OLEADA DE PINCHAZOS A MUJERES EN LOCALES DE OCIO

La Ertzaintza investiga una docena de casos por pinchazos, sin que se haya detectado la inoculación de ningún tipo de droga

Foto: Ertzaintza
Foto: Ertzaintza
El Gobierno vasco confía en los pinchazos a mujeres no tenga un efecto "imitación" en fiestas
La Ertzaintza investiga una docena de casos por pinchazos, sin que se haya detectado la inoculación de ningún tipo de droga

La Ertzaintza investiga una docena de casos de 'pinchazos' a mujeres, sin que, hasta el momento, se haya detectado la inoculación de ningún tipo de drogas, según ha confirmado la consejera de Justicia, Igualdad y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, que ha confiado en que no tenga un efecto "imitación" en las fiestas y ha advertido de que "no es ninguna broma" lo que está ocurriendo.

En una entrevista a la Cadena Ser Bilbao, recogida por Europa Press, Artolazabal, ha advertido de "no es ninguna broma, ni tiene ninguna gracia las situaciones que se están dando en las calles vascas". Por ello, ha señalado la necesidad de condenar, "desde la prudencia pero con firmeza, todo tipo de violencia" y los casos de 'pinchazos' a mujeres son también "una violencia que conculca nuestro derecho a vivir en libertad las fiestas de nuestros pueblos".

Artolazabal ha confirmado que, hasta la fecha, se han producido una docena de pinchazos que han sido denunciados ante la Ertzaintza. "Se está investigando a los autores y vamos a ver cuál es el resultado de la investigación, porque parece que no tiene como finalidad o motivación la comisión de un delito contra la libertad sexual o de otro tipo", ha precisado.

Según ha confirmado la consejera, "no se ha constatado que en los pinchazos se haya producido ninguna inoculación de ningún tipo de drogas", por lo que "parece que pueda ser, no sé si una broma pero desde luego de mal gusto".

"Espero que no tenga un efecto imitación en nuestras fiestas", ha confiado, para reivindicar que las mujeres "tengamos el derecho a vivir en libertad las fiestas y a divertirnos como nos de la real gana". "Y queremos divertirnos en igualdad de condiciones que los hombres, porque lo que no puede ser es que en un retroceso de las libertades que hemos ido ganando esta vuelta al miedo nos haga retraernos en lo que es la conquista de las calles", ha advertido.

A su juicio, "ésta es la verdadera amenaza, la vuelta al miedo que pueda ocasionar el que, de una forma anónima, se estén produciendo estos pinchazos, que no se identifique a las personas que los están haciendo y que esta situación de alguna forma nos impida poder vivir en libertad las fiestas de nuestros pueblos".

El objetivo, según ha apuntado, debe ser que las mujeres puedan disfrutar "en libertad las fiestas, la calle y también la noche", pero, según ha reconocido, "en estos momentos se está produciendo una situación que nos preocupa y ese miedo que puede estar calando entre la sociedad es una amenaza". Por ello, ha insistido en la necesidad de estar "bien preparados para que no todo por lo que hemos luchado durante tanto tiempo no se nos quite y podamos seguir disfrutando de las calles en libertad".

Por último, ha instado a los hombres que "son también agentes activos por la igualdad" a que sean conscientes de que "tanto ellos como nosotras tenemos que disfrutar las con respeto y en armonía".

La Ertzaintza investiga una docena de casos por pinchazos, sin que se haya detectado la inoculación de ningún tipo de droga
Comentarios