El Xota vence el derbi liguero de Anaitasuna (4-2)

E784AC67-5DDD-4B16-8757-680805D92F75
Foto: Xota
2.500 aficionados disfrutaron de un gran espectáculo entre los dos representantes de la Comunidad foral en Primera División de la Liga Nacional de Fútbol Sala
El Xota vence el derbi liguero de Anaitasuna (4-2)

Triunfo por 4-2 de Osasuna Magna sobre el Aspil Jumpers Ribera Navarra. Los de Pamplona doblegaron a los riberos en un intenso partido, que tras llegar igualado al descanso con gol de Juninho (1-1), los tantos de Fabinho, Roberto Martil y Asier Llamas desnivelaron la balanza.

No tuvo un buen inicio el partido, pues Jhonatan Linhares se lesionó a los minutos de juego en una acción individual. El jugador brasileño notó un pinchazo y rápidamente tuvo que detenerse el juego. Su cara de circunstancias lo decía todo mientras era atendido por los médicos. No pudo continuar. Una vez reanudado el juego Carlos Bartolomé puso en apuros a Asier Llamas con un disparo desde la frontal que el meta local atajó en dos tiempos.

La reacción del Xota llegaba a cargo de Carlos Vento, que tras ganar la espalda a su marca se sacó un fuerte disparo cruzado directo a la cruceta. El palo repelió el envío. También Marcäo evitó el 1-0 al taponar el disparo de Fabinho, que se había plantado ante el meta rival en un duelo de uno para uno. La asistencia se la dio Dani Zurdo, que disputaba sus primeros minutos tras la lesión.

Con el paso de los minutos Osasuna Magna se apoderaba del balón, ante un Ribera Navarra que esperaba en su pista buscando hacer daño al contragolpe. Cada vez que recuperaban intentaban correr a la espalda. En una de esas, Asier Llamas detuvo un disparo raso de Bartolome, ajustado al palo.

A cuatro minutos para el descanso Toni Escribano estuvo muy cerca de ganar un balón a la espalda, pero Marcäo llegó primero. Acto seguido Ribera Navarra apostó por crear superioridad en pista rival con el propio portero, situación que puso el susto en la grada cuando un golpeo de David estuvo a punto de engañar a Asier. El de Irurtzun se hizo con el balón en la línea de gol. Su posterior disparo lejano no acertó con el arco ribero.

En el minuto 17 de nuevo Marcäo subía con el balón, aunque en esta ocasión iba a ser Fabinho el que robaría el balón. Corrió en busca de la portería vacía y cuando se disponía a golpear a gol, Nacho le agarró por detrás provocando falta. El colegiado expulsó al ribero señalando falta en la frontal. En esa jugada a balón parado, tras el movimiento del balón, Juninho enviaba la pelota al fondo de la red. Esa superioridad numérica fue determinante para poner el 1-0.

No iba a durar la ventaja demasiado, ya que un minuto después Terry hacía el empate en un despiste al segundo palo. Un saque de banda lo convirtió el jugador naranja en el 1-1. La tuvo después Roberto Martil, que recibió un gran pase dentro del área. Su control orientado y posterior remate lo repelió Marcäo. Otra jugada antes del descanso sería para Carlos Vento. Nueva recuperación del venezolano que tras recorrer media pista se quedó sin ángulo de remate. Mandó el esférico al lateral de la red. Así se llegaría al descanso.

La segunda parte iba a empezar con dominio visitante. Osasuna Magna no lograba zafarse del asedio naranja, con un Asier Llamas que sujetaba a los suyos. Una ocasión muy clara la tuvo Uge, que robó un balón junto a la zona de banquillos y tras encarar a Asier mandó la pelota a las gradas. Más adelante Terry estrellaba un balón al larguero. El gol ribero parecía estar más cerca, pero cosas del fútbol sala, Fabinho se hizo con un esférico en zona interior y tras conducir y llegar a los diez metros, de fuerte disparo ajustó su golpeo para batir a Marcao. El CD Xota volvía a mandar en el marcador llegados al minuto 28 de juego (2-1).

Xota iba a conseguir mantener la renta a diferencia que en la primera mitad y restando 10 minutos para el final, Josu Mendive no logró anotar el tercero por escasos centímetros. Un remate cruzado de Ion Cerviño no lo alcanzó por muy poco el de Zubiri, que llegaba con todo al segundo palo.

El partido entraba en su fase decisiva, mientras que ninguno de los dos entrenadores pedía tiempo muerto. Cada balón se disputaba al máximo y en una acción de ida y vuelta, en la que primero fue el Ribera quien apunto estuvo de encarar a Asier Llamas, resultó ser Roberto Martil el que robó para encarar a Marcäo y de gran punterazo introducir la pelota en el fondo de la portería ribera. Era el 3-1 a falta de poco más de cuatro minutos para el final. A continuación el Ribera Navarra FS optó por el portero jugador.

El derbi se ponía muy emocionante, con un Ribera Navarra que jugaba con prisas y un Osasuna Magna que buscaba resistir. Sin embargo, Espín recortaba diferencias (3-2) en el minuto 37. Había que sufrir, pero en el último minuto Asier Llamas desde su propia área consiguió el definitivo 4-2 que daba los tres puntos a los de Pamplona.

Gran triunfo en liga antes de visitar al Gran Canaria FS en Copa del Rey.

El Xota vence el derbi liguero de Anaitasuna (4-2)
Comentarios