Los aseos públicos de la Ciudadela estarán reformados para final de año

La intervención consistirá principalmente en la reforma interior de la caserna con la renovación completa del espacio y una nueva distribución

Los aseos públicos de la Ciudadela estarán reformados para final de año

El Ayuntamiento de Pamplona va a invertir 119.415 euros en la reforma de los aseos públicos de la Ciudadela que estará acabada para finales de año. Conllevarán la renovación completa del espacio creándose una nueva distribución. La Junta de Gobierno Local ha aprobado la adjudicación de la contratación de las obras a favor de Erki Construcción Sostenible S.L. Los trabajos tienen un plazo de ejecución de 2 meses y una garantía de 3 años. El precio de licitación era de 133.817 euros con lo que la rebaja ha sido del 11%.

Los aseos están ubicados en una de las 13 casernas que se encuentran junto a la Puerta de Socorro y no se ha efectuado ninguna obra en ellos desde que se hicieron, en la década de los 70. La intervención consiste principalmente en la reforma interior de la caserna, sin que los trabajos afecten al exterior ni al proyecto de impermeabilización de las Casernas de la Puerta de Socorro que se ejecutará próximamente. La superficie total útil sobre la que se va a actuar es de 90,60 m². La actuación se llevará a cabo tras el acuerdo presupuestario entre los grupos de Navarra Suma y Socialistas del Ayuntamiento de Pamplona.

El proyecto de la reforma, realizado por personal técnico municipal, ha tenido en cuenta que las murallas y la Ciudadela de Pamplona están protegidas por la Ley 16/1985 de 25 de junio del Patrimonio Histórico Español. Esto obligará a que durante la actuación se tenga especial cuidado en el tratamiento de los materiales y que la empresa contará con personal cualificado. Las obras se realizarán minimizando las afecciones al paso peatonal teniendo en cuenta que es una zona de tránsito.

Se derriban tabiques, se cambia carpintería y se limpian los muros interiores

Las obras comenzarán con el derribo de los actuales tabiques de separación, ejecutados con ladrillo y revestimiento cerámico, así como del revestimiento interior de ladrillo realizado junto a las paredes de la bóveda. Se retirarán todas las carpinterías de madera que se encuentran en un mal estado debido a la humedad existente y se limpiarán los muros interiores, limpieza que se llevará a cabo con cepillos de cerdas naturales. Asimismo, se retiran los aparatos sanitarios, los lavabos y los sistemas iluminación actuales.

Las nuevas particiones se realizarán con estructura metálica revestida de paneles fenólicos muy resistentes a la humedad, a una altura de 2,30 metros y en color negro mate. Se colocará una iluminación general mediante luminaria lineal suspendida, así como aparatos sanitarios y puertas. El suelo será de gres rectificado similar al colocado en la caserna del Fortín de San Bartolomé, que permitirá una fácil limpieza. Por último, se dotará al espacio de una ventilación mediante extractor. Las instalaciones de telefonía se mantendrán, modificando su posición.

 

Los aseos públicos de la Ciudadela estarán reformados para final de año
Comentarios