Irache valora de forma positiva la regulación que facilita la venta directa del productor al consumidor

Productos de la Huerta de Navarra...
Productos de la Huerta de Navarra...

Considera que puede fomentar la economía de pequeñas explotaciones, zonas rurales e impulsar el producto de cercanía

Irache valora de forma positiva la regulación que facilita la venta directa del productor al consumidor

La Asociación de Consumidores de Navarra Irache ha valorado de forma positiva la regulación propuesta por la Administración foral para facilitar la venta directa o de proximidad del productor al comprador.

Según han indicado en un comunicado, desde Irache se considera que "dar más opciones al consumidor, en este caso facilitar la compra lo más directa posible al ganadero o agricultor que hace el producto", es una "buena noticia" para los ciudadanos.

"Eso sí, el producto que llegue a las manos del consumidor debe tener todas las garantías sanitarias y de seguridad alimentaria. La normativa obliga a que productor e intermediario (si lo hay) cumplan la normativa correspondiente a su actividad en todas las etapas del producto", han añadido.

GRADO DE SOSTENIBILIDAD "MUY ALTO"

A juicio de Irache, el circuito corto de venta tiene unas características "propias" y ofrece "algunas ventajas interesantes". En primer lugar, ofrece un grado de sostenibilidad "muy alto", ya que "no tener que hacer grandes recorridos para transportar el producto, con su consiguiente consumo de combustible y contaminación medioambiental y venderlo, o que estas distancias sean mínimas, disminuye notablemente la afección medioambiental".

También se "disminuye la necesidad de almacenamiento con el gasto energético que en algunos casos puede conllevar". Otro aspecto "positivo" de este canal corto de venta, según Irache, es que "reduce el desperdicio alimentario que se produce en grandes desplazamientos y cantidades de productos y también minimiza la necesidad de envasado de los alimentos".

MÁS INFORMACIÓN Y TRANSPARENCIA SOBRE EL PRODUCTO

El trato directo entre el productor y el consumidor permite, o debería permitir, una "mejor y más transparente información" sobre el proceso de producción y las características del producto.

En este sentido, desde Irache consideran "interesante" formar a los productores "para que hagan llegar una información de máxima calidad y accesible al consumidor".

"De esta forma, se puede aumentar el conocimiento y la sensibilidad del consumidor hacia los productos de cercanía y la importancia de agricultores y ganaderos. Incluso podría estudiarse la posibilidad de ofrecer visitas al proceso de producción por parte de los consumidores", han apuntado.

SOSTENIMIENTO DE PEQUEÑAS EXPLOTACIONES Y DEL MUNDO RURAL

Facilitar el circuito corto, además, puede contribuir al mantenimiento del mundo rural mediante la venta directa de los ganaderos y productores a los vecinos de la localidad o de la zona o en mercadillos o ferias.

La venta directa puede contribuir a la vertebración del territorio, "uno de los grandes retos de la sociedad navarra de hoy".Además, "puede funcionar como un reclamo turístico más y hacer más atractivas zonas de Navarra como destinos vacacionales".

Por otro lado, el canal corto de venta "puede suponer otra vía de ingresos complementaria para muchas explotaciones de tamaño medio o pequeño y contribuir así a su viabilidad y aportar valor añadido a su negocio".

Junto a ello, desde Irache han remarcado que esta forma de comercialización "fortalece la autosuficiencia alimentaria y puede dar respuesta a la demanda de productos locales, frescos, de temporada y de calidad".

UN SELLO "QUE PUEDE SER POSITIVO" PERO QUE NO SUPONGA "SOBRECOSTE"

Irache considera "positivo" que se instaure un sello de identidad que identifique los establecimientos o productores de circuito corto de venta.

"Esto puede ayudar a su identificación por parte de los ciudadanos, a promocionarlo y facilitar su acceso y a otorgarle un cierto aval por parte de la Administración. Eso sí, se debe intentar que los requisitos para obtener el sello no supongan un sobrecoste que suponga para el productor más un inconveniente que una ventaja", han subrayado.

Otro punto "positivo" es la inclusión de los operadores de comercio electrónico como posibles intermediarios en la venta de proximidad. Incorporar internet, las nuevas tecnologías y la venta a domicilio en los canales cortos es "sin duda un valor añadido", que puede aumentar su visibilidad y conocimiento por parte del consumidor.

Según Irache, es "fundamental" trabajar con todos los productores y hacerles llegar una información "clara y transparente". "Sin duda, la normativa es una oportunidad para impulsar el canal corto de comercialización. Eso sí, se debe llevar a cabo una importante labor con los productores y los consumidores para consensuar las normas que deben cumplir en cada producto, darlas a conocer a todos ellos e informar sobre el registro en el que se deben inscribir y el logo que pueden utilizar", han manifestado.

Para conseguir potenciar el canal corto es "importante" hacer una campaña "eficiente y amplia" que informe de forma "transparente y clara" de estas cuestiones a todos los ganaderos y agricultores.

Por otro lado, también recomiendan analizar la fórmula con la que el productor debe identificarse al vender en canal corto, "para que el consumidor siempre sepa dónde dirigirse ante cualquier problema que pueda surgir".

Irache valora de forma positiva la regulación que facilita la venta directa del productor al consumidor
Comentarios