La mujer acusada de 'estafa romántica' a un sexagenario en Valladolid se sentará en el banquillo este lunes

Foto: Una sala de la audiencia de Valladolid
Foto: Una sala de la audiencia de Valladolid

La acusan de fingir enamorarse de un sexagenario para 'sacarle' el dinero y tratarse de la grave enfermedad que aseguraba tener

La mujer acusada de 'estafa romántica' a un sexagenario en Valladolid se sentará en el banquillo este lunes

Una 'estafa romántica' es la modalidad delictiva que será objeto de enjuiciamiento en la Audiencia de Valladolid este lunes, 18 de abril, y que sentará en el banquillo a una mujer, Cristina G.M, como la persona que, supuestamente, utilizó todo tipo de artimañas para engatusar a un sexagenario, fingir que era el amor de su vida y 'sacarle' más de 30.000 euros para costear el tratamiento de una grave enfermedad que no tenía.

Esa es al menos la línea argumental que tanto el fiscal del caso como la acusación particular, en representación del hijo del supuesto estafado, fallecido el 10 de abril de 2020, mantendrán a lo largo del juicio, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

Acusación pública y particular solicitan dos y seis años de cárcel, respectivamente, para la supuesta 'estafadora romántica' e indemnizaciones a desembolsar, por el mismo orden, de entre 28.000 y 29.000 euros, aunque la segunda de las acusaciones deja abierta la puerta a otras cantidades a mayores que pudieran acreditarse en el transcurso del juicio.

La acusada y su supuesta víctima, Isaac G.V, se conocieron en 2017 por motivos laborales cuando ella, de unos 40 años, acudió en calidad de agente comercial a la empresa donde trabajaba él y, como ya apunta la acusación particular, "se percató rápidamente de su especial debilidad anímica y afectiva", en alusión a que vivía solo, tenía depresión y padecía lupus, una enfermedad autoinmune, y todo ello unido a su escasa formación cultural y nulo nivel académico.

Fue a partir de entonces cuando, siempre según los acusadores, se intercambiaron los teléfonos móviles y la mujer inició su acercamiento hacia él para, "guiada por el ánimo de obtener un beneficio patrimonial irregular", hacerle creer que se encontraba profundamente enamorada y así conseguir que le ayudara económicamente para sufragar una grave enfermedad que, en realidad, no padecía.

DE VIAJE, EN LUGAR DE HOSPITALIZADA

A tal efecto, habría fingido permanecer hospitalizada en Madrid sometida a distintos tratamientos quirúrgicos para los que reclamó de forma reiterada la ayuda económica de su supuesto novio, cuando en realidad ella "iba de un lugar a otro de España y el mundo gastando lo que inocentemente le daba el señor I.G.V, disfrutando de una buena vida y lujos a costa de él parapetándose en el más ruin y miserable de los argumentos: un falso delicadísimo y grave estado de salud", tal y como sostiene la acusación particular.

Así, desde el 23 de febrero de 2018 hasta el 22 de octubre de 2019 la víctima transfirió al número de cuenta del que ella era titular la cantidad total de 28.250 euros--la acusación particular eleva la cuantía de tales ingresos--, aunque ella, como así apunta el fiscal, "no padecía ninguna enfermedad ni tampoco tenía interés alguno en mantener una relación amorosa con él pues intercambiaba mensajes y llamadas para conseguir su propósito pero impedía en todo caso el contacto físico entre ambos manifestándole diferentes excusas".

La acusación particular, en su escrito de calificación, alude a una auténtica "representación teatral" por parte de la acusada, que incluso en algún momento envió al sexagenario una foto postrada en la cama con vendajes, "algo que realmente no era auténtico", al tiempo que sostiene que la 'actuación' de la procesada agravó de forma paulatina el delicado estado de salud del hombre, llegando a un grado de estrés y ansiedad que incluso pudo derivar finalmente, el 10 de abril de 2020, en su fallecimiento a consecuencia de un infarto cardiaco.

La mujer acusada de 'estafa romántica' a un sexagenario en Valladolid se sentará en el banquillo este lunes
Comentarios