Estudiantes de Irabia-Izaga se ponen en la piel de la Policía Científica para resolver un robo ficticio

Estudiantes de Irabia-Izaga se ponen en la piel de la Policía Científica para resolver un robo ficticio

Un grupo de alumnos de primer curso de Bachillerato del colegio Irabia-Izaga de Pamplona ha participado este miércoles en el proyecto 'Forensic Science', realizado junto con la Policía Nacional de Navarra en colaboración con el Museo Universidad de Navarra. Los estudiantes se han puesto en la piel de los investigadores de la Policía Científica para recabar y analizar las pruebas del "robo" (ficticio) de la obra 'Untitled' (1969), de Mark Rothko, perteneciente a la Colección del Museo.

El proyecto educativo tiene como objetivo fomentar el desarrollo de las habilidades STEAM (Science, Technology, Engineering, Arts and Mathematics) a través de la investigación de un crimen simulado preparado por la Brigada Provincial de Policía Científica de la Jefatura Superior de Navarra para los alumnos de primero de Bachillerato del Colegio Irabia-Izaga.

"Los estudiantes ponen en práctica los conocimientos que van adquiriendo en las distintas disciplinas científicas y técnicas para analizar las evidencias recogidas en una escena del crimen y llegar a unas conclusiones que defienden - desde un punto de vista científico- ante un jurado de expertos en la materia", ha explicado en una nota la Policía Nacional.

Por tanto, relacionan los contenidos de biología, geología, física y química en el contexto de la investigación criminal. De esta forma, "experimentan un aprendizaje más integral y transforman el laboratorio en un espacio de colaboración vinculado a la vida real". "Adquieren habilidades para trabajar en equipo, desarrollan habilidades de investigación y pensamiento creativo y crítico", ha destacado.

'Forensic Science' permite integrar las artes y las humanidades, incorporando al proyecto aspectos relacionados con una obra artística destacada y el contexto histórico que la rodea. En este caso, se trata del cuadro 'Untitled' (1969), de Mark Rothko, perteneciente a la Colección del Museo Universidad de Navarra, una de las cuatro piezas del artista que pueden visitarse en Europa y que se encuentra actualmente cedido para una exposición que acoge La Pedrera, en Barcelona.

'Forensic Science' propone una enseñanza de las ciencias desde un enfoque interdisciplinar en el que se involucran varias asignaturas. El primer paso es la presentación de la situación problema (el crimen), que los estudiantes- distribuidos en equipos de entre 4 y 6 integrantes- deben investigar.

Acuden a la escena del delito y utilizan la misma metodología que la Policía Nacional. Una vez recogidas y numeradas todas las evidencias, disponen de cinco meses para analizarlas. Se requiere entre 1 y 2 horas semanales de trabajo en el laboratorio y, por último, deben preparar una exposición para defender sus resultados.

El proyecto ha suscitado interés fuera de nuestras fronteras, implantándose también en otros países como Finlandia, Polonia, Francia, Italia, India, Australia, México, Canadá y Filipinas, entre otros. La primera semana de junio en Pamplona se desarrollará una fase internacional con la presencia de estudiantes extranjeros.

LA ESCENA PREPARADA POR LA POLICÍA CIENTÍFICA

El supuesto comienza de la siguiente manera: se simula que el Museo Universidad de Navarra, debido a un fallo en la central transformadora de electricidad, decide tener vigilancia 24 horas en la sala donde se encuentra la obra 'Untitled' (1969), de Mark Rothko.

Esa mañana, cuando los empleados abren las puertas del Museo, descubren al vigilante de seguridad profundamente dormido sobre la mesa y el cuadro ha desaparecido de su ubicación.

Ante estos hechos, deciden llamar a la Policía Nacional, activándose el protocolo completo para asegurar la escena. A partir de ese momento, los alumnos pasan a integrar un equipo de Policía Científica que irá recogiendo los vestigios; pelos, tierra, sustancias líquidas y purulentas... Para ello, irán ataviados con los chalecos y tyvek (mono blanco) reglamentarios y harán uso del instrumental de dotación del maletín de inspecciones técnico policiales profesional: luminol, reveladores de huella, recogida de ADN... Otros participantes, estudiantes de dibujo, confeccionarán la planimetría y los croquis que, en la vida real, acompañarían al atestado policial.

El último de los pasos será analizar las evidencias en el laboratorio y obtener, basándose en los resultados científicos, una conclusión final sobre la autoría del robo.

Estudiantes de Irabia-Izaga se ponen en la piel de la Policía Científica para resolver un robo ficticio
Comentarios