Hasta 5.000 viviendas navarras podrán reducir más del 45% de su factura energética casi a coste cero

De izquierda a derecha, Jesús María Sos,  Elisa Fernández de Valderrama, Eneko Larrarte y Ramon Lakuntza
De izquierda a derecha, Jesús María Sos, Elisa Fernández de Valderrama, Eneko Larrarte y Ramon Lakuntza

En la jornada ‘Claves para sacar el máximo partido a las ayudas a la rehabilitación energética en Navarra’,  organizada por el Colegio Oficial de la Arquitectura Técnica de Navarra, se simuló el ahorro energético que  la rehabilitación de la envolvente de las fachadas podría generar en las casi 5.000 viviendas navarras a las  que podrían llegar las ayudas a la rehabilitación y el coste de estas intervenciones

Hasta 5.000 viviendas navarras podrán reducir más del 45% de su factura energética casi a coste cero

Un potencial ahorro de más del 45% en la factura energética de hasta 5.000 viviendas navarras gracias a rehabilitaciones de la envolvente de los edificios. Una mejora que las comunidades de  vecinos podrán realizar a coste prácticamente cero gracias a las ayudas provenientes de los fondos  Next Generation. Este es el resultado de la simulación que el colectivo de arquitectos técnicos de  Navarra compartió en la jornada sobre rehabilitación energética celebrada el pasado martes en el  Palacio del Condestable. 

El dato se obtuvo mediante una simulación realizada con la calculadora energética del Consejo  General de la Arquitectura Técnica de España, que permite calcular el ahorro energético que las  rehabilitaciones energéticas lograrán en cada comunidad autónoma. La herramienta contempla variables como la zona climática, la certificación energética de las viviendas y las particularidades en  los desarrollos de cada Comunidad Autónoma del Real Decreto del pasado mes de octubre, por el  que se regulan los programas de ayuda en materia de rehabilitación residencial y vivienda social del  Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. En el caso de Navarra, “la herramienta ofrece  uno de los mejores resultados de todo el país”, a pesar de que, por las particularidades del desarrollo  legislativo regional, la precisión de los resultados es menor al de otras comunidades. 

Juan López-Asiain, responsable del Gabinete Técnico del Consejo General de la Arquitectura  Técnica en España y uno de los mayores expertos en rehabilitación energética del país, definió las  ayudas a la rehabilitación como una “oportunidad que ni profesionales del sector ni propietarios e  inquilinos navarros pueden desaprovechar”. El ponente destacó que nunca antes se habían  publicado ayudas por un importe tan elevado, que cubran hasta un 80% del coste y el IVA de las  rehabilitaciones, que no imputen en la base del IRPF y que además permitan desgravaciones fiscales  de hasta el 60% de lo aportado. “Si sumas todo esto al ahorro energético y a la posibilidad de  financiación de las reformas, se puede decir que algunas le saldrán prácticamente gratis a los  propietarios navarros”, subrayó López-Asiain. 

El experto sostuvo que mejorar un edificio energéticamente no solo reduce la factura energética, sino  que contribuirá a revalorizar los inmuebles, potenciará el efecto tractor del sector de la construcción 

y mejorará la calidad de vida de inquilinos y usuarios. “Pasamos más del 80% de nuestro tiempo en  edificios y, cuanto mejores sean estos, mejor será nuestra calidad de vida”, apuntó. 

Por último, López-Asiain indicó a los presentes que estas ayudas son prescriptivas, por lo que no  recogen las rehabilitaciones concretas que deben realizarse, sino que marcan exclusivamente una  serie de objetivos a conseguir. “De ahí la importancia del técnico, que puede prescribir las más  eficaces, con menor impacto en la vida de los vecinos y más rentables”, refirió. En ese sentido, aclaró 

que el primer paso natural de la solicitud de estas ayudas es la realización del Libro del Edificio  Existente por parte de un técnico competente, un nuevo documento, surgido del desarrollo del Real  Decreto, que es indispensable para la concesión de subvenciones y para cuya elaboración también  se convocan ayudas. 

