Los 7 candidatos de EH Bildu que fueron condenados por delitos de sangre renuncian a concurrir a elecciones

Arnaldo Otegi en rueda de prensa
Arnaldo Otegi en rueda de prensa
No asumirán en ningún caso concejalías en estos municipios
Los 7 candidatos de EH Bildu que fueron condenados por delitos de sangre renuncian a concurrir a elecciones

Los siete candidatos de EH Bildu que fueron condenados por delitos de sangre renuncian a concurrir a las elecciones y no asumirán, en ningún caso, concejalías en los municipios tras los comicios del próximo 28 de mayo.

Se trata de Jose Antonio Torre Altonaga, Asier Uribarri Benito, Lander Maruri Basagoiti, Begoña Uzkudun Etxenagusia, Jose Ramón Rojo González, Juan Carlos Arriaga Martínez y Agustín Muiños Díaz, que, en un texto publicado en Naiz, realizan este anuncio de renuncia a sus candidaturas.

Estos siete condenados por asesinatos cometidos por ETA, que ya habían cumplido su pena, iban en las listas de EH Bildu a las próximas elecciones, entre 44 personas que habían pertenecido en el pasado a la organización terrorista o habían estado vinculadas a ella. No obstante, el resto no tenía delitos de sangre.

La integración de estas personas en las candidaturas de la formación soberanista fue denunciada por Covite y supuso una cascada de críticas y una presión social, que ha llevado a la retirada de estos siete candidatos.

En el escrito de estos siete expresos de ETA, anuncian su retirada, después de que la inclusión de sus nombres en las candidaturas de EH Bildu en sus respectivas localidades "ha levantado una gran polvareda política y mediática".

"Se ha citado a 44 candidatos, la mayoría de los cuales fueron condenados bajo la estrategia de 'todo es ETA' que persiguió actividades estrictamente políticas y que condujo a la conculcación de derechos civiles y políticos de muchos ciudadanos y ciudadanas. Se haría flaco favor a los mínimos principios democráticos si se da por bueno que dichos derechos se puedan seguir pisoteando", afirman.

En todo caso, admiten que sus casos concretos "han sido más destacados" por los hechos por los que fueron condenados, por asesinatos. "No vamos a negar ahora nuestra militancia del pasado ni la responsabilidad que asumimos con ello", apuntan.

Según indican, todo esto lo ocurrido les "obliga, por diferentes motivos", a retirar sus candidaturas "en la medida posible y a asegurar que, en ningún caso", tomarán el cargo de concejal.

MENSAJE A LAS VÍCTIMAS

"Con esta decisión nos queremos dirigir en primer lugar a las víctimas de ETA y, en general, a todas las personas que han sufrido en este conflicto, para mostrar así nuestro compromiso para que ni nuestras palabras ni nuestras acciones añadan jamás el más mínimo padecimiento al ya habido", aseveran.

También resaltan que, "desde el inicio", participan "en el cambio de estrategia de la izquierda abertzale producido hace ya más de una década", y que asumen "su apuesta inequívoca por vías exclusivamente políticas y democráticas".

"MIRADA AUTOCRÍTICA" 

Tras sumarse "expresamente" a la Declaración del 18 de Octubre "como una mirada autocrítica sobre el ciclo de enfrentamiento anterior". "No está en nuestro ánimo ocultar el pasado y creemos necesarios los ejercicios de memoria sinceros, constructivos y completos. No queremos un futuro sin pasado, pero tampoco podemos dar por buena la actuación de aquellos sectores reaccionarios que quieren condenar a nuestro país a un pasado sin futuro", han destacado.

En su opinión, "resulta bastante obvio que en los últimos días se han impuesto los intereses partidistas y electoralistas que poco o nada tienen que ver con la construcción de la convivencia y la paz, y que el objetivo de la polémica no es otro que el de dañar a EH Bildu, al haber logrado ser un referente ineludible y la principal fuerza transformadora".

