Así será la nueva avenida de Aróstegui en Etxabakoitz: pasará a ser una gran vía residencial con 17 bloques y dos edificios de 15 alturas

Avenida Aróstegui de Etxabakoitz
Avenida Aróstegui de Etxabakoitz
Se plantea la mejora de la conectividad visual, peatonal y ciclable entre San Jorge y Buztintxuri; y la posibilidad de conservar 39 viviendas en los portales 1 al 5 de la calle Etxabakoitz
Así será la nueva avenida de Aróstegui en Etxabakoitz: pasará a ser una gran vía residencial con 17 bloques y dos edificios de 15 alturas

La avenida de Aróstegui de Pamplona se transformará en una gran vía residencial con 17 bloques y dos edificios singulares de 15 alturas en sus extremos.

Así lo han dado a conocer este martes el consejero de Cohesión Territorial del Gobierno de Navarra y presidente del Consorcio Alta Velocidad-Comarca de Pamplona, Bernardo Ciriza, y el vicepresidente segundo y consejero de Ordenación del Territorio, Vivienda, Paisaje y Proyectos Estratégicos, José María Aierdi, tras la reunión mantenida por el Consorcio, donde se ha presentado el proceso de participación ciudadana de la modificación del Plan Sectorial de Incidencia Supramunicipal (PSIS) de Etxabakoitz.

Ciriza y Aierdi han comparecido en rueda de prensa junto al director general de Obras Públicas e Infraestructuras, Pedro López, y al coordinador del PSIS de Etxabakoitz, Juan López.

El Gobierno de Navarra propone cuatro alternativas para llevar a cabo la nueva ordenación en el área de Etxabakoitz así como en la zona de la actual estación de tren en San Jorge. Todas ellas comparten, como principales novedades con respecto a la actual ordenación, un incremento de viviendas, especialmente protegidas, a costa de reducir los usos terciarios (oficinas) y comerciales; un aumento de espacios dotacionales, de servicios y de zonas verdes; la transformación de la avenida de Aróstegui en una gran vía residencial, con un carácter "más amable y sostenible"; la mejora de la conectividad visual, peatonal y ciclable entre San Jorge y Buztintxuri; y la posibilidad de conservar 39 viviendas en los portales 1 al 5 de la calle Etxabakoitz, entre otras.

Las tres primeras alternativas únicamente se diferencian entre sí en las áreas de reparto, es decir, en los ámbitos de gestión para el reparto de los derechos urbanísticos y de las cargas de urbanización. En la primera alternativa se plantea una única área de reparto; en la segunda, dos; en la tercera, un total de tres. Con respecto a la cuarta alternativa, ésta amplía el área del PSIS por el este y hasta el río Elorz, pudiendo tener sentido desde el punto de vista urbanístico. Sin embargo, el hecho de que uno de sus bordes venga dado por el río Elorz, y de que se trate de un suelo plano y en buena parte inundable, podría conllevar que el proceso fuese bastante más complejo y dilatado en el tiempo. Esta cuarta alternativa plantea, además, cuatro áreas de reparto.

En lo que se refiere a la viabilidad económica, actualmente se puede concluir que esta actuación es viable, dado que el valor del suelo urbanizado es muy superior a los costes de urbanización, según ha asegurado el Gobierno de Navarra.

En la reunión celebrada este martes por el Consorcio se ha explicado que, según un informe reciente, la posible afección de la mercantil Huntsman al entorno se ha reducido considerablemente, afectando apenas a la ordenación propuesta. Por tanto, la presencia de esta planta química, en el lugar durante algún tiempo, no condiciona el desarrollo urbanístico.

En lo que respecta a la vivienda, el Ejecutivo foral contempla, en el nuevo planeamiento y en base a la legislación actual, al menos, 11.733 viviendas, de las cuales 6.724 serían protegidas, casi 1.800 más de las previstas inicialmente. De ellas, un total de 3.125 serían VPO y otras 3.599, VPT. Además, se proyectan otras 5.009 viviendas libres frente a las 4.065 previstas de manera inicial.

La construcción de viviendas se desarrollaría por fases en función de la demanda real y no en un solo desarrollo urbanístico, precisamente uno de los factores que hacen económicamente inviable los números del actual PSIS. Cabe mencionar que en la cuarta de las alternativas, al ampliarse el ámbito de actuación, se podría incrementar el número de viviendas en 2.452.

