Culmina el proyecto transfronterizo Spagyria, en el que ha participado Pamplona, con la certificación de una crema cosmética

A* Jesús M Garzaron/Ayuntamiento de Pamplona
F* 2019_10_16
T* Proyecto europeo Spagyria. Secadero de plantas en Aranzadi. Plantación de Melisa
L* Aranzadi, parque
A* Jesús M Garzaron/Ayuntamiento de Pamplona F* 2019_10_16 T* Proyecto europeo Spagyria. Secadero de plantas en Aranzadi. Plantación de Melisa L* Aranzadi, parque

Como parte del proyecto, se construyó en Aranzadi un secadero de plantas, utilizado para secar la cosecha de melisasingrediente de la crema

Culmina el proyecto transfronterizo Spagyria, en el que ha participado Pamplona, con la certificación de una crema cosmética

Después de cuatro años de trabajo, el proyecto de cooperación transfronteriza Spagyria culmina con la presentación de la crema cosmética 100% ecológica, certificada por la Agencia Nacional del Medicamento de Francia. El Ayuntamiento de Pamplona ha formado parte de este proyecto con la construcción en el parque de Aranzadi de un secadero de plantas, donde se ha trabajado con cosechas de melisas, uno de los ingredientes de esa crema. 

El proyecto Spagyria ha contado con un presupuesto de 1.850.000 euros, financiados al 65% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), a través del Programa Interreg V-A España – Francia – Andorra (POCTEFA 2014 – 2020). Su ayuda se concentra en el desarrollo de actividades económicas, sociales y medioambientales transfronterizas a través de estrategias conjuntas a favor del desarrollo territorial sostenible. Spagyria lo han conformado siete socios: la Fundación Valentia, Les Jardins de Girou, Elkarkide, la Universidad de Zaragoza, Medes y los ayuntamientos de Huesca y Pamplona.

El acto de clausura, celebrado hace unos días en Huesca, sirvió también para presentar la imagen de marca de Spagyria y una exposición itinerante en la que la ciudadanía podrá conocer en profundidad cada una de las acciones que los socios han llevado a cabo durante el proyecto. Otro de los hitos de Spagyria ha sido la creación de unas bases para una norma de acreditación en ecológico que pueden ser transferibles a cualquier persona o entidad que quiera trabajar bajo las premisas de respeto al medio ambiente y a la conciencia de las plantas.

Desarrollo del proyecto

Spagyria se inició en 2018. Su primera acción fue la plantación de un huerto piloto con 8 especies aromáticas en Huesca, Pamplona y Alto Garona, las tres zonas donde se ha llevado a cabo el proyecto. En esa primera fase se observó que había escasez en el mercado de semillas de plantas aromáticas ecológicas. En 2019 se procedió a plantar en extensivo las especies vegetales que mejores resultados y rendimientos habían dado en el estudio realizado por la Universidad de Zaragoza.

Así las cosas, en Toulouse se plantaron 5000 m2 de Salvia officinalis, en Pamplona se cultivó la melisa y en Huesca 3000 m2 de caléndula y 6000 m2 de Salvia sclarea. En primavera esas plantas se cosecharon siguiendo unos protocolos elaborados por el CITA y, seguidamente, se secaron en instalaciones como la creada en el parque de Aranzadi. Cuando la planta estuvo seca se envió a picar a la empresa JOSENEA de Pamplona y de allí a la Universidad de Zaragoza para la obtención de los ingredientes del cosmético mediante un sistema 100% limpio y seguro utilizando anhídrido carbónico supercrítico y etanol.

En la realización de todos estos procesos se llevó una trazabilidad y se estudió el impacto ambiental de cada uno de ellos, por lo que se ha calculado la huella de carbono del proyecto. Este material bioactivo extraído en el laboratorio de la Universidad de Zaragoza se envió al laboratorio KARICIA, contratado por el proyecto para la fabricación del cosmético, cuya base son extractos de caléndula, Salvia sclarea e hidrolato de melisa. Las primeras muestras de esta crema se enviaron al centro de investigación MEDES, que llevó a cabo el análisis clínico de la crema en 60 voluntarios. La crema cosmética ha obtenido el visto bueno de la Agencia Nacional del Medicamento de Francia y del Comité de Ética. 

 

Culmina el proyecto transfronterizo Spagyria, en el que ha participado Pamplona, con la certificación de una crema cosmética
Comentarios