Tipos de cascos de moto: qué tener en cuenta para elegir correctamente

Foto: Cedida
Foto: Cedida
Tipos de cascos de moto: qué tener en cuenta para elegir correctamente

La adquisición de una motocicleta implica la inversión en otros aspectos que son imprescindibles para circular y que están relacionados con la seguridad. El precio del seguro de moto es, por ejemplo, algo que tienes que tener muy en cuenta, pues es obligatorio circular con él, al igual que con el casco. Éste es un elemento esencial e intrínseco en este vehículo. Es la protección de tu cabeza ante cualquier golpe, ya sea grande o pequeño, y por ello es recomendable dedicar tiempo a elegir el casco que mejor se adapta a las preferencias y características de cada conductor.

Tipos de cascos 

La decisión se guía, en primer lugar, por el tipo de uso que se le dará a la motocicleta. Hay cinco tipos diferentes de cascos y, aunque todos tienen la misma función, que es proteger la cabeza, cada uno tiene diferentes niveles de seguridad y encajan mejor de acuerdo con el terreno. La homologación es otro punto fundamental, ya que, en ningún caso, se deben llevar cascos no homologados para circular.

Los calimeros se suelen utilizar en ciudad y cuando el vehículo es de tamaño pequeño, debido a que cubren únicamente la mitad del cráneo. Han sido conocidos, tradicionalmente, por su función para evitar las multas; pero no hay que olvidar que la seguridad es el aspecto más importante y la industria ha ido mejorando el producto.

El modelo jet es más completo, pues incluye pantallas y viseras, y encaja con un nivel superior, siempre y cuando la conducción se realice por zona urbana. Puede ser una buena elección para quienes utilicen el vehículo con frecuencia, especialmente en ciudades grandes donde se produce una amplia densidad de tráfico.  

El casco modular se utiliza para todos los terrenos y destaca por su mayor comodidad, ya que la calota, que es la parte rígida externa que protege el cráneo, puede moverse. Quien vaya a conducir motocicletas de gran tamaño, que pueden alcanzar los 120 kilómetros por hora en la autovía, debe elegir un casco integral, que es el que más protección tiene. No se puede contemplar otro modelo. Una de las ventajas de los cascos modulares es que cuentan con un sistema de ventilación que garantiza la comodidad durante los días más calurosos.

El quinto tipo es el casco ‘off road’, reservado para los usuarios de motocross y modalidades similares, que se realizan fuera de la carretera. 

La talla es importante

El casco es un elemento de protección y seguridad y requiere que el conductor se encuentre completamente cómodo con él, pues un fallo en este aspecto puede tener fatales consecuencias. En ese sentido, merece la pena dedicar tiempo a probar el modelo y buscar la talla adecuada.

Hay varias sensaciones que ayudan a descartar un casco. La reducción de la visión, la presión sobre las gafas de vista si se utilizan o el recalentamiento de la cabeza son algunos síntomas que evidencian que esa no es la talla adecuada. Tampoco se debe coger un modelo si se produce un movimiento o recalentamiento de la cabeza, marcas tras un uso de corto tiempo o una disminución de la capacidad auditiva. 

 

Tipos de cascos de moto: qué tener en cuenta para elegir correctamente
Comentarios