Tom Glynm-Carney, Aegon en La Casa del Dragón: "La violencia sexual en pantalla no puede ser superflua ni injustificada"

Tom Glynm-Carney, Aegon en 'La Casa del Dragón' - HBOMADRID, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -
Tom Glynm-Carney, Aegon en 'La Casa del Dragón' - HBOMADRID, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

 "No me sorprendería que en 15 o 20 años haya series sobre el caos absoluto de ahora en Downing Street"

Tom Glynm-Carney, Aegon en La Casa del Dragón: "La violencia sexual en pantalla no puede ser superflua ni injustificada"

'La Casa del Dragón' ha puesto el punto y final a su primera temporada. Y con motivo del estreno del décimo y último capítulo de la primera tanda de episodios, uno de sus protagonistas de la ficción de HBO Max, Tom Glynm-Carney, ha visitado España. El actor, que interpreta a Aegon Targaryen, un joven violador y alcohólico que ha llegado a ser rey, destaca cómo la precuela de 'Juego de Tronos' ha evolucionado en las escenas que reflejan la violencia machista respecto a la serie original.

"La violencia sexual no puede ser superflua ni estar injustificada en la pantalla", asegura el intérprete en una entrevista concedida a Europa Press en la que sostiene que 'La Casa del Dragón' hace "una aproximación mucho más elegante de esos momentos". "Creo que la violencia todavía está ahí, y es lo que hace que la serie sea impactante y real. Pero ahora lo hace desde el punto de vista de la mujer", indica el intérprete.

En este sentido, el actor británico destaca que el gran hallazgo de Clare Kilner y el resto de los directores que han trabajado en la serie y "han tenido que lidiar con el sexo ha sido mostrar estas escenas desde la perspectiva femenina, lo cual es realmente importante".

En su caso, le ha tocado dar vida a uno de los personajes que mayor controversia han generado en esta primera temporada: Aegon Targaryen, un joven caprichoso adicto al sexo y a la bebida que no duda en hacer lo que sea necesario para satisfacer sus apetencias. Unas actitudes que rápidamente le han valido comparaciones con Joffrey Baratheon, de 'Juego de Tronos', papel por el que el actor Jack Gleeson recibió una avalancha de ataques personales y odio en redes sociales que le llevaron incluso a anunciar que abandonar la interpretación.

"Fue una gran pena que Jack tuviera que soportar aquello. Y creo que todo se debe a lo fantástico que fue su trabajo desde el principio y a lo bien escrito que estaba el guion", defiende Glynm-Carney, que recuerda la necesidad de reflexionar al usar redes sociales. "Hoy en día la gente a menudo olvida que somos seres humanos. Utilizan las redes sociales como herramienta para contactar a alguien directamente en lugar de darle una vuelta", comenta.

En cualquier caso, el actor era consciente de que algo similar podría ocurrir con él, por lo que optó por una estrategia muy sencilla. "Trato de distanciarme de leer comentarios y redes sociales tanto como puedo. Así me siento protegido", reconoce. A ese respecto, también se ve con buenos ojos que el público reaccione lo ante los personajes de la serie y sus actos. "Es genial que la gente esté interesada, que tenga una respuesta visceral, da igual en qué forma se manifieste. Me alegro de que la gente esté tan involucrada y quiera participar. Si a nadie le importara, sería un problema más grande", expone.

Tanto 'Juego de Tronos' como 'La Casa del Dragón' versan sobre las dinámicas y las estratagemas para llegar y mantener el poder. Una trama en la que pueden encontrarse paralelismos con la actualidad política, especialmente agitada en Reino Unido tras la dimisión de Liz Truss despés solo 45 días como Primera Ministra. Una compleja situación ante la que Glynm-Carney, británico, intenta encontrar el lado positivo: "Cualquier buena historia nace de algo real que está sucediendo o ha sucedido".

"Creo que eso es lo que hacen los grandes escritores, se basan en la vida real. Eso es lo que ha hecho George R. R. Martin con 'La Casa del Dragón' y 'Juego de Tronos', usar muchos hechos de la historia británica sobre la realeza y tejer una historia a partir de ellos", cuenta. De esta forma, augura que la actualidad británica será un buen material de partida para futuras ficciones: "No me sorprendería que escritores jóvenes de ahora se basen en 15 o 20 años en el caos absoluto que está sucediendo en el número 10 de Downing Street".

RODAJE EN ESPAÑA

Al igual que ya ocurrió con 'Juego de Tronos', diversos pasajes de 'La Casa del Dragón' han sido rodados en España. En esta primera temporada algunos lugares de Cáceres se convirtieron en Desembarco del Rey, capital de Poniente. "Fue fantástico, me encantó. Todo el mundo fue muy amable y muy acogedor. El lugar en sí es impresionante, precioso", rememora Glynm-Carney sobre la filmación en Extremadura.

"Caminar por sus calles convertidas en el plató de 'Juego de Tronos' te hacía sentir que estabas ahí. Tiene una arquitectura que no hace falta modificarla, es perfecta tal y como es", continúa su alabanza a la ciudad extremeña. El actor finaliza deseando regresar para próximos rodajes de la serie: "Nos divertimos mucho allí. Y tengo ganas de volver, potencialmente, si lo hacemos".

'La Casa del Dragón' se basa en la novela 'Fuego y Sangre' y narra la historia de la Casa Targaryen una vez asentada en el poder en Poniente. El Rey Viserys I nombra a su hija Rhaneyra como legítima heredera del Trono de Hierro, algo que no gusta a determinados sectores poderosos que ansían que sea su hijo Aegon quien reciba la corona. La tensión va en aumento a medida que la división en la familia real crece, con alianzas y traiciones constantes en una meditada partida de ajedrez con el futuro de los Siete Reinos en juego.

Junto a Glynm-Carney, la serie está protagonizada por Matt Smith, Olivia Cooke, Emma D'Arcy, Paddy Considine, Rhys Ifans, Milly Alcock, Emily Carey o Eve Best, entre otros. Creada por Ryan Condal en colaboración con el propio George R. R. Martin, la primera temporada ya está disponible al completo en HBO Max.

Tom Glynm-Carney, Aegon en La Casa del Dragón: "La violencia sexual en pantalla no puede ser superflua ni injustificada"
Comentarios