Osasuna, superado por el Celta en Balaídos (2-0)

Foto: Osasuna.es
Foto: Osasuna.es
Dos desajustes tumbaron las aspiraciones de un Osasuna que no fue capaz de sumar en Vigo.
Osasuna, superado por el Celta en Balaídos (2-0)

El Club Atlético Osasuna cayó en un encuentro que se decantó con dos desajustes rojillos que terminaron con sendos goles vigueses. Aunque las primera ocasiones fueron rojillas, con un balón que estrelló Budimir en el larguero entre ellas, el cuadro local impuso el control y antes del descanso anotó dos tantos que a la postre serían definitivos. El primero, obra de Hugo Mallo tras una dejada de cara de S. Mina y, el segundo, del propio Santi Mina, que empujó a la red un pase de Iago Aspas precedido de una jugada en la línea de fondo. En el segundo tiempo, los navarros lo intentaron ante el cuadro de Vigo, que se plantó en su campo y que no concedió atrás.

Osasuna salió muy bien al Abanca Balaídos y a punto estuvo de adelantarse en el marcador en tres ocasiones. La primera de ellas fue para un Juan Cruz que no llegó a rematar un saque de esquina colgado desde el lado izquierdo; la segunda la tuvo Budimir en la jugada posterior tras un centro de Kike Barja que peinó un zaguero y al que no llegó por muy poco el ‘diecisiete’ rojillo y la tercera fue también para el croata y fue la más clara del encuentro para los de Navarra. Nacho Vidal ganó la línea de fondo y puso un centro raso al primer palo que Budimir logró rematar con su pie derecho tras ganarle la disputa a su defensor, pero el esférico se estrelló en el larguero y salió repelido.

El 2-0 definitivo, antes del descanso

Tras el buen arranque visitante, el conjunto de Vigo fue entrando poco a poco en el encuentro y, pese a que no hicieron intervenir a S. Herrera, los gallegos se adueñaron del choque. A la media hora de partido, Hugo Mallo aprovechó un desajuste en la zaga osasunista y, aprovechándose de una dejada de cara de Santi Mina, empaló un potente disparo desde la frontal del área que terminó en el fondo de la red. El 1-0 no hizo sino acrecentar a los locales, que volvieron a aprovecharse de una indecisión en la defensa rojilla para hacer un 2-0 que sería definitivo. Iago Aspas y Denis Suárez enlazaron una jugada sobre la línea de fondo y el ‘diez’ vigués asistió ante la llegada de Santi Mina al primer palo. El atacante empujó con acierto el esférico haciendo el 2-0 cinco minutos antes del descanso.

Tras el paso por los vestuarios, Osasuna dio un paso adelante ante un Celta que se replegó en su campo pero que apenas sufrió ante los intentos de los de Jagoba Arrasate. Los balones al área fueron constantes y, pese a que Kike G. y Kike Barja estuvieron cerca de recortar distancias, Dituro no tuvo que realizar ninguna intervención. Así, el encuentro llegó a su conclusión con un 2-0 que deja a Osasuna en decimotercera posición con veinticinco puntos tras veintiún partidos. El próximo partido de los de El Sadar será el domingo 23 de enero a las 14:00 horas en el Nuevo Los Cármenes ante el Granda Club de Fútbol.

Fuente. Osasuna.es

Osasuna, superado por el Celta en Balaídos (2-0)
Comentarios