El coste de la reforma de El Sadar asciende a 23,3 millones

Foto: Osasuna.es
Foto: Osasuna.es
El coste de la reforma de El Sadar asciende a 23,3 millones

La reforma del estadio El Sadar ha tenido un coste de 23.306.258,22 euros.

Esta cantidad recoge todas las actuaciones ejecutadas por la constructora VDR (20,1 millones), así como las instalaciones eléctricas ejecutadas por GABYL (2,2 millones) y los nuevos asientos de Daplast (0,9 millones).

Dichas cantidades ya fueron reveladas en la última Asamblea Extraordinaria de socios compromisarios, y serán explicadas con más detalle el próximo día 23, fecha en la que está prevista una nueva reunión extraordinaria de los compromisarios para elegir a los componentes de la Junta Electoral.

 
Por ese motivo, el club ha comenzado a remitir a los domicilios de los socios compromisarios toda la documentación necesaria para la reunión en un USB en el que se incluye un informe de 259 páginas en las que se detalla con todo lujo de detalles el coste de la obra de reforma del estadio.
 
El club, dentro de su compromiso con la transparencia, lleva meses trabajando en un informe que recoja todos los aspectos relacionados con la obra de reforma del estadio, especialmente con todos aquellos que tienen que ver con las mejoras realizadas al proyecto original.
De la mano de IDOM, una empresa de servicios profesionales de consultoría, ingeniería y arquitectura, el club ha ido recopilando todas las intervenciones que se han llevado a cabo en El Sadar, acompañándolas de una breve explicación, fotografías que ayuden a entender la actuación realizada y la factura de la misma. Se trata de un exhaustivo informe en el que pone a disposición de todos los socios y aficionados de la entidad una cantidad de información nunca antes compartida en una obra de estas características. El objetivo es que, al margen de los hitos ya conocidos que se incluían en el proyecto original y que figuraban en las bases que lanzó el club en 2018, así como en los dossieres realizados de forma previa a la votación de 2019, los socios puedan tener un exacto conocimiento de cómo y por qué se han invertido 7,3 millones adicionales para mejorar el resultado de la reforma tras el ascenso.
 
Un estadio elegido por los socios
 
El informe incluye una pequeña introducción, a modo de contexto, en la que se explica cómo echó a andar el proyecto el 4 de julio de 2018 en una rueda de prensa en la que el presidente de la entidad, Luis Sabalza, anunció que el club iba a convocar un concurso abierto a todos los estudios de arquitectura interesados que culminaría posteriormente con una votación entre todos los socios del club, que serían finalmente quienes elegirían el proyecto ganador.
Como culminación a un proceso abierto y participativo, los socios de la entidad fueron llamados a las urnas entre el 18 y el 23 de febrero de 2019. La votación se convirtió en la más participativa de la historia del Club Atlético Osasuna, ya que 8.409 socios aportaron su decisión al proceso. El 90’37% se decantó por una reforma integral del estadio, una opción escogida por 7.599 socios. Por su parte, la reforma básica contó con un total de 644 apoyos, el 7’66% de los votantes. El escrutinio también arrojó 162 votos blancos (1,93%) y 4 votos nulos. De entre los proyectos de reforma integral, el más votado fue Muro Rojo (OFS Arquitectos y VDR), por el que se decantaron 3.820 socios; es decir, el 45’43% de los votantes. Las otras opciones tuvieron los siguientes resultados: Nuevo Sadar (DNA Arquitectos y Victorino Vicente), 1.718 votos y un porcentaje del 20,43%; Sadar Berria (TYM Asociados con Grupo Herce y Amenábar), 1.309 sufragios y un porcentaje del 15’57%; Rojo-Azul (Vaíllo+Irigaray Arquitectos y ACR), 1.022 votos y un porcentaje del 12,15%; y Fortaleza Rojilla (AH Asociados y Obenasa), 287 votos y un porcentaje del 3,41%.
 
Osasuna ya ha pagado el 50% de la reforma
 
A partir de ese momento comenzaron las obras de reforma y ampliación del estadio, que han culminado en apenas dos años.
 
El proyecto, planteado con el equipo en Segunda División, exigía una serie de actuaciones por un importe máximo de 16 millones de euros. A dicha cantidad se le añadieron, a raíz del ascenso a la máxima categoría, una serie de mejoras, la mayoría voluntarias y otras de carácter obligado, por importe de 7,3 millones de euros. La primera parte del proyecto, la de 16 millones de euros, se financió mediante un préstamo autorizado por la Asamblea y del que ya se han pagado 6,5 millones de euros. Los otros 7,3 millones se han atendido en una gran parte con fondos propios, unos 5 millones de euros ya pagados, y otros 2,3 millones se han financiado a diez años y compensado mediante un acuerdo de patrocinio con las empresas Gabyl y Enhol explicado en el dossier informativo. Osasuna asume el 100% del coste de la reforma y, a estas alturas, ha pagado ya alrededor del 50% de los 23,3 millones.
 
Uno de los costes por asiento más bajos de Europa
 
El informe contiene también una breve explicación general del coste y la financiación de la obra, así como una comparativa con otras reformas que se han hecho o se están haciendo en España y en el resto de países europeos. El coste por asiento de la reforma de El Sadar asciende a 990 euros, siendo uno de los costes más bajos del continente.
 
La parte más amplia del documento, firmada por IDOM, comienza con un informe general del coste y a partir de ahí se desarrolla de forma amplia en tres bloques: proyecto inicial de 16 millones de euros; mejoras añadidas posteriormente al proyecto y, finalmente, cómo se ha resuelto toda la parte eléctrica tras tomar la decisión de separarla del proyecto original. Dentro de las mejoras añadidas, se incluye también un detalle sobre cuáles han sido mejoras solicitadas por el club, y cuáles se han tenido que llevar a cabo por requerimiento de LaLiga o las administraciones públicas.
 
El club espera aumentar en 3 millones de euros sus ingresos tras la reforma
 
Por último, el informe concluye con el detalle del retorno esperado por el club con el nuevo estadio. La generación de nuevas localidades, nuevos locales comerciales, zonas VIP, nuevos espacios publicitarios, etc, permtirá a Osasuna aumentar sus ingresos en unos 3 millones de euros por temporada en las actuales circunstancias. La mayor parte de este importe corresponde a los nuevos socios ubicados en el nuevo anillo de gradas construido, así como a la venta de entradas y a los cerca de 450 nuevos asientos VIP generados por la reforma. 
 
El importe final del coste de la obra se ha realizado a la conclusión de la misma, aunque es evidente que el estadio seguirá necesitando durante los próximos años inversiones para acondicionar el museo, la sala multiusos (Sala 1920), decorar determinados espacios, amueblar otros, etc. Inversiones que se irán realizando en la medida en que el club vaya disponiendo de los recursos necesarios para ello. 
 
Del mismo modo, la entidad quiere agradecer a sus socios la paciencia que han tenido durante el periodo en el que se han llevado a cabo las obras, que inevitablemente han conllevado ciertos inconvenientes y molestias, al igual que a todos los vecinos de los edificios colindantes con El Sadar.

El coste de la reforma de El Sadar asciende a 23,3 millones
Comentarios