Dos policías y seis migrantes muertos en el salto a Melilla, según una asociación de derechos humanos de Marruecos

Melilla inmigración
Melilla inmigración

La Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH) de Nador, la ciudad de Marruecos más cercana a Melilla, ha informado de la muerte de al menos dos gendarmes de la Policía de su país y seis migrantes de origen subsahariano.

Dos policías y seis migrantes muertos en el salto a Melilla, según una asociación de derechos humanos de Marruecos

A través de su cuenta en redes sociales, la organización no gubernamental del vecino país ha señalado que "el saldo provisional que se puede constatar en el atentado violento en la valla de Melilla es de dos gendarmes muertos y seis migrantes muertos".

La asociación también ha comunicado la existencia de "decenas de heridos en las dos partes, con al menos dos casos graves policiales" y otros "doces casos graves entre los migrantes" además de decenas de detenidos.

Las cifras ofrecidas por la AMDH de Nador a última hora del viernes elevan los números informados unas horas antes por las autoridades de Nador, que recoge la agencia oficial marroquí MAP.

Señalan por primera vez la existencia de fallecidos entre las fuerzas de seguridad de Marruecos, al menos dos gendarmes, y sube de cinco a seis los muertos entre los subsaharianos. La MAP, además, subrayaba que las labores de contención de salto sobre Melilla han dejado también 140 policías marroquíes heridos, cinco de ellos en estado grave.

Del lado español, la entrada masiva dejó al menos 49 agentes de la Guardia Civil heridos de carácter leve y 57 migrantes, de los que tres han sido atendidos en el hospital comarcal, según las cifras ofrecidas por la Delegación del Gobierno.

La Delegación del Gobierno de Melilla ha informado este viernes de que un grupo de unos 500 subsaharianos "perfectamente organizado y violento" ha forzado a las 8.40 horas el paso fronterizo del Barrio Chino. En el cercano monte Gurugú había 2.000 migrantes y, finalmente, lograron acceder a la ciudad española 133.

Se trata de la primera entrada de importancia que se produce en Melilla desde la normalización de las relaciones entre España y Marruecos en abril de 2022, tras el giro de posición del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sobre el Sáhara Occidental. Coincide, además, a días de que se celebre la cumbre de la OTAN en Madrid, el 29 y 30 de junio, motivo por el que se han extremado las medidas de seguridad.

La Delegación del Gobierno elevó a unos 2.000 migrantes el número de personas que se encontraban en las inmediaciones del monte Gurugú, de los que 1.500 se aproximaron hacia la ciudad española sobre las 06.40 horas, momento en el que se activó la alarma anti-intrusión de la Comandancia de la Guardia Civil.

De los 500 que finalmente intentaron acceder a las 8.40 horas a Melilla desde el paso del Barrio Chino, 133 lo lograron y fueron derivados al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI). Son todos varones y aparentemente mayores de edad.

Cuatro vehículos de la Guardia Civil han sufrido daños en carrocería y rotura de lunas por el lanzamiento de piedras del grupo de subsaharianos, "perfectamente organizado y violento", según la Delegación del Gobierno.

La Delegación del Gobierno ha destacado el "amplio dispositivo desplegado por las fuerzas de seguridad marroquíes, en coordinación con las Fuerzas de Seguridad del Estado de España". Desde Bruselas, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha elogiado este viernes el trabajo realizado por Marruecos para tratar de evitar, en coordinación con las fuerzas de seguridad españolas, el "asalto violento".

Asociaciones de guardias civiles han denunciado el uso de barras de acero y herramientas de corte por parte de los migrantes, que han actuado con "máxima gravedad", por lo que han reclamado el refuerzo medios técnicos y humanos.

Dos policías y seis migrantes muertos en el salto a Melilla, según una asociación de derechos humanos de Marruecos
Comentarios