Concluye el proyecto transfronterizo NaturClima con actuaciones en los parques del Señorío de Bertiz y Urbasa-Andía

La apertura de este seminario final de NaturClima ha estado a cargo del director general de Medio Ambiente, Pablo Muñoz, quien ha destacado "la importancia del trabajo transfronterizo para la identificación de otras experiencias y prácticas en este ámbito"

Concluye el proyecto transfronterizo NaturClima con actuaciones en los parques del Señorío de Bertiz y Urbasa-Andía

Pamplona ha acogido este martes el seminario final del proyecto transfronterizo Interreg POCTEFA NaturClima, que arrancó en 2019 bajo el liderazgo del departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente del Gobierno de Navarra con el objetivo de incrementar la cooperación entre entidades encargadas de la gestión y gobernanza de espacios naturales a ambos lados del Pirineo para proteger, fomentar y mejorar su adaptación al cambio climático.

Los principales escenarios de actuación del proyecto han sido los parques naturales navarros de Señorío de Bertiz y Urbasa-Andia, los espacios atlánticos y marinos del litoral de Pirineos Atlánticos y el Parque Nacional de Pirineos. Entre otras acciones, se han desarrollado estudios y actuaciones sobre fauna y flora, se ha intervenido para erradicar especies vegetales exóticas invasoras, se han llevado a cabo diversas plantaciones concretas y se han mejorado servicios e infraestructuras encaminadas a convertir estos enclaves en espacios naturales de referencia en la adaptación al cambio climático, ha informado el Gobierno foral.

En esta iniciativa de cooperación transfronteriza que ahora concluye, han participado las sociedades públicas Gestión Ambiental de Navarra (GAN-NIK) y Navarra de Suelo y Vivienda (NASUVINSA); el Parque Nacional de Pirineos y la asociación CPIE Bigorre-Pyrénées, del Departamento francés de Altos Pirineos; el Centro del Mar de Biarritz, de Nueva Aquitania; y el Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente de Gobierno de Navarra, que ha actuado como jefe de filas. El proyecto ha contado con un presupuesto de 2,1 millones de euros, de los que el 65% han sido cofinanciados por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) a través del Programa Interreg V-A España-Francia-Andorra (POCTEFA 2014-2020).

La apertura de este seminario final de NaturClima ha estado a cargo del director general de Medio Ambiente, Pablo Muñoz, quien ha destacado "la importancia del trabajo transfronterizo para la identificación de otras experiencias y prácticas en este ámbito". Asimismo, ha puesto en valor el conocimiento de estos enclaves a través de la educación ambiental y la sensibilización, ya que "una población concienciada nos ayudará a conservar nuestros espacios naturales y a hacerlos más resistentes al cambio climático".

El acto, que se ha podido seguir en streaming, ha contado también con la participación online del científico y divulgador Fernando Valladares, investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), quien ha ofrecido una ponencia titulada 'Cambio climático y espacios naturales: ¿Quién protege a quién?'. En su intervención, el experto ha indicado que "la tecnología nunca será suficiente para contrarrestar nuestros efectos en los sistemas naturales y en el clima, y que, aun en el mejor de los casos, siempre llega tarde".

"Por eso -ha subrayado- necesitamos poner en práctica las soluciones basadas en la naturaleza, aquellas que aprovechan los procesos naturales para reducir los gases de efecto invernadero y los impactos del cambio climático en infraestructuras y en la propia sociedad humana. Son millones de euros los que ganaríamos si los invertimos en conservar y proteger especies y ecosistemas. Muchos estudios hablan de rentabilidades de entre 100 y 1.000 euros por cada euro invertido".

Asimismo, a lo largo de la mañana se han dado a conocer las acciones de adaptación al cambio climático desarrolladas en el marco de NaturClima por los socios del proyecto, así como las experiencias en este ámbito de los proyectos LIFE-IP NAdapta-CC y LIFE NaturAdapt, ya que uno de los objetivos de NaturClima ha sido capitalizar los conocimientos y prácticas desarrolladas hasta la fecha en el ámbito de la adaptación al cambio climático.

Esta tarde, los socios del proyecto celebran el último comité de seguimiento y, para mañana, está prevista una visita al Nacedero del Urederra, donde conocerán de primera mano las nuevas infraestructuras instaladas por el Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente con el fin de hacer compatible el uso recreativo con la conservación de esta reserva natural.

ACTUACIONES EN BERTIZ Y URBASA-ANDIA

En la Comunidad Foral, las actuaciones se han centrado, sobre todo, en los parques naturales Señorío de Bertiz y Urbasa-Andia, donde se han realizado estudios de flora, fauna en relación con los cambios climáticos. En el caso de Urbasa, también se ha analizado el patrimonio geológico y arqueológico, a fin de ponerlo en valor y mejorar su conservación.

En Bertiz, se ha intervenido para erradicar y controlar especies vegetales exoticas invasoras como el Prunus laurocerasus, Fallopia, Palmera, Caqui de Virginia y Pawlonia tomentosa. Con el fin de evitar la colonización por parte de estas especies, también se han llevado a cabo plantaciones y siembras concretas de castaños y otras especies autóctonas del bosque autóctono. Asimismo, se ha desarrollado una acción de aplicación de criterios de sostenibilidad, directamente orientada a la disminución del empleo de combustibles fósiles y el fomento de energías renovables, así como la mejora de la eficiencia energética. El suministro de calor al Palacio del parque natural ha sido sustituido por una nueva caldera de biomasa.

Otras actuaciones se han dirigido a mejorar los servicios y equipamientos de los espacios naturales para compatibilizar sus usos recreativos, ganaderos y forestales con la conservación. En esta línea, se han acondicionado senderos e infraestructuras, renovado y creado equipamientos, mejorado la accesibilidad y habilitado servicios para visitantes.

En Urbasa, cabe destacar la actuación llevada a cabo en la Reserva Natural del Urederra, cuyas tobas requieren de condiciones ambientales muy delicadas para su formación y conservación. Allí se han instalado infraestructuras encaminadas a dirigir a los visitantes por determinadas rutas y evitar su salida de los senderos. En concreto, en 2020 se instaló un nuevo mirador en la Poza de la Playa de las Arenas y en 2021 se instalaron nuevas plataformas, escaleras y vallados en el tramo bajo del sendero, de forma que se minimizan las afecciones a las orillas y la compactación y erosión del suelo, además de garantizar la seguridad de los visitantes.

PRADOS COMO SUMIDEROS DE CARBONO

De forma paralela, fuera de estos lugares de referencia se han llevado a cabo varios estudios en torno al cambio climático. Asimismo, se ha realizado un seguimiento de aves en el collado de Lindus y en las zonas marinas de los Pirineos Atlánticos, poniendo especial atención en cómo les afectan los cambios que se están produciendo, ha informado el Ejecutivo.

Por otra parte, se ha desarrollado un trabajo de investigación sobre la fijación del carbono en pastos navarros de alto valor natural en colaboración la Universidad Pública de Navarra y la Universidad del País Vasco. El análisis de muestras de suelo de 12 parcelas pertenecientes a 6 ganaderos de los valles de Erro (Espinal), Aezkoa (Garralda), Salazar (Izalzu, Ochagavía) y Estribar (Akerreta e Inbuluzketa) ha confirmado que la capacidad de almacenaje de carbono orgánico de los prados del sistema de alto valor natural (SAVN) ganadero extensivo pirenaico es elevada.

Concluye el proyecto transfronterizo NaturClima con actuaciones en los parques del Señorío de Bertiz y Urbasa-Andía
Comentarios