LAB y ELA critican que UGT y CCOO se han "plegado a los deseos" de Tasubinsa y que tratan de "desactivar" la huelga

Foto: una concentración anterior
Foto: una concentración anterior

Llaman a los trabajadores a secundar masivamente la huelga del 27 de enero con el fin de "no perder poder adquisitivo"

LAB y ELA critican que UGT y CCOO se han "plegado a los deseos" de Tasubinsa y que tratan de "desactivar" la huelga

Los sindicatos LAB y ELA han mostrado su "más firme repulsa" al proceder de UGT y CCOO que, "aun estando en minoría en el Comité de Empresa de Tasubinsa", han "acordado con la dirección no garantizar la subida del IPC y han maniobrado para desactivar" la jornada de huelga prevista para el 27 de enero, que había sido planificada por las cuatro centrales sindicales". De esta forma, han criticado que ambos sindicatos se han "plegado a los deseos" de la empresa "de empobrecer a la plantilla".

Tal y como han recogido en nota de prensa LAB y ELA, con 8 y 4 delegados y delegadas de 21, respectivamente, "llaman a los trabajadores y trabajadoras de Tasubinsa a secundar masivamente la huelga del 27 de enero con el fin de no perder poder adquisitivo".

Según han relatado, tras nueve meses de negociación del convenio, el 13 de octubre de 2021 la dirección de Tasubinsa "dejó de ofrecer todo lo que había ofrecido hasta la fecha y trasladó su intención de no garantizar el IPC". Ante este "atropello", el Comité de Empresa al completo (LAB, UGT, ELA y CCOO) "decidió iniciar un ciclo de concentraciones en distintos centros de Tasubinsa para reclamar no perder poder adquisitivo".

Tras valorar conjuntamente las concentraciones y con el mismo objetivo de que la plantilla no empobrezca, el 26 de noviembre de 2021 los cuatro sindicatos "acordaron una hoja de ruta con un día de huelga el 27 de enero". Dentro del planteamiento acordado, los cuatro sindicatos pusieron pancartas en todos los centros y alrededores de los centros de Tasubinsa reclamando el IPC.

Además, los cuatro sindicatos "se comprometieron a mandar una convocatoria a prensa el día 4 de enero de 2022, para anunciar que el día 5 a las 11 horas en la sede de LAB de Pamplona el Comité en su totalidad llamaría a un día de huelga en Tasubinsa".

Sin embargo, "después de llamar a los medios y tan solo 23 horas antes de la rueda de prensa, UGT y CCOO intentaron neutralizar el llamamiento a la huelga". Posteriormente "y por el comunicado enviado por UGT y CCOO a prensa y a los centros, la mayoría del Comité compuesta por LAB y ELA se enteró de que han negociado con la dirección a espaldas del Comité y, lo que aún es más grave, han dejando de lado el acuerdo refrendado por todo el Comité el 14 de enero".

"Han renunciado a seguir reclamando el poder adquisitivo de toda la plantilla, han dejado de reclamar el IPC, han roto la unidad sindical, han hecho campaña en contra de la huelga y se han convertido en aliados indispensables de la dirección de Tasubinsa para empobrecer a toda la plantilla", han remarcado desde ELA y LAB.

Ante este "giro" de UGT y CCOO de "asumir que la plantilla no tenga el mismo poder adquisitivo al no garantizar la subida del IPC", la "mayoría del Comité, compuesto por representantes de LAB y de ELA, sigue manteniendo la jornada de huelga el 27 de enero para que toda la plantilla tenga la oportunidad de no acudir al trabajo de manera legal ese día en los turnos de mañana, tarde y noche".

LAB y ELA critican que UGT y CCOO se han "plegado a los deseos" de Tasubinsa y que tratan de "desactivar" la huelga
Comentarios