La industria agroalimentaria reclama medidas "urgentes" que permitan reducir sus costes

Foto: Diego Galilea, director general de Alinar - ALINAR
Foto: Diego Galilea, director general de Alinar - ALINAR

Desde la asociación han demandado asimismo una moratoria de los impuestos medioambientales, "que están lastrando seriamente la viabilidad empresarial"

La industria agroalimentaria reclama medidas "urgentes" que permitan reducir sus costes

La Asociación de Industrias Agroalimentarias de Navarra, La Rioja y Aragón, Alinar, ha solicitado "nuevamente y de manera urgente" ayudas para reducir los costes y "poder paliar el impacto que la fuerte y prolongada inflación está generando en la industria alimentaria".

Según han indicado en un comunicado, el objetivo "prioritario" es priorizar la reducción de los costes energéticos "tan relevantes" en el sector, para a su vez contener los precios y proteger el consumo.

Por un lado, Alinar se une a la demanda realizada por Vitartis, Asociación de la Industria Alimentaria de Castilla y León, que solicitaba aplicar a la industria agroalimentaria la misma reducción de cargas y peajes ya aprobada para las industrias electrointensivas en el Real Decreto-ley 6/2022 de medidas urgentes frente a la guerra de Ucrania.

Diego Galilea, director general de la asociación, sostiene que "esta medida supone una ligera bajada de los cargos regulados y una fuerte bajada del 80% en los peajes regulados". "Por tanto, y dado el carácter esencial y estratégico de nuestro sector, creemos de vital importancia aplicar esta reducción ya que permitiría rebajar sustancialmente el coste energético mensual de nuestras industrias", ha indicado.

En relación al "aumento generalizado de costes en el sector", Galilea ha recalcado que el del gas "es uno de los que más está minando la rentabilidad empresarial" y ha considerado que el ministerio "debe aprobar ayudas específicas dirigidas a la industria agroalimentaria ya que en la última convocatoria de ayudas directas a la industria gasintensiva las empresas agroalimentarias quedaron excluidas, siendo un sector estratégico para las comunidades de Navarra, La Rioja y Aragón".

Por otro lado, desde la asociación han valorado "positivamente" aplicar una reducción o supresión temporal del IVA de los alimentos y han apuntado que, ante la pérdida de poder adquisitivo del consumidor, "esta medida garantizará que los precios se ajusten más a la actual capacidad adquisitiva de las personas, y evitará que se vean obligadas a elegir, exclusivamente, productos básicos y de menor valor añadido en su lista de la compra".

Desde la asociación han demandado asimismo una moratoria de los impuestos medioambientales, "que están lastrando seriamente la viabilidad empresarial".

En relación a la entrada en vigor en 2023 del Impuesto Especial a los Envases de Plástico, Galilea ha destacado que en esta coyuntura "tan complicada", aplicar este impuesto "sin duda va a restar competitividad a las empresas y a encarecer aún más los precios de los alimentos y bebidas".

En este sentido, Alinar ha trasladado a través de su federación nacional, FIAB, la necesidad de retrasar la entrada en vigor de este impuesto, y ha considerado "fundamental" evitar la aplicación de nuevas cargas fiscales o regulatorias al sector "en esta situación de tanta incertidumbre".

Asimismo, Alinar ha querido trasladar "el hastío generalizado entre la comunidad industrial agroalimentaria ante un PERTE que no llega". "Llevamos más de un año con esta tensión de costes, la financiación y las inversiones de las empresas están seriamente condicionadas. Nos preocupan la falta de confianza generalizada en el PERTE Agroalimentario como un elemento que permita realmente transformar el sector, tanto por su escasa cuantía como por los plazos, que se están dilatando tediosamente, coincidiendo con el peor contexto empresarial imaginable", han apuntado desde la dirección general.

Desde la asociación quieren poner en valor el "enorme esfuerzo" que las empresas agroalimentarias "han realizado y siguen realizando para contener la repercusión de la subida de costes de producción en los precios de los alimentos". Al respecto, Diego Galilea ha afirmado que la situación lleva "demasiado tiempo siendo difícilmente sostenible para muchas empresas". "Como asociación, queremos poner el foco en este sector, que es esencial, y adelantarnos para evitar mayores tensiones en la cadena, porque una crisis alimentaria puede ser peor que una crisis energética", ha concluido.

La industria agroalimentaria reclama medidas "urgentes" que permitan reducir sus costes
Comentarios