El ascensor de Trinitarios, los nuevos carriles bici o la Zona de Bajas Emisiones, pendientes de una nueva modificación presupuestaria del Ayuntamiento

Foto: Fachada del ayuntamiento de Pamplona
Foto: Fachada del ayuntamiento de Pamplona

La propuesta, que se debatirá en Pleno, asciende a 2,8 millones de euros y recoge proyectos con financiación de los fondos europeos Next Generation EU como la gestión de una Zona de Bajas Emisiones, el ascensor de Trinitarios o nuevos carriles bici

El ascensor de Trinitarios, los nuevos carriles bici o la Zona de Bajas Emisiones, pendientes de una nueva modificación presupuestaria del Ayuntamiento

La Comisión de Presidencia ha conocido esta mañana una propuesta de modificación presupuestaria por valor de 2.882.463,25 euros para gastos en proyectos que cuentan con financiación de los fondos europeos Next Generation EU. Esta propuesta la deberá aprobar el Pleno del Ayuntamiento de Pamplona el próximo 7 de abril e incluye financiación para los sistemas de gestión de una Zona de Bajas Emisiones, para el ascensor de Trinitarios, para aparcamientos disuasorios o para carriles bici en el sur de la ciudad.

El Ayuntamiento de Pamplona ha recibido 6,3 millones del programa de ayudas a municipios para la implantación de zonas de bajas emisiones y la transformación digital y sostenible del transporte urbano, en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) y financiado a través de los fondos europeos Next Generation EU. Las ayudas se distribuían en 2.329.090,24 euros para movilidad vertical en Trinitarios, 1.319.727,27 euros para itinerarios que completen la red ciclable, 924.303,53 euros para aparcamientos disuasorios, 914.726,23 euros para los sistemas de gestión de una Zona de Bajas Emisiones, 535.537,19 euros para pasos peatonales seguros y 307.041,32 euros para entornos escolares seguros.

Esta convocatoria de ayuda permitía la inclusión de gastos ejecutados en 2020 y 201, como las actuaciones en los entornos escolares y en pasos de peatones o algunos gastos relacionados con aparcamientos disuasorios. Otras actuaciones, como el carril bici de Labrit, ya cuentan con presupuesto aprobado en 2022. Pero buena parte de los proyectos para los que se ha obtenido financiación no cuentan con crédito adecuado y suficiente en la actualidad para llevar a cabo esas inversiones.

La urgencia en la aprobación de estas modificaciones presupuestarias tiene que ver con los plazos de tramitación de los proyectos. Los procesos de licitación de las actuaciones previstas para este 2022 deben ser publicados antes del 30 de abril y, a finales del mes de noviembre, debe estar adjudicado el 60% del importe total de las actuaciones financiables. El retraso en la licitación o en la adjudicación supondrá una penalización que consistirá en reducir en un 5% en el importe del pago anticipado.

Sobre la Zona de Bajas Emisiones

El expediente dado a conocer en Comisión de Presidencia cuenta con 6 modificaciones presupuestarias, 3 de ellas relativas a la gestión de una Zona de Bajas Emisiones en el centro de la ciudad. Esas tres modificaciones suman un presupuesto de 1.229.798,60 euros. Los sistemas de gestión de esa Zona de Bajas Emisiones requieren de inversiones en equipamiento para el control de la calidad del aire y del ruido o para el control de aforo e identificación de matrículas de cara a su puesta en marcha antes de 2023. Y es que la Ley 7/2021, de 20 de mayo, de Cambio Climático y Transición Energética, como medida para la promoción de una movilidad sin emisiones, obliga a los municipios de más de 50.000 habitantes a adoptar planes de movilidad urbana sostenible que introduzcan medidas de mitigación que permitan reducir las emisiones derivadas de la movilidad.

Así la cosas, para la ejecución de esa Zona de Bajas Emisiones se debe incrementar el presupuesto en tres partidas concretas. Por una parte, se establecen 812.112,59 euros para equipos de proceso de información y 345.642,24 para aplicaciones informáticas. Ambas partidas se incluyen en la encomienda a la empresa municipal ANIMSA para la implantación de los sistemas de gestión de esa Zona de Bajas Emisiones. Además, se reservan 72.043,76 euros para la contratación de una asistencia técnica para el diseño de la Zona de Bajas Emisiones en Pamplona.

Ascensor de Trinitarios, aparcamientos disuasorios y carriles bici

La mayor partida, con 1.076.527,06 euros, se corresponde con las actuaciones previstas en aparcamientos disuasorios. Algunas de esas intervenciones ya se han ejecutado, como las de los aparcamientos de Rochapea (junto a Cardenal Ilundáin) y Arrosadía 1 y 2. Con parte de ese presupuesto se busca completar su financiación. Como proyectos para este 2022 se recogen aparcamientos disuasorios en Tajonar, Trinitarios y San Jorge.

La modificación presupuestaria incluye una partida de 421.000 euros para nuevos itinerarios que completen la red ciclable de la ciudad. Se prevén actuaciones para la creación de carriles bici en las calles Sadar, Tajonar y Julián Gayarre. Por último, se genera créditos por valor de 155.137,59 euros para una parte de la segunda fase de las obras del ascensor de Trinitarios y sus correspondientes conexiones urbanas. El grueso de la ejecución (unos 724.000 euros) se prevé para 2023. Esta modificación afecta al presupuesto de la Gerencia de Urbanismo, que es quien ejecuta la inversión.

El ascensor de Trinitarios, los nuevos carriles bici o la Zona de Bajas Emisiones, pendientes de una nueva modificación presupuestaria del Ayuntamiento
Comentarios