La red mundial Regions4, de la que Navarra es región miembro, pide que en la COP27 se reconozca a los gobiernos regionales “como impulsores clave del desarrollo sostenible y la acción climática”

President Arantxa Tapia
Foto: intervención de la presidenta Arantxa Tapia
El evento se celebró en el marco del 20º aniversario de la red Regions4 y su Asamblea General, un momento para compartir las buenas prácticas y casos de éxito de las regiones y su red en estos 20 años, así como para marcar las líneas del trabajo futuro
La red mundial Regions4, de la que Navarra es región miembro, pide que en la COP27 se reconozca a los gobiernos regionales “como impulsores clave del desarrollo sostenible y la acción climática”

‘Regiones hacia un futuro resiliente: implementando una acción multinivel sobre el terreno’, un evento preparatorio para la COP27 de la red internacional de gobiernos regionales Regions4, de la que Navarra es región miembro, se ha celebrado esta semana con la presencia de medio centenar de regiones asistentes. En él han compartido las estrategias y medidas que están implementando a nivel subnacional, con el objetivo de cumplir conjuntamente con los objetivos globales y lograr que su voz esté representada en los foros a nivel mundial. El evento, celebrado los días 15 y 16 en Rabat (Marruecos), ha coincidido con el 20º aniversario de la red y la celebración de su Asamblea General.

Regions4 está compuesta por 41 regiones de 21 países de 4 continentes, y actualmente está presidida por Euskadi. En estos 20 años, ha sido su voz ante las negociaciones de la ONU, las iniciativas de la Unión Europea y las discusiones globales en cuanto a sostenibilidad y medio ambiente. Para celebrar esta trayectoria y abordar la importancia de su liderazgo en el camino hacia la resiliencia del planeta, los principales líderes políticos a nivel regional han compartido casos de éxito, buenas prácticas y miras a futuro en Rabat.

Allí han estado presentes regiones y asociaciones miembro de todo el mundo, además de algunas en calidad de invitadas: Rabat-Salé-Kénitra, Association Regions Maroc y Fez-Mequinez Marruecos; Communauté des Communes de Plateau, Benín; Hauts Bassins y Centro-Norte, Burkina Faso; Louga, Gossas y Saint-Louis, Senegal; Euskadi, Navarra, La Rioja y Cataluña, España; Bretaña, La Reunión y Auvergne-Rhône-Alpes, Francia; Flandes y Bruselas, Bélgica; Escocia, Reino Unido; Lombardía, Italia; Islas Åland, Finlandia; Guanajuato, Jalisco y Yucatán, México; Río de Janeiro, Santos y Sao Paulo, Brasil; Quebec, Canadá; CONGOPE y provincias del Ecuador; Maharashtra, India; Australia Meridional, Carolina del Norte, EEUU; Nuakchot, Mauritania;  Segou, Mali; y Cross River State, Nigeria. En total, más de un centenar de representantes políticos y del cuerpo técnico de esas regiones han asistido tanto presencialmente como online.

En el evento, se ha presentado el borrador de la ‘Declaración de Rabat-Salé-Kénitra de los Gobiernos Regionales hacia la COP27’, un testimonio conjunto que llevarán a la cumbre de Egipto con el objetivo de reivindicar su presencia en la toma de decisiones globales. En el texto, que está abierto a nuevas aportaciones, las regiones reclaman "que los gobiernos regionales sean reconocidos como impulsores clave del desarrollo sostenible y la acción climática". También se comprometen "a acelerar nuestras acciones y la localización de los objetivos globales potenciando soluciones innovadoras para mejorar la preservación de la biodiversidad y promover la adaptación y mitigación del cambio climático".

Las regiones afirman que “es necesario un cambio transformador para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, incluida una reorganización de todo el sistema para situar el valor de la naturaleza en el centro de las agendas de la ONU”. También son conscientes de su responsabilidad: “Nosotros, los gobiernos subnacionales, reconocemos nuestro papel clave en la respuesta a la crisis del clima y de la pérdida de biodiversidad, y la necesidad de una acción urgente de mitigación y adaptación al cambio climático, hacia un mundo más sostenible, equitativo y saludable para todos”, clama la declaración. 

Por ello, las regiones reclamarán en la COP27 de Egipto “alcanzar las emisiones netas cero, liderar el camino hacia la adaptación y la resiliencia (que se incluya a los gobiernos subnacionales en la toma de decisiones, implementación y monitoreo), contribuir al Objetivo Global de Adaptación y a la Evaluación Global del Clima, movilizar la financiación para la adaptación y la resiliencia y conectar las agendas hacia la resiliencia”. Por último, ofrecen su experiencia, conocimientos y capacidades para implementar un enfoque integrado de la acción climática.

La declaración es un borrador abierto a contribuciones y podrá firmarse hasta el próximo 30 de octubre por parte de las regiones. 

'Implementando una acción multinivel sobre el terreno’

Arantxa Tapia, consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente del Gobierno Vasco y presidenta de Regions4, abrió la sesión recordando: “Celebramos 20 años de trayectoria de Regions4, una alianza que aúna a cerca de 200 regiones para trabajar colectivamente en la búsqueda de soluciones a los grandes retos globales: crisis climática, pérdida de biodiversidad y sostenibilidad.

Nuestra incidencia política, cooperación y acción en nuestros territorios son la base para liderar una verdadera gobernanza global transformadora, con la solidaridad y el desarrollo sostenible como pilares fundamentales”.

