La última 'melonada' de la jefa de gobierno de Italia: hasta el Vaticano rechaza su idea de dar 20.000 euros para quien se case por la Iglesia

Foto: Ciudad del Vaticano
Foto: Ciudad del Vaticano

"Frente a lo que Bauman llamaba 'amor líquido' --ha explicado el arzobispo--, sería deseable que los jóvenes volvieran a descubrir la solidez de los lazos familiares que ayudan a la estabilidad de toda la sociedad. Y que la sociedad les apoye en esto"

La última 'melonada' de la jefa de gobierno de Italia: hasta el Vaticano rechaza su idea de dar 20.000 euros para quien se case por la Iglesia

El presidente de la Academia Pontificia para la Vida, al arzobispo Vincenzo Paglia, se ha mostrado contrario a la propuesta del Gobierno de Italia de ofrecer un bono de hasta 20.000 euros para los que se casen por la Iglesia y ha asegurado que el matrimonio para la Iglesia "es un sacramento" y que, por lo tanto, "no se puede comprar".

"El matrimonio cristiano es una elección de amor para formar una familia, una elección de fe, libre. El matrimonio para la Iglesia es un sacramento y un sacramento no se puede comprar", ha asegurado Paglia sobre la iniciativa propuesta por el partido ultraderechista Liga de Matteo Salvini, que forma parte del Ejecutivo de Giorgia Meloni.

Así, ha asegurado que el Estado tiene que estar "comprometido con el apoyo a las familias" sobre todo, en los momentos "más difíciles" como la actual crisis energética actual, derivada de una escasez global de combustibles por la guerra en Ucrania. Sin embargo, el responsable del organismo del Vaticano que se ocupa de analizar los principales problemas de bioética y derecho, relativos a la promoción y a la defensa de la vida, sobre todo en la relación directa que estos tienen con la moral cristiana y las directivas del Magisterio de la Iglesia, ha asegurado que esa ayuda "debería concernir a todos los ciudadanos".

"Debería concernir a todos los ciudadanos, obviamente, no sólo a algunos, independientemente de si tienen o no fe", ha manifestado. Para Paglia, es cierto que "ante la crisis de los matrimonios, ya sean religiosos o civiles, es oportuno pensar en un sistema de apoyo a las uniones estables". "Si el Estado quiere ayudar a las familias, que lo haga, pero a todas las familias", ha manifestado.

"Frente a lo que Bauman llamaba 'amor líquido' --ha explicado el arzobispo--, sería deseable que los jóvenes volvieran a descubrir la solidez de los lazos familiares que ayudan a la estabilidad de toda la sociedad. Y que la sociedad les apoye en esto".

En este sentido, ha precisado que se refiere a todos los vínculos, sin cortocircuitos innecesarios. "Muchas personas que no tienen intención de celebrar el sacramento están, sin embargo, convencidas del valor de la fidelidad y de la solidez del vínculo: saben que casarse es un asunto serio", ha añadido.

La última 'melonada' de la jefa de gobierno de Italia: hasta el Vaticano rechaza su idea de dar 20.000 euros para quien se case por la Iglesia
Comentarios