Con respecto a la superficie comercial, ésta se reduciría de manera considerable en 210.000 metros cuadrados, dado que en el PSIS inicial se contemplaba una superficie completamente desproporcionada tanto para comercio de gran superficie como para oficinas. Esta reducción no afectaría al comercio de proximidad. De este modo, se plantea una superficie comercial de en torno a 105.000 metros cuadrados. Cabe destacar que se contempla un espacio destinado a gasolinera así como otro específico para un hotel lindante con la nueva estación de tren.

En lo que se refiere a los espacios dotacionales y de servicios, se contemplan 214.000 metros cuadrados en todo el ámbito del PSIS. En cuanto a las zonas verdes, también se produce un incremento alcanzándose los 697.000 metros cuadrados.

La zona de Etxabakoitz se apoyará sobre dos ejes viarios principales: la avenida de Aróstegui y el eje perpendicular que parte de Barañáin y acaba en el nudo sur con la A-15. Cabe destacar que se proyecta la eliminación o paliación del tráfico en el vial que discurre al sur del Grupo Urdánoz.

Esta zona dispondrá de 10.402 viviendas, de las cuales 5.961 serían protegidas y 4.441 libres. Se reservan 613.000 metros cuadrados para zonas verdes. A este respecto cabe destacar que se plantea que en la ladera que separa Etxabakoitz de Barañáin no haya ninguna edificación y, por el contrario, se habilite un parque público. Asimismo, la superficie de suelo destinada a espacios dotacionales y de servicios alcanzaría los 182.000 metros cuadrados.

La avenida de Aróstegui, de 63 metros de anchura, se configurará como una vía urbana de fuerte componente residencial (1.600 viviendas). Constará de 17 bloques de viviendas que dispondrán de bajos comerciales. La altura proyectada es de 10 alturas y ático. Dispondrá de dos edificios singulares de 15 alturas en sus extremos. En cuanto al resto de calles, se prevén manzanas de siete alturas y ático. Asimismo, se propone la formalización de otros edificios singulares en la cabeza del conjunto situado junto a Barañáin, en la glorieta situada junto al Grupo Urdánoz, y en la nueva plaza principal, en forma de cuatro torres entre las que discurre el Camino de Santiago.

Al menos, en la avenida de Aróstegui deben plantearse carriles bici en ambas márgenes. En cuanto al transporte colectivo, a lo largo de la avenida, deberá plantearse la segregación del carril bus.

En esta zona, se propone la creación de dos plazas y de un tercer lugar de encuentro situado frente a la nueva estación. La plaza principal del barrio se ubica al sur de la actuación y abierta al paisaje. Cerca del grupo Urdánoz y del conjunto dotacional existente, se proyecta una segunda plaza. El tercer espacio de estancia se halla frente a la estación, al amparo del edificio singular que marca la entrada en la avenida urbana más importante.

Con respecto a los edificios existentes en el ámbito del PSIS en esta zona van a tener que declararse fuera de ordenación. En cuanto a los edificios que contienen actividades económicas, ni su forma ni su uso guardan concordancia con el carácter de los nuevos barrios.

En lo que respecta a las viviendas existentes, un total de 39, pertenecientes a cinco portales de los números 1 al 5 de la calle Etxabakoitz, podrían mantenerse. Se integrarían en una manzana que se completa con un nuevo edificio de cinco plantas de altura, es decir, de idéntica altura a la de cuatro de los portales consolidados.

Por el contrario, otras 115 viviendas están situadas sobre espacios que necesariamente van a estar destinados a viales públicos y, por consiguiente, desde un punto de vista técnico no es posible mantenerlas en la nueva ordenación propuesta. Según ha señalado el Gobierno foral, algunas de ellas se encuentran en estado ruinoso y deshabitadas. También se propone la descatalogación de algunos edificios industriales, los cuales en el PSIS se destinan para equipamientos y, en el caso del silo, a viviendas.

Así será la nueva avenida de Aróstegui en Etxabakoitz: pasará a ser una gran vía residencial con 17 bloques y dos edificios de 15 alturas
Comentarios