Estos son los árboles contemplados para la segunda fase del Parque de Aranzadi

Obenasa se encargará de toda la segunda fase del parque, tras adjudicársele el II Lote de jardinería y el riego

Estos son los árboles contemplados para la segunda fase del Parque de Aranzadi

Hoy la Gerencia de Urbanismo adjudicará la jardinería y el riego de la segunda fase del parque de Aranzadi a la empresa Obras Especiales Edificación e Infraestructuras (Obenasa), por un importe de 403.245 euros. Las obras previstas para este segundo lote de la Fase II del parque incluyen el extendido de tierra vegetal e instalación de riego en todas las zonas no pavimentadas de la segunda fase, la plantación de las especies vegetales previstas (arbolado, arbustos, tapizantes etc.) y las siembras que deban hacerse, según lo recogido en el proyecto.

Con esta adjudicación concluye un procedimiento que, en su primera licitación quedó desierto. La empresa ha reservado un 6% de la ejecución para que sea abordada por trabajadores de centro de Inserción Laboral o Centros Especiales de Empleo y, dentro del equipo técnico, designará un técnico adicional de las titulaciones especializadas en tratamiento del medio natural con experiencia en restauración de espacios forestales y gestión ambiental. La intervención se ejecutará en 9 meses desde el acta de replanteo con el mes de noviembre de 2022 como horizonte. Esta misma empresa, adjudicataria del Lote I, ejecutará al resto de trabajos de la 2º fase del parque: caminos de entrada, conexiones Este-Oeste, y bosque de crecida, incluyendo la obra civil correspondiente al riego, como es la instalación de arquetas.

Las obras se ubican en el meandro de Aranzadi, zona limitada por el norte con el bosque de crecida del Río Arga, por el sur con la calle Vergel. En la zona interior predominan zonas verdes de esparcimiento y huertas agrícolas; mientras que en la zona más próxima a calle Vergel se ubica la Residencia el Vergel, el Colegio Redin y las piscinas de Aranzadi, una zona que ha sufrido recientemente crecidas importantes del rio. Esta segunda fase operará sobre 17.000 m2 del meandro y se hará de acuerdo a lo diseñado para este espacio de la ciudad por el equipo de técnicos A221 Arquitectura e Ingeniería, actualizando los resultados de un concurso internacional de ideas para la redacción del proyecto que se celebró 2008.

Ejemplares certificados para las zonas verdes

Lo previsto es plantar especies variadas: cedros, robles, tilos, olmos, zelvokas, fresnos, además de liquidambar y sequoyas. En el proyecto se plantea una red de riego que acoge tanto el riego por goteo superficial (con aro para cada árbol), como riego por borboteo, diseñado para la zona de aparcamientos junto a las piscinas de Aranzadi. El presupuesto de ejecución incluye una partida dedicada al mantenimiento de la jardinería y el riego hasta la recepción de las obras para lograr un desarrollo adecuado de las plantaciones y conseguir un estado sanitario satisfactorio y proporcionar una mayor belleza de las plantaciones y en su entorno. La parte verde culminará con la plantación de césped.

En estas obras no se prevé interacción con las edificaciones existentes a excepción de las producidas por el tráfico y generación de polvo. Por proximidad en la zona se ubican el Complejo Deportivo Aranzadi, la Residencia de Ancianos El Vergel, el Colegio El Redin y otras pequeñas edificaciones a lo largo de la calle Vuelta de Aranzadi, Huertas, Casa Gurbindo y centros de formación trabajo como Elkarkide.

Respecto del tráfico, la poca circulación se ha visto incrementada por la extensión de la zona azul en los barrios limítrofes, que mediante la actuación se prevé regular y controlar. Durante las obras se está manteniendo únicamente la circulación necesaria para los usuarios del parque, reforzando la presencia policial en la zona para evitar los aparcamientos en zonas no autorizadas. Y una vez terminada esta fase de obras se controlará y restringirá el acceso el acceso a vehículos al parque. 

15 años de trabajo para un parque emblemático

Tras el concurso de ideas de 2008, la primera fase del parque de Aranzadi se terminó en el año 2013 y consistió fundamentalmente en el derribo de edificaciones fuera de ordenación y en trabajos sobre el semicírculo más cercano al río (orla de huertas, orla de ribera, bosque de crecida) y los viales-caminos internos. El Lote I de la Segunda Fase, en ejecución desde el pasado mes de noviembre también por Obenasa, incluye la conexión este oeste del parque (entre la pasarela de Alemanes y la pasarela de San Pedro); la creación de una zona central de estancia y encuentro en torno al hórreo, un punto en el que se cruzan los dos ejes vertebradores del parque, y la amabilización de los dos accesos al parque desde la calle Vergel. Asimismo, se pavimentará y dotará de iluminación el camino que bordea el bosque de crecida.

Con la ejecución del LoteII de la Segunda Fase se encara ya la finalización de esta obra emblemática para la ciudad, especialmente para la comunicación de los barrios y el disfrute de los vecindarios del Norte de la ciudad. El parque, una vez completadas sus dos fases, previsiblemente a principios del próximo año, sumará una superficie total de 150.000 m2 con zonas de estancia, huertas y paseos naturales, y servirá de conexión entre barrios. Además, su diseño tiene en cuenta un triple concepto en el plano técnico: el impulso a la sostenibilidad y la educación ambiental, la puesta en valor de usos tradicionales de ese espacio, y el fomento de la economía circular como modelo productivo que minimice el uso de recursos naturales y energía.



 

Estos son los árboles contemplados para la segunda fase del Parque de Aranzadi
Comentarios