Una prueba de fuego para el sector 

En la misma línea se pronunció Jesús María Sos, presidente del Colegio Oficial de la Arquitectura  Técnica de Navarra, quien quiso recalcar que los profesionales de la arquitectura técnica, por su  formación y especialización en el ámbito de la rehabilitación energética, son los profesionales con  mayor capacitación para guiar y ofrecer recomendaciones a los ciudadanos que planteen realizar  rehabilitaciones en sus edificios. “Desde el Colegio queremos que la profesión esté a la altura del  reto, y por eso en los últimos meses hemos programado cursos relacionados con estos fondos y  hemos querido asumir también un papel protagonista en la sensibilización de la ciudadanía navarra”,  explicó. Por eso, la jornada constó de dos bloques diferenciados, uno por la mañana dirigido a  profesionales del sector, y otro, por la tarde, orientado a la divulgación de la ciudadanía navarra. 

Sos recordó también que la profesión ha participado activamente en muchos de los hitos que han  hecho posible la promulgación y difusión de las nuevas ayudas, incluyendo la redacción del Real  Decreto o la promoción de aplicaciones de ayuda como la calculadora energética. Por último,  remarcó que desde el Colegio se ofrece orientación a todos aquellos profesionales o propietarios que 

necesitan asesoramiento en este ámbito. 

La urgencia de movilizar a la ciudadanía navarra  

Esta labor de asesoramiento por parte de las instituciones y entidades del sector se antoja clave para  aprovechar correctamente las convocatorias, puesto que el plazo para invertir las ayudas es limitado  y cabe la posibilidad de que todos los fondos asignados a Navarra acaben sin destinarse. 

En ese sentido, el director general de Vivienda, Eneko Larrarte, y la jefa del Negociado de  Rehabilitación, Renovación y Regeneración Urbana, Elisa Fernández de Valderrama, expusieron que  los paquetes de ayudas a la rehabilitación energética movilizarán más de 70 millones de euros en  Navarra hasta 2023 y desglosaron para los presentes los pormenores de las ayudas. Larrarte recordó  que el Gobierno ha habilitado recursos extraordinarios que, añadidos a los provenientes de Europa, 

“constituyen un aldabonazo a la rehabilitación energética de nuestras ciudades y pueblos”. 

Estos recursos extraordinarios acentúan una tendencia ya de por sí muy positiva en el ámbito de la  rehabilitación energética en Navarra. “Desde el 2015 hasta este momento hemos pasado de dar unas  ayudas a la rehabilitación de en torno a ocho millones a treinta en el último ejercicio, lo que pone de  manifiesto el interés de la ciudadanía y que existe un ecosistema de profesionales y empresas  favorable. Estamos en una cuenta atrás en la descarbonización de nuestros entornos construidos y  la vivienda constituye un aspecto fundamental en ese reto. Si ya era necesario abordar la  rehabilitación energética, hoy en día es una cuestión de primer orden”, desgranó el director general  de Vivienda. 

Fernández de Valderrama, por su parte, recalcó que la correcta utilización de los fondos Next Gen  requerirá de la contribución de todos los agentes del sector. “La labor de los técnicos es fundamental  para asesorar correctamente a todos aquellos propietarios que quieran realizar una rehabilitación en  sus viviendas y lograr intervenciones que cumplan los objetivos fijados en la convocatoria de ayudas”,  advirtió. En ese sentido, auguró un aumento drástico de la demanda en este ámbito y advirtió a los  profesionales del sector que deberán estar preparados para adaptarse a los potenciales picos y valles que se producirán a lo largo de los próximos años en la demanda de rehabilitaciones energéticas. 

 

Hasta 5.000 viviendas navarras podrán reducir más del 45% de su factura energética casi a coste cero
Comentarios