Los grupos de la oposición acuerdan que un Plan Plurianual de consenso regirá las ayudas a la rehabilitación ampliadas a todos los barrios

Vista aérea de la Milagrosa
Vista aérea de la Milagrosa

Exigen cambiar antes de 2023 la Ordenanza para incluir la ampliación de estas ayudas que serán mayores para el Casco Viejo y zonas vulnerables 

Los grupos de la oposición acuerdan que un Plan Plurianual de consenso regirá las ayudas a la rehabilitación ampliadas a todos los barrios

 

Los grupos de la oposición, EH Bildu, PSN y Geroa Bai, han defendido y aprobado en la Comisión de Urbanismo una enmienda que especifica y define la ampliación de las ayudas a la rehabilitación en todos los barrios de Pamplona hasta el máximo permitido. Los tres grupos han ratificado su propuesta inicial de obligar al equipo de gobierno a aumentar este tipo de ayudas en todos los barrios con la excepción del Casco Viejo y las zonas vulnerables de la ciudad, donde las ayudas serán aún mayores. 

Asimismo, los tres grupos, que ostentan la mayoría en el Ayuntamiento de Pamplona, han incluido en la proposición que finalmente se aprobará el compromiso para “reforzar la capacidad financiera y las oficinas de rehabilitación municipales”. Este compromiso se deberá plasmar en un Plan de Rehabilitación plurianual que deberá ser elaborado por el equipo de gobierno, pero, además, “consensuado entre todos los grupos municipales”.

En tercer lugar, la propuesta insta al alcalde Maya y al concejal Echeverría a “presentar ante la Comisión de Urbanismo un borrador para una actualización completa de la Ordenanza Reguladora de las Ayudas Municipales a la Rehabilitación”. En esta nueva ordenanza será en la que deberán concretarse los incrementos respecto a las ayudas generales tanto para el Casco Antiguo como para las zonas vulnerables de la ciudad.

Pero, además, EH Bildu, PSN y Geroa Bai, introducen una modificación importante a su propia propuesta: obligar al equipo de gobierno a analizar la viabilidad jurídica “para incorporar en las nuevas convocatorias de subvenciones a todos los expedientes ya iniciados que concluyan sus obras a partir del 1 de enero de 2023”.

El objetivo que persiguen los tres partidos de la oposición es adecuar la normativa municipal a los actuales retos derivados de la transición energética para hacer frente al cambio climático. El texto sostiene que la actual ordenanza de ayudas a la rehabilitación (data de 2007) “ha quedado obsoleta por diferentes razones como el paso del tiempo, la nueva normativa o las necesidades derivadas de la transición energética”.

Estos cambios en la declaración inicial, presentada el pasado viernes por los tres grupos, llegan tras la enmienda con la que Na+ trataba de hacer suyo el proyecto marcando las pautas a seguir en la extensión de estas ayudas. Con la nueva redacción, EH Bildu, PSN y Geroa Bai, ponen en valor “la enorme trascendencia que la rehabilitación tiene para este Ayuntamiento y que va a ser una pieza fundamental en las políticas de ahorro para la necesaria transición energética”. Eso sí, cuestionan “las formas tan poco edificantes con las que este Alcalde Maya aborda los posibles cauces de consenso”, tras asistir a un intento de apropiarse e instrumentalizar la iniciativa a través de una enmienda publicitada como institucional por el servicio de prensa, cuando era de Na+. “Esto no podemos sino calificarlo de uso partidista de un servicio municipal”, sentencian.

Los grupos de la oposición acuerdan que un Plan Plurianual de consenso regirá las ayudas a la rehabilitación ampliadas a todos los barrios
Comentarios