El alcalde de Pamplona visita el “Espacio Activo” de Cruz Roja Navarra en la calle Aralar

F4E8F330-2906-4924-BF30-7E7D6B98B907
F4E8F330-2906-4924-BF30-7E7D6B98B907
La sede de “Espacio Activo”, de 600 m2, aglutina los servicios de Cruz Roja Navarra destinados a personas mayores y a personas cuidadoras
El alcalde de Pamplona visita el “Espacio Activo” de Cruz Roja Navarra en la calle Aralar

El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, y la concejala delegada de Servicios Sociales, Acción Comunitaria y Deporte, María Caballero, han visitado el “Espacio Activo” de Cruz Roja Navarra, un espacio físico en la calle Aralar, 2 que aglutina toda la labor que esta entidad desarrolla con las personas mayores. Para hacerlo posible, Cruz Roja cuenta con la colaboración de diferentes entidades públicas y privadas, así como de fondos propios. La idea de este espacio es seguir consolidando los servicios ya existentes para las personas mayores, así como crear nuevos entornos amigables comunitarios con el colectivo mayor y oportunidades de desarrollo para impulsar proyectos de vida activos y saludables.

La dependencia tiene 600 m2 en planta baja y sin barreras arquitectónicas, desde donde el voluntariado atiende, anualmente, a más de 4.000 personas mayores o cuidadoras a través de los distintos proyectos que engloban una amplia cartera de recursos. Este recurso pretende dar salida a las demandas de personas o familias, bien directamente, bien con información específica sobre dónde acudir, en el caso de Pamplona incluyendo los servicios sociales de base que gestiona el Ayuntamiento de Pamplona a través de las unidades de barrio.

Los proyectos destinados a mayores persiguen un envejecimiento saludable, su autonomía y el apoyo a personas cuidadoras ofreciendo: acompañamiento en el proceso de envejecimiento, red social para personas mayores solas, atención a personas con funciones cognitivas deterioradas y promoción del envejecimiento saludable. También prestar ayudas técnicas para la vida diaria, la teleasistencia y soluciones tecnológicas, la promoción del “buen trato” a personas mayores o la intermediación laboral con personas cuidadoras y familias, entre otros.

Los datos indican que en Pamplona viven 46.342 personas de 65 o más años (un 22% de la población total) con una tendencia ascendente constatable año a año. El fenómeno no es homogéneo en toda la ciudad. Hay barrios cuyo índice de vejez se encuentra por encima de los niveles medios como son Iturrama, San Juan, Ermitagaña-Mendebaldea y Txantrea, mientras que otros, como Buztintxuri-Euntzetxiki y Mendillorri, no alcanzan el 10%. Las zonas más envejecidas de Pamplona son Iturrama seguida de San Juan.

El alcalde de Pamplona visita el “Espacio Activo” de Cruz Roja Navarra en la calle Aralar
Comentarios