Los grupos de la oposición insisten en rechazar la consulta promovida por UPN sobre la Plaza de la Cruz

Foto: proyecto de la Plaza de la Cruz
Foto: proyecto de la Plaza de la Cruz

Vuelve a pedir un proceso participativo en torno a todo el Plan en vez del propuesto por UPN para tratar de legitimar el parking de calle Sangüesa

Los grupos de la oposición insisten en rechazar la consulta promovida por UPN sobre la Plaza de la Cruz

 

El equipo de gobierno de UPN en Pamplona ha presentado este martes nuevamente el proceso de consulta ciudadana sobre el parking de la calle Sangüesa y el proyecto de urbanización de la plaza, lo que ha sido rechazado por la mayoría de los grupos de la oposición que consideran que esto "supone ir en contra de lo aprobado por la mayoría municipal que ha solicitado un proceso participativo sobre todo el barrio del Segundo Ensanche, en torno al Plan del Barrio, donde se analice la problemática no solo de aparcamiento, si no el conjunto de necesidades del mismo".

En este sentido desde EH Bildu han reclamado que “se realice un nuevo proceso de participación social sobre el Plan Especial de Actuación Urbana (PEAU) del II Ensanche en general, en el que se analice de forma más específica proyectos e ideas en torno al aparcamiento de calle Sangüesa, la reforma de la plaza de la Cruz, la actuación en la plaza de Merindades y en la estación de autobuses”. “De lo contrario, cualquier proyecto que sea aprobado podría hallarse en una clara posición jurídica de debilidad ante un recurso”, añade.

A juicio de la formación soberanista “que UPN se niegue a asumir el mandato de la mayoría que pide la paralización definitiva del parking de c/ Sangüesa y apuesta por otro modelo participativo, es muy significativo de cómo gobiernan”. Para el grupo soberanista la consulta presentada hoy no es sino “una estrategia que sólo busca legitimar un proyecto de parking insostenible desde el punto de vista económico, social y medio ambiental”.

Mientras, Geroa Bai denuncia la persistencia de UPN en la pseudoconsulta del parking de  la Calle Sangüesa. Para la coalición "UPN y Cristina Ibarrola siguen empecinados" en llevar a  cabo un proceso “consultivo” para decidir el futuro de la Plaza de la Cruz. 

En palabras del concejal Koldo Martínez, “desde el principio, este errático  proceso, sin información y debate previos con la ciudadanía sobre el proyecto y  posibles alternativas, ha estado plagado de irregularidades y se está revelando  como una farsa de transparencia”.  Geroa Bai recuerda que “las decisiones se han ido tomando a puerta cerrada,  lejos de generar un debate democrático con la ciudadanía”. Este proceso  participativo se ha convertido en “un triste recordatorio de la falta de voluntad  real por parte de UPN para involucrar a los ciudadanos en decisiones que afectan  directamente a sus vidas y a su entorno”, recuerda Koldo Martínez. 

Para Geroa Bai “es necesario realizar un estudio exhaustivo que aporte datos  para conocer la necesidad real de aparcamiento en el Segundo Ensanche”.  “Realizar esta obra sin una imagen clara del modelo de ciudad que queremos, y  sin un estudio global, será un parche más en el desarrollo urbanístico de Iruñea  al que nos tiene acostumbrados y acostumbradas UPN”, afirma Koldo Martínez.

A juicio del concejal de Contigo-Zurekin, Txema Mauléon, “es insólito que UPN siga empecinado en ir contra la mayoría municipal que pide su paralización definitiva y otro modelo participativo. Nuevamente, y a pesar de haber modificado algunos aspectos de la consulta, UPN busca legitimar un proyecto de parking insostenible desde el punto de vista económico, social y medio ambiental”.

“UPN y su alcaldesa está nuevamente mintiendo a la ciudadanía diciendo que los grupos de la oposición no queremos participación ciudadana, cuando es precisamente la oposición la que queremos que participe todo el barrio y toda la ciudad en un proceso. Sin ir más lejos, ayer mismo recibimos una queja de una persona de la comunidad educativa del Instituto Plaza de la Cruz, uno de los grandes afectados por las obras, que con este método de participación no va a ser tenida en cuenta su opinión,” ha subrayado Mauleón.

Desde Contigo-Zurekin se ha insistido en la exigencia a UPN de respetar la voluntad de la mayoría de la ciudadanía de Pamplona, que ha solicitado a través de su representación democrática, que se deseche el proyecto del parking, y se impulse un proceso participativo de todo el barrio en torno al Plan del Ensanche, en el que se aborden todas las necesidades del mismo.