Después se asentaron las bases sobre las que operan las diferentes redes existentes y se abordaron las oportunidades que ofrecen las mismas. Sophie De Coninck, gerente de Local Climate Adaptive Living Facility (LoCAL) - Fondo de Desarrollo de Capital de las Naciones Unidas (UNCDF), remarcó que “es muy importante que los gobiernos regionales estemos representados en la COP27”. Le siguió Kata Tutto, presidenta del grupo de trabajo Green Deal Going Local - comisión ENVE del Comité de Regiones de Europa, destacando la “construcción de comunidades globales con ambiciones locales que buscan que a las ciudades se las tenga en cuenta”, con herramientas como el Pacto de Alcaldías.

Natalia Uribe, secretaria general de Regions4, moderó el primero de los paneles, donde tres gobiernos regionales compartieron las acciones que están implementando para acelerar el camino a la resiliencia. El primero de ellos el de La Rioja, de la mano del consejero de Sostenibilidad y Transición Ecológica, Alejandro Dorado; el segundo, de la mano del vicepresidente de la región de Rabat Salé Kenitra, Mustapha Jawadi; y el tercero, el de Jalisco, con Sergio Graf, secretario de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial. Todos coincidieron en que sus regiones están desarrollando de planes y estrategias que impulsen las energías renovables, que contemplen la adaptación al cambio climático, la economía circular, la descarbonización, que eviten la pérdida de biodiversidad... a la hora de convertirlos en herramientas transversales de sus políticas regionales. También se compartieron problemáticas derivadas de un cambio ya tangible; en el caso de Marruecos, la escasez de agua, al ser uno de los países que menos agua potable tiene por habitante.

El segundo panel, sobre recomendaciones para acelerar la implementación de acciones resilientes, estuvo moderado por el director general de Ihobe-Agencia Vasca de Medio Ambiente del Gobierno Vasco, Alexander Boto. En el mismo se incluyeron las ponencias de la secretaria para la Acción Climática de Cataluña, Anna Barnadas; Badara Samb, vicepresidente de la región de Louga, Senegal; y Màiri McAllan, ministra de Medio Ambiente y Reforma Territorial del gobierno de Escocia. Barnadas enumeró algunas prioridades para un desarrollo sostenible, como la protección de un paisaje diverso y la repartición de la población (casi la totalidad se concentra en zonas urbanas, que constituyen solamente el 6% del territorio catalán). Samb abordó cómo en su región es imprescindible tener una estrategia agrícola y plantear proyectos y soluciones en conjunto, que cubran “necesidades comunes que no dejen el problema del cambio climático a otros”. Por su parte, McAllan destacó la necesidad de medir las pérdidas y daños que causa el cambio climático, algo que ya se está experimentando especialmente en regiones vulnerables, e incidió en que “hay que subrayar su importancia en la comunidad internacional”.

Un encuentro político de alto nivel

La cita de Rabat comenzó el miércoles por la tarde, con un encuentro político de alto nivel donde se compartieron impresiones y dudas mediante un debate. En el mismo se pusieron en valor los logros obtenidos a lo largo de estos 20 años; entre ellos, reunir a una comunidad de cerca de 200 gobiernos regionales para trabajar de manera colectiva, llevar su voz a los principales foros globales en materia de sostenibilidad y medio ambiente y lograr el reconocimiento de su rol en la implementación de políticas y soluciones innovadoras por la resiliencia del planeta. 

Sin embargo, las regiones siguen mirando al futuro, un futuro más resiliente donde sean estas las que lideren la lucha contra el cambio climático. Por ello, también surgieron preguntas, como si se deben acordar objetivos comunes, una misma hoja de ruta o valorar la co-creación de proyectos por zonas geográficas para generar conocimiento con opción a replicarse en otros ámbitos.
L

a presidenta de Regions4, Arantxa Tapia, concluyó en esta sesión que “Regions4 es una marca que nos hace más fuertes, que nos da valor. Es un símbolo de prestigio. Valgámonos de él con inteligencia, para crecer más; para llegar más lejos”.
Asamblea General

La anual Asamblea General tuvo lugar ayer por la mañana. La presidenta Tapia abrió la sesión remarcando “el rol clave” que los gobiernos regionales han logrado “en la implementación de políticas y soluciones innovadoras por la resiliencia del planeta”. 

Según Tapia, esto se ha conseguido gracias a cuatro ejes: “Por un lado, la incidencia, presencia y participación activa en los principales foros de Naciones Unidas; por otro, la cooperación, pues Regions4 interactúa con más de 200 gobiernos regionales de todo el mundo, representando a millones de personas, instituciones, agentes sociales y empresas; en tercer lugar, el impacto, tanto cualitativo como cuantitativo, de las miles de acciones llevadas a cabo para adaptar nuestros territorios y ecosistemas; y, por último, la perspectiva de corresponsabilidad, una cooperación colectiva multilateral que da respuesta a las crisis globales más urgentes”.

Un año de hitos

Este 2022 es un año de hitos: se cumplen 50 años de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente Humano celebrada en Estocolmo en 1972, en la que se creó el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). También es el 30º aniversario de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo celebrada en Río de Janeiro en 1992, que fue el primer paso hacia la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC). A su vez, Regions4 Sustainable Development cumple 20 años.

 

 

La red mundial Regions4, de la que Navarra es región miembro, pide que en la COP27 se reconozca a los gobiernos regionales “como impulsores clave del desarrollo sostenible y la acción climática”
Comentarios