hombre que cada día acuden a formarse para el mercado laboral y a aprender mediante la práctica a los locales municipales de Monasterio de Fitero.

Tapicería es uno de los diez tajos de Empleo Social del Consistorio, una iniciativa que pretende que las personas contratadas obtengan una formación laboral suficiente para realizar trabajos de calidad en un tiempo razonable, adquiriendo habilidades y destrezas para su posterior inserción laboral. Su aprendizaje tiene, además, dos características. Por un lado, es remunerado porque se realiza bajo contrato y, por otra, apuesta por una segunda vertiente social: contribuir a la mejora de servicios, instituciones e instalaciones de la ciudad.

Para ambos tipos de trabajo, el personal del tajo se ha encargado del patronado de las piezas, de hacer las mediciones y del corte de las diferentes telas. En los sofás se han sustituido los acabados anteriores por las nuevas piezas de tela, en total 150 metros, rehaciendo rellenos y cremalleras., y dándoles los acabados oportunos. Las cortinas, para aulas y despachos, han requerido 270 metros de tela ignífuga con un nivel de opacidad que limita el paso de luz, calor y ruidos.

Sillones para personas mayores

Los tajos, también el de tapicería, realizan encargos para distintos servicios municipales. Como ejemplo, en 2017 la responsable Marian Marcos, recibió una distinción pública en el Día de la Policía por su efectividad coordinando el retapizado de asientos delanteros de vehículos de Policía Municipal. En este caso la tarea encargada era para el Área de Servicios Sociales, Acción Comunitaria y Deporte, concretamente para resolver una necesidad en el servicio de apartamentos tutelados municipales.

Hasta la fecha el tajo ha retapizado 18 sofás de diferentes estilos y número de plazas y tiene pendiente hacer otro tanto con otros 15. Para ello se están usando 150 metros de tela gris con apresto, además de restaurar las estructuras de los muebles cambiando cinchas y gomaespuma hasta dejarlos como nuevos. El destino, apartamentos tutelados que estos momentos alojan a más de 150 personas, el 85% de ellas en apartamentos individuales.

Estos recursos de alojamiento, ubicados en un entorno vecinal, son bienes de dominio público del Ayuntamiento de Pamplona que ofrecen a personas mayores de 65 años con un buen nivel de autovalimiento un servicio residencial ligero y sin problemas de accesibilidad a cambio de una tasa fijada en función de la renta disponible. Están acondicionados a las necesidades de las personas mayores que presentan problemas graves de alojamiento y ofrecen con servicios mínimos comunes que son de uso voluntario.

Remodelación textil integral por encargo

Más de 100 cortinas nuevas y el telón del Salón de Actos es lo que el Tajo entregará al IES Plaza de la Cruz después de que en los últimos meses se haya estado trabajando por encargo, aunque siempre para clientes que no tienen ánimo de lucro. Este centro tiene ya experiencia con la pericia del tajo de Tapicería de Empleo Social: en 2019 se hicieron sillas y sillones; en 2018 su personal cosió 104 cortinas opacas para esa misma institución y, con el nuevo telón, este año se completa el Salón de Actos, ya que en 2016 el tajo terminó de retapizar sus 600 butacas. Las tareas de este año vienen a completar la “remodelación textil” de todo el centro”.

Es un caso, además de colaboración institucional ya que en este caso Empleo Social municipal pone la mano de obra especializada y es el instituto, a través del apoyo del Departamento de Educación, el que se hace cargo del coste de los materiales y de la colocación de las cortinas y el telón. El IES Plaza de la Cruz no es el único centro de enseñanza en tener en cuenta este servicio, ya que en otros momentos centros como CP San Juan de la Cadena o CP Mendillorri han sido también destinatarios de sus trabajos. El año pasado el trabajo del tajo se centró en las escuelas de San Francisco y en la realización de colchonetas para las escuelas Infantiles públicas de Pamplona.

Aprender un oficio desempeñándolo

Los tajos del Ayuntamiento de Pamplona forman parte de los programas de Empleo Social Protegido y combinan elementos laborales y formativos con estrategias de mejora de la vida cotidiana. Así, se pretende que las personas contratadas provenientes de los servicios sociales municipales, mejoren su empleabilidad obteniendo una formación laboral suficiente para realizar trabajos con calidad en un tiempo razonable. El programa del Consistorio se cierra con un proceso de tutela orientado a objetivos individualizados, tanto en el ámbito laboral, como en el personal (acompañamiento).

Los operarios del tajo obtienen contratos de seis meses de duración hasta completar el año, mientras se forman en el desempeño de su oficio y ponen su aprendizaje el servicio de las necesidades de la ciudad. El ámbito textil, con los de Tapicería, Corte y Confección, es uno de los campos de experiencia profesional en este programa, ya que el Consistorio mantiene tajos (grupos de trabajo) en obras, soldadura, pintura, limpieza y consejería, mantenimiento de ríos y vivero, comedor municipal, encuadernación y serigrafía y reparto de alimentos, en colaboración con el Banco de Alimentos de Navarra (BAN).

El programa realiza su actividad para las diferentes áreas municipales, otras administraciones públicas y, de forma más puntual, para entidades/asociaciones sin ánimo de lucro. Un ejemplo: las más de 5.000 mascarillas que cosieron en los primeros momentos de la pandemia para los servicios esenciales de personal municipal; un proceso que desde el tajo de Confección hicieron público mediante un tutorial de vídeo para ayudar al conjunto de la ciudadanía a confeccionarlas en sus propios domicilios

El tajo de Tapicería del Ayuntamiento realiza una treintena de sillones para los apartamentos tutelados
Comentarios