Los siete exreclusos niegan que "se pueda sostener que EH Bildu tenga como objetivo ratificar" su trayectoria anterior. "A nuestro entender, este proyecto político representa un futuro lleno de esperanza para Euskal Herria que ha logrado la adhesión de numerosas personas y sectores, incluidos muchos que, en su día, se enfrentaron a nosotros abiertamente, que nos censuraron y condenaron nuestra actuación. Obviamente, su participación en este proyecto colectivo que es EH Bildu no tiene por objeto legitimar a ETA", añaden.

Por ello, explicitan que EH Bildu "se constituyó en un nuevo tiempo como un instrumento para alcanzar la soberanía, la paz y la libertad, para construir un país mejor". "Y ese es también nuestro compromiso", concluyen.

 

Como se recordará, el Colectivo de Víctimas del Terrorismo, Covite, ha denunciado que 44 personas que integran las listas de EH Bildu en el País Vasco y en Navarra a las elecciones autonómicas, municipales y forales del 28 de mayo estuvieron condenados en el pasado por pertenencia y colaboración con ETA, y siete de estas personas "incluso estuvieron condenadas por asesinato".

Covite, en un comunicado, ha considerado "especialmente grave y un peligro para la democracia" que personas "con un historial criminal y terrorista" opten ahora a cargo público, "sin que se tengan en cuenta sus antecedentes penales".

"Ninguna democracia digna, ningún Estado de Derecho consciente del significado de sus víctimas del terrorismo, permitiría que las puertas giratorias de los terroristas fuesen la política. Que estas personas puedan llegar a ocupar cargos públicos, como si no hubiesen supuesto una gravísima amenaza a la democracia en el pasado, es preocupante y decepcionante", ha afirmado la presidenta de Covite, Consuelo Ordóñez.

El colectivo ha hecho un repaso al "historial criminal" de todos los integrantes de las listas de EH Bildu a las elecciones municipales, autonómicas y a Juntas Generales del próximo 28 de mayo, y ha encontrado que siete personas estuvieron condenadas por su participación en varios asesinatos de ETA.

Se trata, según ha destacado, de Agustín Muiños Dias, 'Tinin', número 6 en la lista a la alcaldía de Legutiano (Álava) y condenado en 1985 a 29 años de prisión por el asesinato en 1983 de José Antonio Julián Bayano; de Begoña Uzkudun Etxenagusia, número 3 en la lista para la alcaldía de Errezil (Gipuzkoa) y condenada en 1989 a 18 años de prisión por el asesinato de José Larrañaga Arenas en 1984; de Juan Ramón Rojo González, número 21 en la lista a la alcaldía de Irun (Gipuzkoa) y condenado en 1996 a 30 años de prisión por el asesinato de Francisco Gil Mendoza en 1991.

También Asier Uribarri Benito, número 4 en la lista para la alcaldía de Maruri-Jatabe (Bizkaia) y condenado en 2001 a 16 años de prisión por su participación como cómplice en el asesinato en 1997 del guardia civil José Manuel García Fernández; de José Antonio Torre Altonaga, 'Medius', segundo suplente de la lista a la alcaldía de Mungia (Bizkaia) y condenado en 1981 a 20 años de prisión por su colaboración en el asesinato en 1978 de Alberto Negro Viguera y Andrés Guerra Pereda.

Asimismo, ha apuntado que también se encuentra Lander Maruri Basagoiti, suplente de la lista para la alcaldía de Zierbena (Bizkaia) y condenado en 2001 a 16 años de prisión por su complicidad en el asesinato en 1997 del guardia civil José Manuel García Hernández; y de Juan Carlos Arriaga Martínez, número 3 en la lista para la alcaldía de Berrioplano (Navarra) y condenado en 1989 a 29 años de prisión por el asesinato en 1984 de Jesús Alcocer Jiménez.

Covite también ha señalado la presencia en las listas de otros penados por vinculación con la organización terrorista, como Miren Agurtzane Iriondo en Llodio, Hasier Arraiz en Vitoria, Sara Majarenas en Astigarraga, Teresa Toda en Hernani, Iñaki Gonzalo 'Kitxu' en Getxo, Urtza Alkorta en Ondarroa, o Juan Cruz Aldasoro en Navarra, entre otros.

Los 7 candidatos de EH Bildu que fueron condenados por delitos de sangre renuncian a concurrir a elecciones
Comentarios