Detectores de fraude: Pamplona contará con sensores de presencia en 150 plazas de aparcamiento para personas con discapacidad

Foto: Un sensor en una de las plazas en una imagen del Ayto. de Pamplona
Foto: Un sensor en una de las plazas en una imagen del Ayto. de Pamplona

Estarán en Casco Antiguo y Ensanches y la iniciativa será financiada con fondos Next Generation EU

Detectores de fraude: Pamplona contará con sensores de presencia en 150 plazas de aparcamiento para personas con discapacidad

El Ayuntamiento de Pamplona colocará un sistema de detección automática de ocupación en 150 plazas de aparcamiento destinadas a personas con discapacidad (movilidad reducida) en Casco Antiguo, Primer y Segundo Ensanche. Es la primera fase de una iniciativa en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, financiado por la Unión Europea y los fondos Next Generation EU.

Este sistema consiste en la instalación de un sensor de presencia en el pavimento de la plaza de aparcamiento que se mantendrá en comunicación permanente con el centro de la Policía Municipal de Pamplona. Con esta información, el sistema podrá conocer en tiempo real qué plazas están ocupadas y cuáles no, lo que tendrá dos consecuencias. Por un lado, conocer la demanda real de este tipo de estacionamientos para poder ajustar la oferta de estas plazas y, por otro, controlar su posible uso fraudulento. En un futuro, esa información estará disponible a tiempo real como orientación para las personas con movilidad reducida para facilitarles las ubicaciones disponibles para aparcar. Del número total de plazas que inicialmente se van a incluir en este sistema, 64 son estacionamientos en batería y 86 en línea, los constituye el total de plazas reservadas para discapacidad en el ámbito de actuación previsto.

Dentro de esta línea de estudio de las plazas reservadas, el Consistorio está comprobando y adecuando a la normativa de accesibilidad las plazas de aparcamiento para personas con movilidad reducida que ya existen, principalmente las situadas en el entorno de edificios públicos, especialmente sanitarios. Los trabajos de adecuación consisten en el repintado de los estacionamientos con las dimensiones requeridas por la normativa, además de la realización de rampas accesibles en los casos en que sea necesario. Estos últimos trabajos tienen consignado para el año 2022 un presupuesto de 100.000 euros.

 

Detectores de fraude: Pamplona contará con sensores de presencia en 150 plazas de aparcamiento para personas con discapacidad
Comentarios